Moreno pide a líderes democráticos cerrar filas en defensa de la democracia

·5  min de lectura

Miami, 5 may (EFE News).- El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, cerró este miércoles un foro de defensa de la democracia en América Latina en Miami con un llamamiento a los Gobiernos democráticos de la región para que actúen "sincronizada y coordinadamente" como hacen las "dictaduras del socialismo de siglo XXI".

Moreno fue el orador principal del foro "Defensa de la Democracia en las Américas", organizado por el Instituto Interamericano para la Democracia (IID) ,y celebrado de manera presencial en un hotel de Miami con la participación del secretario general de la OEA, Luis Almagro, expresidentes, políticos, académicos y artistas.

Las amenazas y agresiones a los sistemas democráticos y cómo actuar frente a ellas y las dictaduras de América Latina y la influencia en ellas del crimen organizado fueron los temas dominantes en una reunión en la que los Gobiernos de Cuba, Venezuela, Nicaragua y Bolivia salieron permanentemente a colación.

El titular de la Organización de Estados Americanos (OEA) llamó a no confundir "las democracias imperfectas", que según dijo son la gran mayoría de las latinoamericanas, con las dictaduras que, a su juicio, gobiernan en los cuatro países mencionados.

Lo hizo al referirse a El Salvador y a acciones como la destitución de la sala constitucional de la Corte Suprema y del fiscal general por parte de la mayoría oficialista en el Congreso.

Almagro subrayó que si el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, persiste en actuar incorrectamente y no respeta la independencia de los poderes del Estado va a tomar el camino que tomaron en su día Venezuela, Cuba, Nicaragua y Bolivia, e instó a ayudar a que la democracia prevalezca en El Salvador.

Según dijo, no se puede "regalar" ese país al bloque bolivariano, al que acusó de tener "una dinámica desestabilizadora", cuyo "laboratorio central está en Cuba" y la plataforma principal en Venezuela, para hacer tambalear a los Gobiernos democráticos.

Almagro indicó que le gustaría seguir el rastro del "dinero bolivariano" en cada campaña electoral del continente, desde Canadá hasta la Patagonia, porque -dijo- cuando ese dinero permea los sistemas democráticos los perfora como un "queso gruyere".

MORENO Y SUS CANAS POR EL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI

El presidente ecuatoriano, que entregará el poder el 24 de mayo al conservador Guillermo Lasso, habló en el foro de las "sorpresas" que dan las elecciones democráticas, como el triunfo en las últimas elecciones en su país del candidato que "defendía la libertad" (Lasso) frente al que representaba al "correísmo", Andrés Arauz.

A su juicio, para contar con una democracia es "esencial" el respeto a la institucionalidad, algo también resaltado por Almagro.

Moreno, que fue vicepresidente de Rafael Correa y luego el candidato presidencial de su movimiento, habló de su desencanto y alejamiento del expresidente y de la respuesta de éste en forma de presiones de todo tipo y ataques de "ejércitos de troles".

Aseguró incluso que "pensó en renunciar" tras encontrarse con una "deuda abultada" y en general con una situación económica, política y social "desesperante".

En algún momento de su discurso bromeó diciendo que si tiene el pelo totalmente blanco es por haber lidiado con el "Socialismo del siglo XXI" e instó a los presidentes democráticos a copiar la manera coordinada de actuar de ese bloque para defender la democracia.

LA "INTROMISIÓN" DE MADURO EN COLOMBIA

En una referencia a Colombia y tras subrayar que "la protesta social no es violencia", el presidente ecuatoriano denunció la "grosera intromisión" del "dictador Nicolás Maduro en lo que está sucediendo ahora" en tierras colombianas.

"Por eso todos al unísono, así como lo hacen ellos, de manera sincronizada debemos pedir el freno a la violencia en Colombia y que Maduro saque sus sangrientas manos del pueblo colombiano", agregó.

El expresidente colombiano Andrés Pastrana, otro de los participantes en el foro, dijo que la más grave amenaza para la democracia colombiana fue el acuerdo de paz firmado por el Gobierno de Juan Manuel Santos con las FARC, porque se hizo "pasando por encima de la voluntad del pueblo de Colombia que se había pronunciado en contra en un plebiscito".

Ese acuerdo también sirvió para acrecentar otra amenaza a la democracia, el narcotráfico, que definió como el "karma" de los presidentes colombianos.

Las FARC son hoy el "cartel de droga más grande del mundo". Su accionar más la finalización de las fumigaciones con glifosato han hecho crecer la superficie cultivada de hoja de coca a 220.000 hectáreas, "seis veces" más de lo que había al final de su mandato presidencial, de acuerdo con Pastrana.

Durante la reunión se habló también de las democracias con sesgo autoritario de la región, entre las que varios de los ponentes incluyeron a Argentina y México.

"La democracia en Argentina está amenazada por un comportamiento que busca debilitar el sistema de independencia del poder judicial, violando la Constitución y violando los derechos humanos y que tiene un propósito, de crear impunidad sobre funcionarios de su gobierno que están siendo investigados por hechos graves de corrupción", dijo el expresidente argentino Mauricio Macri durante su intervención.

POPULISMOS SIN IDEOLOGÍA

Macri criticó también al Gobierno de Alberto Fernández por su manejo de la pandemia y por haber puesto a los argentinos en el confinamiento "más largo del mundo".

"El año pasado en una reunión en Guatemala dije que el coronavirus era menos peligroso que el populismo, ahora he encontrado una combinación aún más peligrosa, que es el populismo conduciendo una crisis sanitaria", subrayó.

Hablando del populismo, el expresidente de Costa Rica Luis Guillermo Solís dijo que no tiene ideología y que si se critica a Venezuela o Nicaragua también se debe criticar "lo que está pasando en El Salvador"

Por su parte, el expresidente de Ecuador Osvaldo Hurtado comentó que "no puede haber democracia sin ciudadanos demócratas" al mencionar que la historia reciente en América Latina muestra que muchas veces los dictadores son elegidos por el voto popular y luego cambian la Constitución para su beneficio.

También subrayó que cuando en una democracia se prescinde de una clase dirigente y de partidos políticos ocurren situaciones como la de Perú, donde "la política queda librada a la aventura, el albur o la circunstancia".

(c) Agencia EFE