Milan vence a Inter 3-2 en el clásico italiano

·2  min de lectura
ITALIA-LIGA (AP)
ITALIA-LIGA (AP)

Frente a los nuevos dueños del club, un inspirado Rafael Leão llevó a Milan a la victoria por 3-2 sobre su archirrival Inter Milan en el clásico de la Serie A italiana el sábado.

Leão participó en los tres goles del Milan, con dos anotaciones y un pase de gol a Olivier Giroud.

Marcelo Brozović abrió el marcador para Inter a los 21 minutos y Edin Džeko igualó para los Nerazzurri a los 67.

Milan subió al tope de la Serie A. El campeón defensor es uno de los seis equipos invictos, lo mismo que Juventus, que tuvo dificultades para igualar 1-1 con Fiorentina. Otros dos, Lazio y Napoli, se enfrentaban más tarde en Roma.

Milan anunció el cambio de dueño el miércoles, cuando RedBird Capital Partners adquirió la mayoría del paquete accionario y el equipo de béisbol Yanquis de Nueva York un paquete minoritario. Gerry Cardinale, fundador y socio gerente de RedBird, estuvo presente en San Siro para el Derby della Madonnina.

El argentino Lautaro Martínez pasó de taco a Joaquín Correa, quien inmediatamente envió un pase filtrado para el remate rasante de Brozović.

Los tifosi del Milan abucheaban cada vez que su exjugador Hakan Çalhanoğlu tocaba el balón, y para su deleite, un mal pase suyo provocó el empate siete minutos después. Sandro Tonali interceptó el balón y corrió hacia adelante antes de enviarla a Leão para la anotación.

Los Rossoneri se pusieron en ventaja a los 54′ cuando Leão habilitó a Giroud, cuyo bombazo pasó por encima del impotente Samir Handanović.

Seis minutos después, Leão esquivó a tres defensores del Inter y mandó el balón a la red desde un ángulo cerrado.

Las decepciones continúan para Juventus, que no tuvo un solo disparo al arco en el segundo tiempo en Florencia, y su nueva incorporación, el argentino Leandro Paredes, erró un penal.

Arkadiusz Milik puso en ventaja a Juventus a los 9 minutos.

Un tiro de esquina para Juventus dio lugar al gol del empate de Fiorentina al provocar un contrataque concretado por Christian Kouamé a los 29.