Muere Magawa, rata detectora de minas; localizó más de cien explosivos

·3  min de lectura

Una rata detectora de minas, condecorada por su valentía en Camboya por ayudar a salvar vidas, murió este fin de semana, anunció el martes la oenegé que la adiestró.

Magawa, una rata africana gigante originaria de Tanzania, ayudó a limpiar cerca de 225,000 metros cuadrados de tierra, equivalentes a 42 campos de futbol.

Durante sus cinco años de carrera detectó más de cien minas y otros explosivos. El roedor se retiró en junio pasado. Magawa murió “pacíficamente” el fin de semana pasado a la edad de ocho años, indicó la ONG belga APOPO en un comunicado.

“Todos en APOPO sentimos la pérdida de Magawa y estamos agradecidos por el increíble trabajo que realizó”, destacó el grupo.

APOPO dijo que Magawa estaba sana, y pasó la mayor parte del fin de semana jugando con su entusiasmo habitual. Pero había comenzado a dar signos de cansancio el domingo “tomando más siestas y con menos apetito”.

Activa en Asia y África, la ONG belga había formado a Magawa premiándola con sus alimentos favoritos: plátanos y cacahuetes. Le habían enseñado a rascar la tierra para señalar a los humanos la presencia del TNT contenido en los explosivos.

Esta técnica permite trabajar mucho más rápido que con un detector de metales, pues evita confundir minas con chatarra.

No te pierdas: Chimpancé criada por humanos es asesinada por congéneres en santuario de reintegración

Con sus 70 centímetros, Magawa exploraba el equivalente de una cancha de tenis en 30 minutos, tarea que tomaría hasta cuatro días a un humano equipado con un detector de metales.

En septiembre de 2020, Magawa recibió una medalla de oro de la Asociación de Protección de Animales del Reino Unido (People’s Dispensary for Sick Animals), que recompensa anualmente a un animal por su valentía.

En un obituario publicado hoy, la organización benéfica dijo: “Cada descubrimiento que [Magawa] hizo redujo el riesgo de lesiones o muerte para el pueblo de Camboya. Desde 2000, APOPO desarrolla su sede operativa, centro de capacitación y cría en SUA (Universidad de Agricultura de Sokoine), donde nacen y entrenan todas las ratas detectoras de minas terrestres.

“Este también es el hogar del departamento de innovación de APOPO, que investiga y desarrolla las aplicaciones innovadoras y las técnicas avanzadas utilizadas en las operaciones existentes. Aquí es donde [Magawa] aprendió a encontrar explosivos usando su increíble sentido del olfato. Magawa se mudó a Siem Reap en Camboya en 2016, donde comenzó su carrera”.

También lee: Tortugas siamesas con dos cabezas y seis patas son descubiertas en un manantial

En su declaración, la organización benéfica también explicó: “Más de 60 millones de personas que viven en 59 países, desde Camboya hasta Zimbabue, viven todos los días con miedo a las minas terrestres y otros restos de conflictos pasados. Las minas terrestres siguen infligiendo dolor y miedo a una nueva generación de camboyanos. Una generación que ni siquiera nació cuando se colocaron estas minas.

“La limpieza de campos minados es un trabajo intenso, difícil y peligroso y exige precisión y tiempo. Aquí es donde los sistemas de detección de animales de APOPO pueden aumentar la eficiencia y reducir los costos”.

El obituario de APOPO concluyó: “Es gracias a todos ustedes que Magawa dejará un legado duradero en las vidas que salvó como rata de detección de minas terrestres en Camboya. Gracias a todos, desde el fondo de nuestros corazones, por su apoyo durante este momento difícil”. N

Te interesa: Zorros con las patas deformes y sin orejas son hallados en criaderos de ‘alto bienestar’

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.