El motivo por el que Jennifer Lawrence dejó el colegio a los 14 años

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 18 (EL UNIVERSAL).- Jennifer Lawrence es una de las actrices y productoras más queridas y talentosas de Hollywood. La joven de 32 años ha logrado consagrarse en el mundo de Hollywood gracias a sus papeles en películas como "Mother", la saga de "Los juegos del hambre", la reciente "No miren arriba", entre muchas otras más.

La protagonista de "Los Juegos del Hambre" comenzó a actuar desde muy joven, pero para llegar al mundo del espectáculo tuvo que comenzar trabajando como modelo. Sin embargo, Jennifer Lawrence tenía muchos problemas para congeniar su trabajo como modelo, sus sueños como actriz y todos los problemas o dificultades que tenía que enfrentar en su casa.

La actriz recientemente promocionó su película "Causeway" en el Festival de Cine de Toronto (TIFF) y en una conferencia de prensa habló sobre cómo fue su adolescencia y de todos los problemas que tuvo que enfrentar siendo muy joven. Incluso Jennifer Lawrence aseguró que nunca logró graduarse de la secundaria.

Jennifer Lawrence nació y creció en Louisville (Kentucky), y a los 14 años logró convencer a sus padres para que la dejaran dedicarse a la actuación. Pero sus deseos de ser actriz no fueron lo único que influyó en ella para que dejara de estudiar. Lawrence tuvo problemas en su infancia debido a su hiperactividad y su ansiedad, lo que no le permitía encajar entre sus compañeros de curso.

"Me fui de casa cuando tenía 14 años. Mi relación con mi hogar siempre fue muy complicada", aseguró Lawrence en el Festival de Cine de Toronto. Cuando la actriz tenía 14 años, y mientras se encontraba en unas vacaciones familiares en la ciudad de Nueva York, fue descubierta en la calle por un agente de talento que le organizó una audición. Su madre no estaba dispuesta a permitir que su hija siguiera una carrera como actriz, sin embargo, se mudó brevemente con su familia a Nueva York para permitirle a Jennifer presentar algunas audiciones.

Lawrence asistió a varias audiciones mientras que al mismo tiempo trabajaba como modelo. Luego viajó a Los Ángeles y continuó presentándose en diversas audiciones. En ese entonces decidió abandonar la escuela y perseguir su sueño como actriz. Su primera gran oportunidad llegó en el 2006 cuando formó parte de la serie "Company Town", y en el 2008 partició en la película dramática The Burning Plain, un drama narrado en formato de película coral y protagonizado por Kim Basinger y Charlize Theron. Lawrence recibió críticas positivas por su papel e incluso ganó el premio Marcello Mastroianni en la categoría de mejor actriz emergente en el Festival de Cine de Venecia.