Anuncios

Primer ministro húngaro arremete contra UE y Occidente

El primer ministro húngaro Viktor Orban pronuncia un discurso en la escalinata del Museo Nacional en Budapest, Hungría, el viernes 15 de marzo de 2024. (AP Foto/Denes Erdos)

BUDAPEST, Hungría (AP) — El primer ministro húngaro Viktor Orbán intentó movilizar el apoyo para su tipo de populismo de derecha en un discurso de día festivo el viernes, instando a sus espectadores a ayudarlo a “ocupar Bruselas” en las elecciones de la Unión Europea a realizarse a mediados de año.

En su discurso, que coincide con la conmemoración de la fallida revolución húngara contra el gobierno de los Habsburgo, Orbán arremetió contra la Unión Europea y —de manera similar a otros de sus discursos en años recientes— la comparó con los ocupantes imperiales que han dominado a Hungría a lo largo de su historia.

El primer ministro nacionalista, que habló desde la escalinata del Museo Nacional en el centro de Budapest, presentó un marcado contraste entre su país y el “mundo occidental” al que acusó de ser una fuente de desarraigo y destrucción.

“Inician guerras, destruyen mundos, modifican las fronteras de los países y se alimentan de todo como langostas”, dijo a la multitud. “Nosotros, los húngaros, vivimos de otra manera y queremos vivir de otra manera”.

El mandatario pronunció su discurso a menos de tres meses de las elecciones de la Unión Europea, en que se espera una oleada de partidos de derecha en todo el continente que comparten muchas de las posturas más importantes de Orbán.

La oposición a la inmigración y a los derechos LGBTQ+, así como un compromiso con el orgullo y la soberanía nacional, aparecieron con frecuencia en sus comentarios sobre la festividad nacional, que frecuentemente tuvieron el tono de un discurso de campaña.

“Bruselas no es el primer imperio que ha puesto los ojos en Hungría”, dijo Orbán said, refiriéndose a la capital de facto de la Unión Europea. “Actualmente, los pueblos de Europa temen que Bruselas les quite su libertad… Si queremos preservar la libertad y la soberanía de Hungría, no tenemos opción: Tenemos que ocupar Bruselas”.

Orbán espera el éxito de las fuerzas conservadoras en Europa este verano, y al mismo tiempo, ha establecido lazos cercanos con algunas partes de la derecha estadounidense, como el expresidente Donald Trump.

En su discurso del viernes, Orbán dijo que el apoyo a Trump mostraba que los votantes estadounidenses se “rebelaban”, y predijo un cambio político que favorecerá a los conservadores de Europa y Estados Unidos en 2024.

“Este año será un punto de inflexión”, afirmó. “A principios de año estábamos solos, pero a finales de año seremos mayoría”.