Miami Dade College abre un Centro de Inteligencia Artificial de $6.5 millones

·3  min de lectura
Sydney Walsh/swalsh@miamiherald.com

Al entrar en el nuevo Centro de Inteligencia Artificial del Miami Dade College el martes en su Campus Norte, un administrador de la universidad pidió a un holograma llamado Sky que citara los nombres de los miembros de la junta directiva de la universidad.

Sin vacilar, Sky mencionó a cada uno de los integrantes mientras la multitud que la rodeaba parloteaba con asombro. Sky es solo un ejemplo de la innovación que alberga el centro.

Como parte de sus esfuerzos para preparar mejor a los estudiantes y a los habitantes locales para las carreras tecnológicas, el Miami Dade College y su fundación invirtieron $6.5 millones para construir el centro de 13,000 pies cuadrados en la segunda planta de uno de los edificios del campus.

Antonio Delgado, vicepresidente de Innovación y Asociaciones Tecnológicas del Miami Dade College, dijo que el centro ejemplifica el compromiso de la universidad de proporcionar a la comunidad los recursos necesarios para formar parte del floreciente ecosistema tecnológico de Miami.

“Es aún más relevante tener esto en el Miami Dade College como universidad comunitaria porque representamos a la comunidad”, dijo. “Esta es un área que necesita esa chispa, la oportunidad y la integración de los empleos que están llegando”.

Delgado ha practicado el uso de los auriculares de realidad virtual del Centro de Inteligencia que se usarán para las clases. En una demostración de la preparación tecnológica del centro, un profesor universitario impartió una clase en la que los participantes se unieron a Delgado y usaron auriculares de realidad virtual para participar en un debate de grupo en un espacio virtual. Una vez en el entorno tridimensional, sus avatares interactuaron con el profesor.

La Fundación Knight, el Condado Miami-Dade, la ciudad de Miami y otros donantes han realizado una inversión combinada de $16 millones en MDCTech para crear los cursos universitarios que se impartirán en el centro, así como becas para estudiantes en tecnologías emergentes, desarrollo profesional del profesorado y actividades para apoyar el compromiso de la comunidad con la inteligencia artificial.

Una sala del centro está reservada para el pensamiento de diseño y la robótica. Giorgio Corrado, subdirector de laboratorio, lleva tres años trabajando con la robótica en la universidad y ha usado el lenguaje de programación Python para programar a Pepper, un robot que puede realizar tareas tácticas básicas.

Kinga Parrott, estratega de tecnología de IA de IBM en el comité asesor de inteligencia artificial de la universidad, dijo que educar a los estudiantes sobre esta tecnología les preparará para la innovación del mañana. No espera que la inteligencia artificial sustituya a los trabajadores humanos. Por el contrario, considera que es una forma de mejorar su trabajo.

“Todos la usamos en todas partes”, dijo. “No deberíamos tener miedo de aprender sobre ella. La IA puede apoyar a los humanos, no sustituirnos”.

El centro de IA en el Campus Norte, entre Hialeah y Opa-locka, es el primero de los dos previstos en la universidad. El segundo se construirá en su campus Wolfson, en el downtown de Miami.