Mueren 5 al desplomarse techo de mina en suroeste de China

En esta fotografía difundida por la agencia noticiosa Xinhua, varios rescatistas laboran el viernes 24 de febrero de 2023 en el sitio donde ocurrió un deslave en una mina de carbón a cielo abierto, en la Liga Alxa, región de Mongolia Interior, en el norte de China. (Lian Zhen/Xinhua vía AP) (ASSOCIATED PRESS)

BEIJING (AP) — Al menos cinco trabajadores murieron el domingo al desplomarse un techo de una mina en el suroeste de China, mientras que las esperanzas de rescatar a 47 mineros atrapados bajo toneladas de escombros tras un desastre en una mina del norte del país la semana pasada parecen desvanecerse.

En China suelen ocurrir accidentes mineros letales, aunque las autoridades han logrado disminuir la cifra de fallecimientos al hacer énfasis en la seguridad y cerrar operaciones más pequeñas que carecían del equipo necesario.

En la mina en la provincia de Sichuan, 25 mineros se encontraban bajo tierra cuando parte del techo se les vino encima por la mañana. Cinco murieron, tres resultaron heridos de gravedad y los demás lograron escapar ilesos, indicó el Departamento de Manejo de Emergencias de la provincia. En reportes se indicó que la mina no era de carbón, sin dar más detalles.

Mientras tanto, continuaban las labores de rescate en la mina a cielo abierto en la Liga Alxa, de la provincia de Mongolia Interior. La cifra de fallecimientos se mantiene en seis, y otros seis trabajadores fueron rescatados vivos. La causa del derrumbe de un muro de la mina hace seis días está bajo investigación y hay varios detenidos, aunque se desconoce cuántos.

El presidente chino Xi Jingping ha pedido implementar labores de búsqueda y rescate “por todos los medios”, y las autoridades locales han ordenado llevar a cabo inspecciones y mejoras a la seguridad en otras minas de la Mongolia Interior que producen gran parte del carbón, metales y tierras raras de los que depende la economía china.

Nadie respondió a las llamadas efectuadas al Ministerio de Manejo de Emergencias el lunes. En el último reporte oficial sobre las labores de rescate el sábado se indica que los escombros en dos corredores ya habían sido retirados con el fin de introducir más equipo, y que también se estaba utilizando un radar capaz de detectar objetos bajo tierra.

Previamente, más de 1.000 rescatistas fueron enviados al lugar, donde están utilizando maquinaria pesada, equipo para detectar seres vivos y perros de rescate.

Horas después del derrumbe inicial, otro deslave obligó a suspender varias horas las labores de rescate durante el periodo crucial para rescatar a sobrevivientes. Desde entonces, los rescatistas están excavando cuidadosamente por capas para evitar provocar más desplomes.