Mira el rastreador de filas en vivo para el velatorio de la reina Isabel

·3  min de lectura

El gobierno ha lanzado un rastreador de filas para informar a las personas que planean ir a Westminster Hall para velar a la reina Isabel II hasta dónde se extiende la fila.

Miles de personas han acudido a Londres para tener la oportunidad de ver el ataúd antes del funeral, que se celebrará del lunes, por lo que se advirtió que la fila podría extenderse hasta por 10 millas (16 kilómetros) y que la gente tendría que esperar más de dos días completos.

A las 7 pm, el rastreador, creado por el Departamento de Digital, Cultura, Medios y Deportes, mostraba que las colas tenían 2,6 millas (4,1 kilómetros) de largo, comenzando cerca del Puente de Londres.

La orientación oficial advierte a las personas que deberán permanecer de pie durante muchas horas, posiblemente durante la noche, con muy pocas oportunidades para sentarse, ya que la fila se moverá continuamente.

Los visitantes pasarán por una revisión de seguridad parecida a la que hay en los aeropuertos. Solo se permiten bolsas pequeñas, aunque hay un lugar instalado para dejar pertenencias.

A las personas que se unen al final de la fila se les entrega una pulsera de color numerada que les permite abandonar la fila brevemente para usar el baño o ir por comida y bebida.

Los baños públicos, el agua potable y las estaciones de primeros auxilios están disponibles en lugares designados a lo largo de la ruta de la fila.

Ruta de la fila que hasta ahora se ha alargado por tres millas (4,8 kilómetros) a lo largo del Tames (DCMS)
Ruta de la fila que hasta ahora se ha alargado por tres millas (4,8 kilómetros) a lo largo del Tames (DCMS)

La policía puede realizar registros de seguridad a lo largo de partes de la cola.

Se les pide a los visitantes que se vistan apropiadamente, permanezcan en silencio en Westminster Hall, apaguen sus teléfonos y usen los contenedores para la basura.

La entrada a la línea se suspenderá si la infraestructura de la fila, que se extiende 6.9 millas (11,1 kilómetros) desde Victoria Tower Gardens hasta Southwark Park, más otras tres millas (4,8 kilómetros) en el propio parque, alcanza su capacidad límite.

Hay una ruta accesible separada que va desde Tate Britain para las personas que no pueden esperar durante tanto tiempo, con espacios de entrada programados para una línea que se extiende a lo largo de Millbank, hasta el palacio de Westminster.

Miembros del público pasan junto al ataúd de la reina Isabel II, en Westminster Hall (POOL/AFP vía Getty Images)
Miembros del público pasan junto al ataúd de la reina Isabel II, en Westminster Hall (POOL/AFP vía Getty Images)

No se requerirá prueba de discapacidad para usar esta ruta, y habrá alguaciles disponibles para asegurarse de que las personas estén en la línea correcta, además de dos intérpretes de lengua de señas británico para ayudar.

Los agentes de la Policía Metropolitana, los voluntarios y los mayordomos gestionan la fila, mientras se proporcionan baños y fuentes de agua en varios puntos a lo largo de la ruta.

Es la primera noche en que la gente podrá presentar sus respetos a la reina, después de que el antiguo recinto abriera sus puertas a las 5:00 pm del miércoles.

A las 2:30 am del jueves, la cola tenía casi tres millas (4,8 kilómetros) de largo y se extendía hasta el Puente de Londres.

El miércoles por la tarde, el rey Charles encabezó a la familia real en una exhibición pública de homenaje, caminando detrás del ataúd de la reina en una procesión que partió del Palacio de Buckingham hacia Westminster Hall, donde reposará siendo velado hasta el lunes.

Charles luego regresó a su casa de Highgrove en Gloucestershire el miércoles por la noche.

Tendrá un día privado de reflexión el jueves y no se espera que asista a ningún evento público.