Monedas antiguas resolverían misterio sobre célebre pirata

WILLIAM J. KOLE
·5  min de lectura

WARWICK, Rhode Island, EE.UU. (AP) — Un puñado de monedas viejas encontradas en un huerto de frutales en Rhode Island y en distintos rincones de Nueva Inglaterra podrían esclarecer uno de los crímenes sin resolver más viejos del planeta.

El responsable: Un pirata inglés que fue el delincuente más buscado del mundo tras robar un barco que transportaba a peregrinos musulmanes de la Meca hacia la India y que luego evitó ser capturado haciéndose pasar por un traficante de esclavos.

“Este es un nuevo giro de un crimen casi perfecto”, comentó Jim Bailey, historiador aficionado que usando un detector de metales encontró la primera moneda árabe del siglo 17 intacta en un prado de Middletown, estado de Rhode Island.

Las monedas —las más antiguas jamás halladas en América del Norte— podrían explicar cómo fue que el capitán Henry Every, célebre pirata de su época, desapareció del mapa.

El 7 de septiembre de 1695, el barco pirata Fancy, al mando de Every, emboscó y capturó el Ganj-i-Sawai, nave real del emperador indio Aurangzeb, por entonces uno de los hombres más poderosos del mundo. Abordo iban no solo los peregrinos que regresaban a su patria sino decenas de millones de dólares en oro y plata.

Fue uno de los robos más lucrativos y crueles de todos los tiempos.

Se supone que los piratas torturaron y mataron a todos los hombres a bordo del barco indio y violaron a las mujeres, para luego escaparse hacia las Bahamas, que era un refugio de piratas. Al correrse la voz de los crímenes, el rey inglés Guillermo III, bajo fuerte presión de la India y de la gigantesca empresa mercante East India Company, ofreció una suculenta recompensa por su captura.

“Si buscas en Google ‘la primera búsqueda mundial de un delincuente’, te sale Every”, expresó Bailey. “Todo el mundo quería pillar a estos tipos”.

Hasta ahora los historiadores solo sabían que Every llegó a Irlanda en 1696. Allí se le perdió la pista. Pero Bailey dice que las monedas son un indicio de que el famoso pirata llegó a las colonias americanas, donde él y sus hombres usaron el botín para sobrevivir mientras permanecían prófugos.

La primera moneda entera apareció en el 2014 en la Sweet Berry Farm de Middletown, una granja que había despertado el interés de Bailey dos años antes, tras hallar allí monedas de la época colonial, una hebilla de zapato del siglo 18 y algunas balas de mosquetes.

Su detector de metales empezó a sonar un día, excavó un poco y fue como si se sacase la lotería: Dio con una pequeña moneda oscurecida que inicialmente pensó era de España o de Massachusetts.

Pero al examinarla mejor, notó que había algo escrito en árabe y se le aceleró el corazón.

Los investigadores confirmaron que la exótica moneda fue acuñada en Yemen en 1693. Esto de inmediato planteó interrogantes ya que no se tenía noticias de que colonos que trataban de sobrevivir como pudiesen en el Nuevo Mundo hubiesen viajado al Medio Oriente, de acuerdo con Bailey. Eso se dio mucho después.

Posteriormente se hallaron otras 15 monedas árabes de la misma era: Diez en Massachusetts, tres en Rhode Island y dos en Connecticut. También apareció una en Carolina del Norte, donde desembarcaron algunos hombres de Every, según archivos históricos.

“Parece que algunos miembros de la tripulación se radicaron en Nueva Inglaterra y se integraron”, expresó Sarah Sportman, arqueóloga oficial de Connecticut, donde se encontró una moneda en el 2018 durante una excavación de una granja del siglo 17.

“Fue como una operación de lavado de dinero”, comentó.

Pareciera imposible, pero Every pudo pasar inadvertido a plena visita, fingiendo que era un traficante de esclavos, una profesión importante a fines del 1600 en Nueva Inglaterra. Camino a las Bahamas pasó por la isla francesa de Reunion para comprar algunos esclavos de raza negra, señaló Bailey.

Archivos históricos indican que una nave llamada Sea Flower, usada por los piratas tras deshacerse del Fancy, llegó a la costa oriental de Estados Unidos en 1696. Llevó casi medio centenar de esclavos a Newport, Rhode Island, que era un importante puerto del comercio de esclavos en el siglo 18.

“Hay abundante documentación que indica que las colonias estadounidenses eran usadas como bases de operaciones por los piratas”, dijo Bailey, de 53 años y quien completó estudios de antropología en la Universidad de Rhode Island. Trabajó en exploraciones del barco pirata Wydah Gally en Cape Cod a fines de la década de 1980y ahora trabaja como analista de seguridad de las prisiones del estado.

Publicó sus hallazgos en una revista de la Sociedad Estadounidense de Numismática. abocada al estudio de monedas y medallas.

Arqueólogos e historiadores dicen que las teorías de Bailey podrían arrojar luz sobre uno de los misterios policiales más viejos del mundo.

“La investigación de Jim es impecable”, manifestó Kevin McBrice, profesor de arqueología de la Universidad de Connecticut. “Es algo bien interesante”.

Mike Hanna, profesor de historia de la Universidad de California con sede en San Diego y experto en la piratería, dijo que cuando vio por primera vez fotos de la moneda de Bailey, “me volví loco”.

“Encontrar esas monedas, para mí, es algo enorme”, declaró Hanna, autor de libro “Pirate Nests and the Rise of the British Empire” (Nidos de piratas y el florecimiento del imperio británico), publicado en el 2015. “La historia del capitán Every es de trascendencia mundial. Estos objetos pueden ayudarme a explicarlo”.

Las andanzas de Every inspiraron el libro de Steven Johnson “Enemy of All Mankind” (Enemigo de la Humanidad), del 2020, y la popular serie de videojuegos “Uncharted” y una versión cinematográfica de “Uncharted”, de Sony Pictures, con Tom Holland, Mark Wahlberg y Antonio Banderas, a ser distribuida a principios del 2022.