Mueren 135 personas y cientos quedan sin hogar a causa de las lluvias en Pakistán

·3  min de lectura

Unas 135 personas murieron, decenas de miles quedaron varadas en regiones remotas y las carreteras de varias ciudades se inundaron debido a las lluvias récord que azotaron Pakistán, estropeando las Festividades del Eid al-Adha.

Alrededor de 154 personas resultaron heridas en incidentes relacionados con la lluvia en todo Pakistán, según la actualización publicada el 9 de julio por la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres (NDMA) del país.

Al menos 57 personas, incluidas mujeres y niños, murieron en la provincia sureña de Baluchistán , una de las provincias más pobres del país.

Miles de personas más quedaron sin hogar, varadas o desaparecidas después de que sus hogares se derrumbaran con las lluvias torrenciales que continuaron azotando la región durante más de una semana, las peores que ha visto el país en tres décadas.

En la provincia se estimaron enormes pérdidas de propiedad y ganado, incluidos daños a cinco represas y casi 500 casas.

Al menos 10 represas se rompieron en varios distritos de la provincia, lo que obligó a las autoridades a emitir una advertencia a las personas para que desalojaran sus casas y se retiraran.

En las imágenes de las ciudades más desarrolladas de Rawalpindi, en Punjab, y la ciudad capital de Islamabad, se veía a personas caminando por caminos inundados.

Caminos inundados en Karachi después de la lluvia (AP)
Caminos inundados en Karachi después de la lluvia (AP)

Las personas sufrieron prolongados atascos de tráfico y cortes de energía, mientras que las actividades comerciales, que se esperaba brindaran alivio a las empresas afectadas por la pandemia durante el Eid, se vieron afectadas por las inundaciones repentinas.

Las imágenes proyectadas por emisoras privadas mostraban a personas en asentamientos inundados y otras que parecían escapar de sus hogares, donde el agua les llegaba al pecho.

Sherry Rehman, ministra de Cambio Climático del país, señaló que las provincias de Sindh y Baluchistán ya habían registrado lluvias récord en julio.

Calificando los hechos de tragedia nacional, agregó: “Los niveles de agua son altos y la gente debe tener cuidado porque los patrones de los monzones están cambiando. En este momento, las lluvias en Pakistán son un 87 por ciento más que el chubasco promedio”.

Niños cargan artículos domésticos mientras atraviesan un área inundada después de una lluvia monzónica en Quetta (AFP vía Getty Images)
Niños cargan artículos domésticos mientras atraviesan un área inundada después de una lluvia monzónica en Quetta (AFP vía Getty Images)

Al menos 24 personas han muerto en la provincia de Sindh, en Pakistán, mientras que 21 han perecido en Punjab, según datos del gobierno.

En la provincia noroccidental de Khyber Pakhtunkhwa, 18 personas han muerto. Dos personas, entre ellas un niño de seis años, murieron y cuatro resultaron heridas cuando su casa se derrumbó debido a la lluvia, según un comunicado oficial del distrito.

Camellos en un mercado de ganado tras una lluvia, antes del próximo festival musulmán (AFP vía Getty Images)
Camellos en un mercado de ganado tras una lluvia, antes del próximo festival musulmán (AFP vía Getty Images)

La nación del sur de Asia lidia con lluvias monzónicas devastadoras todos los años, generando críticas por la mala planificación e infraestructura del gobierno. La temporada de monzones, que va de julio a septiembre, ha empeorado con los años en el continente debido al cambio climático.

Las inundaciones de 2010 son las peores de la historia reciente, pues el diluvio afectó a 20 millones de personas y dañó infraestructura por valor de miles de millones de dólares en vastas zonas del país. Casi una quinta parte de Pakistán se vio afectada debido a las inundaciones.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.