El MTI de Miami revalida título de centro con más trasplantes en EE.UU.

Agencia EFE
·4  min de lectura

Miami, 18 feb (EFE News).- El Instituto del Trasplante de Miami (MTI) no cerró sus quirófanos pese a la pandemia de covid-19 y en 2020 realizó 721 trasplantes de órganos, lo que lo acredita como el principal centro de operaciones de este tipo en Estados Unidos por segundo año consecutivo.

Trasplantados en el MTI como el policía cubano-estadounidense Manuel Ubieta, que recibió un riñón, o la niña ecuatoriana Ana Paula Morán Vélez, que fue sometida a un trasplante de intestino, agradecieron este jueves al MTI en una conferencia virtual celebrada con motivo de la presentación de un documental especial.

"Trasplantando durante la pandemia; cómo el MTI plantó cara a la covid-19" muestra el trabajo realizado en el difícil 2020 en ese centro, creado conjuntamente por el Jackson Health System y el sistema de salud de la Universidad de Miami (UHealth).

Cirujanos, pacientes, directivos y personal del MTI hablan ante las cámaras para esta producción, en la que se muestran distintos aspectos de la difícil tarea de organizar un trasplante, complicada aun más por la covid-19, así como los preparativos de las intervenciones y cómo vivieron los pacientes la hospitalización y convalecencia.

UN POLICIA TRASPLANTADO Y SOBREVIVIENTE DE COVID-19

"Los más duro fue no tener a la familia", dijo Ubieta, un policía de la ciudad de Doral, en el condado de Miami-Dade, al que le trasplantaron un riñón en mayo pasado y que en noviembre, cuando ya había regresado a su trabajo, se contagió de covid-19, lo que le obligo a permanecer 26 días en el hospital, 16 de ellos en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Ubieta aparece en el documental en plena recuperación de la covid-19 y hablando con su esposa mediante una tableta. "Lucha, por favor, por tus hijos y por todos nosotros", le ruega ella.

A sus 55 años, ya ha sido trasplantado dos veces. La primera vez recibió un riñón de su esposa pero lo rechazó a los ocho meses y, según cuenta a Efe, cuando le llamaron del MTI para decirle que había un riñón para él no podía creer que estuvieran haciendo trasplantes en plena pandemia.

Giselle Guerra, directora médica del MTI y directora médica de programas de trasplante de riñón y donación de riñón en vida, explicó que cuando estalló la pandemia el equipo se reunió para decidir qué casos de personas que estaban en sus listas de espera de órganos iban a atender.

Al principio se pararon por un tiempo los trasplantes de riñón en personas mayores de 70 años por el riesgo de contagio de covid-19, agravado por los inmunodepresores que deben tomar los pacientes para evitar el rechazo del órgano, y la dificultad de que pudieran sobrevivir a ello.

También hubo suspensiones de las donaciones de riñones y páncreas, y de trasplantes de pulmón por un tiempo, mientras la incidencia de la covid-19 era alta.

Asimismo se extremaron las medidas para tener certeza de que donantes y receptores no estuvieran contagiados.

Hoy, Rodrigo Vianna, director del Instituto y jefe de trasplantes de hígado, intestinales y multiviscerales, expresó su satisfacción por no haber detenido una tarea que salva muchas vidas y a la que el equipo de MTI está dedicado en exclusividad.

HISPANOS Y TRASPLANTES

Vianna resaltó que el MTI busca órganos en todo el país, porque lo principal en este trabajo es tener los suficientes, y atiende a personas de todo el mundo, como la hija de Manuel Morán y Ana Vélez o el famoso cantante venezolano José Luis Rodríguez "El Puma", que recibió un doble trasplante de pulmón en 2017.

A preguntas de Efe, Guerra indicó que pensaban que con la pandemia las donaciones iban a bajar pero finalmente los números se mantuvieron prácticamente iguales a los de 2019.

De acuerdo con los datos publicados por Organ Procurement and Transplantation Network/United Network for Organ Sharing (OPTN/UNOS), el MTI realizó 721 trasplantes en 2020, solo ligeramente por debajo de los 747 realizados el año precedente.

El programa de riñón del MTI sigue siendo el más grande del país, con 489 trasplantes realizados en 2020, y los programas de intestino, hígado y páncreas para adultos se ubicaron entre los 10 primeros.

En cuanto a los trasplantes a niños, el MTI comparte el primer lugar con otro centro, y en riñón e hígado se clasificó entre los 10 primeros.

Un 90 % de los adultos estadounidenses apoyan la donación de órganos, pero solo 60 % han hecho el trámite necesario para convertirse en donantes.

La cifra proviene de la oficina del Gobierno estadounidenses sobre donación de órganos y trasplantes, en cuya página se ve que en la lista de espera de trasplantes los blancos caucásicos son los más numerosos y también los que finalmente reciben un órgano.

Los hispanos están en tercer lugar, por detrás de los afroamericanos.

Ubieta dice a Efe que se siente "bendecido" por haber recibido un riñón, pero cuando se le pregunta si ya se inscribió como donante dice que todavía no, que lo piensa hacer pronto.

Cada persona puede salvar hasta ocho vidas si dona sus órganos.

(c) Agencia EFE