México y su atraso en igualdad de género, una de las razones para no ir al Mundial Femenino

Foto: JOHAN ORDONEZ/AFP/Getty Images

De acuerdo a un estudio a un artículo del BID, titulado “Futbol y Mujeres: El partido pendiente”, “las brechas de género en la industria del fútbol están entre las más grandes”.

También indica que en términos salariales, “las diferencias son aún más abismales. Aunque la industria futbolística genera más de 500,000 millones de dólares cada año, un 49% de las jugadoras de fútbol profesional no reciben un salario y un 87% finalizará su carrera deportiva antes de los 25 años, por la baja o nula remuneración”.

“Ni siquiera las mejores jugadoras quedan exentas de jugar en un campo disparejo. Mientras Lionel Messi recibe 130 millones de euros al año, Ada Hegerberg —la mejor jugadora del mundo según la FIFA— recibe 400,000 euros al año, un sueldo 325 veces menor al del argentino”, agrega.

A mitad del artículo viene la parte más interesante, cuando a través de un mapa interactivo demuestra que “los países con mayor presencia en la Copa Mundial de Futbol Femenino de Francia 2019 son aquellos que, coincidentemente, tienen elevados niveles de equidad de género en el ránking 2018 del Foro Económico Mundial”.

Es decir, “son países donde hombres y mujeres tienen un mayor nivel de igualdad en oportunidades laborales, políticas, de salud y de educación. Es más, la mitad de las selecciones clasificadas representa a países que se encuentran en los primeros 40 puestos de este ranking”.

El usuario Édgar A. Martínez (@NLEdgar) se dio a la tarea de adaptar el mapa interactivo con nombres visuales y este fue el resultado:

En esta adaptación destacan Estados Unidos, Holanda, Suecia e Inglaterra, países que llegaron las semifinales y final de la Copa Mundial Femenino este 2019.

Finalmente, “América Latina y el Caribe solo está representada por cuatro países en el torneo: Chile, Argentina, Jamaica y Brasil”.

Finalmente, el artículo advierte que “pese a que en los últimos años se han dado pasos importantes para alcanzar la equidad, todavía nos falta para llegar al área de gol. Solo para eliminar la brecha general de género mundial necesitaríamos 108 años”.