La década del declive se acabó: cada vez más mexicanos están migrando a Estados Unidos

·7  min de lectura
Teófilo Valencia, cuyos dos hijos están extraviados y podrían estar entre los más de cincuenta migrantes hallados muertos en un tráiler en San Antonio, en su casa en San Marcos Atesquilapan, México, el 30 de junio de 2022. (Cristopher Rogel Blanquet/The New York Times)
Teófilo Valencia, cuyos dos hijos están extraviados y podrían estar entre los más de cincuenta migrantes hallados muertos en un tráiler en San Antonio, en su casa en San Marcos Atesquilapan, México, el 30 de junio de 2022. (Cristopher Rogel Blanquet/The New York Times)

SAN MARCOS ATESQUILAPAN, México — Los dos hermanos adolescentes estaban entre los alrededor de ochenta hombres jóvenes que habían partido de San Marcos en los últimos dos meses, un éxodo creciente en su empobrecido pueblo de 1600 habitantes, que se ubica en las exuberantes montañas del estado de Veracruz.

El lunes cerca de las 11 a. m., Yovani mandó un mensaje a su padre con mucha alegría desde el lado estadounidense de la frontera: “Papá, ahora vamos a San Antonio”.

Eso fue lo último que sus familiares supieron de Jair, de 19 años, y de Yovani, de 16. Sus padres temen, aunque no ha sido confirmado por las autoridades, que sus hijos estén entre los 53 migrantes cuyos cuerpos fueron encontrados la tarde del lunes dentro de la caja de un tráiler en San Antonio, asfixiados por al ardiente calor del desierto texano.

Primera alza

Al menos 27 de esos muertos en el tráiler eran originarios de México, mientras que el resto provenía de Centroamérica, lo que subraya una tendencia inquietante. Tras ir en declive durante más de una década, el número de mexicanos que intentan migrar a Estados Unidos está en aumento. Desde 2020, la combinación de la violencia creciente en todo México y una situación económica más difícil ha llevado a la primera alza en migración mexicana en una década.

El resultado es que México se está convirtiendo en un reto cada vez más grande para el objetivo de Washington de desalentar a los migrantes de ingresar a Estados Unidos a través de su frontera sur.

Antes de que las cifras de México empezaran su ascenso, el país fungía como un filtro vital contra el auge de centroamericanos (principalmente de El Salvador, Guatemala y Honduras) que se dirigen al norte para escapar de la pobreza, la violencia o ambas.

México militarizó su estrategia migratoria y desplegó miles de militares en su frontera sur para detener a los centroamericanos y en la norte para coordinarse con las fuerzas fronterizas estadounidenses.

Alicia Suárez Fernández, tía de dos hermanos que podrían estar entre los más de cincuenta migrantes encontrados sin vida en un tráiler en San Antonio, en el pueblo de San Marcos Atesquilapan, México, el 30 de junio de 2022. (Cristopher Rogel Blanquet/The New York Times)
Alicia Suárez Fernández, tía de dos hermanos que podrían estar entre los más de cincuenta migrantes encontrados sin vida en un tráiler en San Antonio, en el pueblo de San Marcos Atesquilapan, México, el 30 de junio de 2022. (Cristopher Rogel Blanquet/The New York Times)

Cuando el gobierno de Biden asumió el poder, su estrategia para frenar la migración se enfocó en Centroamérica: se entregaron 4000 millones de dólares en ayuda para combatir la corrupción y mejorar la gobernabilidad con el fin de disuadir a las personas de abandonar el país.

No obstante, el incremento de migrantes mexicanos está poniendo a prueba esa estrategia. La cantidad de mexicanos detenidos en Estados Unidos se elevó casi un 50 por ciento entre 2019 y 2020, de unos 170.000 a casi 255.000. Y la cifra sigue creciendo: alrededor de 379.000 han sido detenidos en lo que va del año, según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos.

Maureen Meyer, vicepresidenta para programas de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por su sigla en inglés), una organización de investigación, comentó: “Las cifras dejan claro que la estrategia tiene que cambiar. La perspectiva del gobierno de Biden de abordar las causas que originan la migración con un enfoque en Centroamérica ya no funciona”.

La migración desde Sudamérica y el Caribe también está creciendo: el número de migrantes de Cuba que están llegando a Estados Unidos ha alcanzado niveles que no se veían desde hace cuatro décadas.

Meyer dijo que la migración tiene que ser abordada “como un fenómeno regional y no solo como uno centroamericano”.

Un factor principal de la migración, según los analistas, ha sido la pandemia, que ha exacerbado la desigualdad crónica e incrementado la pobreza y la violencia.

La migración desde México tuvo una reducción entre 2009 y 2019, periodo en el que salieron de Estados Unidos más mexicanos de los que ingresaron. Este descenso se atribuyó a una economía mexicana en crecimiento y a familias más pequeñas.

Cuando empezó la pandemia en 2020, la economía mexicana sufrió un duro golpe, como muchas otras en todo el mundo. Sin embargo, los críticos afirman que el mal manejo de la economía por parte del gobierno ha convertido a México en una de las pocas naciones globales importantes que no ha regresado a los niveles de crecimiento previos a la pandemia.

La inflación registró en abril su punto más alto en 21 años, mientras que el crecimiento se estima en 1,8 por ciento este año, por debajo de las expectativas. La pandemia llevó a 3,8 millones de personas a la pobreza, situación en la que ahora se encuentra el 44 por ciento de los mexicanos, un incremento de cuatro puntos porcentuales en comparación con el periodo anterior a la crisis de salud pública.

Veracruz, un estado con una población de alrededor de ocho millones de habitantes, ha visto partir a 350.000 residentes hacia Estados Unidos, según Carlos Escalante Igual, quien está a cargo de los asuntos migratorios de esa entidad. Más del 60 por ciento del municipio que incluye a San Marcos vivía en la pobreza antes de la pandemia, de acuerdo con las cifras oficiales, y la miseria económica solo se ha profundizado desde entonces.

(VIDEO) ¿A qué peligros se enfrentan las personas que quieren ingresar a EE. UU.?

Escalante opinó que la tragedia en San Antonio debería ser un llamado de atención para que Estados Unidos cree caminos más seguros para la migración.

Agregó: “Tiene que ser un parteaguas, debe haber un antes y un después de este incidente, tanto para México como para Estados Unidos”.

La gran escasez de mano de obra en Estados Unidos continuará motivando a los migrantes a hacer la travesía, sin importar los riesgos, dijo un alto funcionario mexicano que trabaja en migración y no está autorizado para hablar de manera pública. El empleado gubernamental indicó que la necesidad de más trabajadores enfatiza la necesidad de más visas para trabajadores temporales que brinden rutas seguras para los migrantes.

Sin esas rutas seguras, los migrantes deben recurrir a organizaciones criminales y polleros para cruzar la frontera, con frecuencia en condiciones inseguras parecidas a las que condujeron a las decenas de muertes en San Antonio.

En los días transcurridos desde que los migrantes fueron hallados en San Antonio, los funcionarios del gobierno de Biden han centrado sus respuestas en la necesidad de ir tras los contrabandistas de personas. El presidente Biden señaló el martes como una posible solución una alianza contra el tráfico de personas que su gobierno anunció junto con otras naciones en la Cumbre de las Américas el mes pasado.

El mandatario declaró: “Este incidente destaca la necesidad de combatir la industria multimillonaria del contrabando ilegal de personas que se aprovecha de los migrantes y lleva a demasiadas muertes de inocentes”.

En Texas, el conductor del tráiler y otro hombre recibieron cargos presentados por fiscales federales por la muerte de los migrantes.

Meyer aseguró que es poca la probabilidad de que haya algún cambio en Washington con respecto a las medidas migratorias, incluyendo el aumento en las visas para trabajadores temporales por el que las empresas están presionando, ya que la inmigración es un tema delicado que los republicanos pueden usar para encender a su base antes de las elecciones intermedias de noviembre.

En cambio, los cruces ilegales en la frontera han creado prosperidad para los negocios de las redes del crimen organizado en México. Una porción cada vez mayor de los ingresos de los cárteles de la droga proviene ahora del contrabando de migrantes.

Meyer puntualizó: “El crimen organizado está obteniendo grandes ganancias por la llegada de estos migrantes, y en parte se debe a que Estados Unidos ha facilitado que eso ocurra”.

© 2022 The New York Times Company

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Caravana migrante parte del sur de México con temor tras tragedia en Texas

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.