"Mi nombre es Joanna y soy una sirena": el misterio de la mujer que apareció desnuda en una carretera de California

“Mi nombre es Joanna y soy una sirena” -estas fueron las palabras de una mujer que fue encontrada esta semana, parcialmente desnuda, empapada y deambulando por una carretera en Fresno, California.

Fue un automovilista que se desplazaba por Millerton Road, una ruta rural de esta ciudad ubicada al norte de Los Ángeles, quien detuvo su auto, pasadas las tres de la madrugada del martes, y llamó a emergencias para reportar a una mujer relativamente joven que vagaba con aire perturbado.

Fotografía publicada por la Oficina del Alguacil de Fresno en su página de Facebook.

Al llegar a la escena, las autoridades repararon que la desconocida se mostraba desorientada y que era incapaz de generar una información coherente sobre su situación.

“Mi nombre es Joanna y soy una sirena” -fue lo único comprensible que profirió esta mujer, quien no portaba consigo ningún documento que la identificara.

Y en efecto, cuando fue conducida a un hospital cercano, los médicos se percataron de que la joven padece de sindactilia en los dedos de ambos pies, una malformación genética que provoca que los tejidos blandos de los dedos de las manos y los pies del paciente permanezcan conectados entre sí.

Por lo demás, ante cada pregunta, la mujer se limitaba a responder “no sé”.

A partir de ese momento, la oficina del alguacil de Fresno lanzó una campaña a través de las redes sociales para identificar lo antes posible a esta mujer.

Entre quienes interactuaron con el cuerpo policial a través de Facebook, hubo alguien que aseguró haberla visto en un Starbucks de Fresno.

En el momento de ser capturada solo vestía con un sostén deportivo de color negro y vagaba por el borde de la carretera con el cabello mojado.

“Estaba mojada, había estado en el lago y  necesitaba ser llevada al hospital”, declaró el teniente de la policía de Fresno, Mark Hudson.

Como dato interesante, los funcionarios tuvieron en cuenta que la mujer había sido avistada por el conductor cerca del campo de golf Eagle Springs y no muy lejos del Casino Table Mountain y del lago Millerton.

Pues ahora el Departamento de Policía de Fresno ha logrado identificar a la misteriosa “sirena”. como una mujer de 33 años, de piel blanca, ojos y cabello color café, 5 pies y 4 pulgadas de estatura, y 150 libras de peso, natural de Arlington, Virginia. Pero las autoridades decidieron no revelar su nombre debido a restricciones de confidencialidad.

Al parecer, existe la posibilidad de que la joven haya sido víctima de algún delito, por lo que prefieren preservar su identidad del dominio público.

De acuerdo con lo relatado por un familiar que se puso en contacto con la policía de Fresno, la mujer habría volado al oeste del país el fin de semana pasado con el argumento de que quería conocer la zona para una posible visita futura.

La investigación continúa abierta.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR: