Meta abre una oficina en Chicago después de más de dos años de retrasos por la pandemia. ¿Ya es obsoleta?

·9  min de lectura
E. Jason Wambsgans/Chicago Tribune/TNS

Cuando Meta, el gigante de las redes sociales antes conocido como Facebook, organizó la semana pasada la gran inauguración de su sede en el distrito Fulton Market en Chicago, fue una celebración retrasada más de dos años por la pandemia.

A pesar de darle la bienvenida con tarta gratis, ráfagas de confeti y una entusiasta actuación de los Chicago Bucket Boys a cientos de empleados que vitoreaban, la celebración, que también marcaba el 15º aniversario de Meta en Chicago, quedó silenciada por un híbrido regreso a la oficina que podría convertir el amplio nuevo lugar de trabajo en un monumento al pasado.

"Nos encantaría ver a la gente en la oficina dos o tres veces por semana", dijo Judy Toland, de 50 años, quien dirige la oficina de Meta en Chicago. "Pero eso es una opción, no un mandato".

Las empresas de Chicago están comenzando a llevar a sus empleados de vuelta a la oficina, pero después de dos años de trabajo a distancia y de la persistente pandemia por COVID-19, el proceso es, en el mejor de los casos, tímido. Los empleados acostumbrados a la flexibilidad del trabajo a distancia se resisten a regresar obligatoriamente, mientras que los horarios de trabajo híbridos convierten la oficina, antes muy concurrida, en una fortaleza de soledad.

Meta Chicago, que pasó de ser un sótano suburbano en 2007 a convertirse en el mayor puesto del Medio Oeste de la empresa con sede en Menlo Park, California, cuenta con unos 500 empleados, la mayoría de los cuales son vendedores, junto con los de tecnología, finanzas, contratación y otros puestos, dijo Toland. La nueva oficina fue diseñada para manejar a muchos más empleados a diario.

En 2018, la compañía rentó 263,000 pies cuadrados de la torre de 35 pisos en 151 N. Franklin Street, que acababa de ser completada. Facebook dijo en ese momento que el espacio, que cubre 11 pisos y casi un tercio del edificio, permitiría ampliar la presencia y aumentar la contratación en Chicago.

Facebook tenía previsto abandonar su oficina de 100,000 pies cuadrados en 191 N. Wacker Drive en marzo de 2020. Entonces, la pandemia por COVID-19 golpeó y los empleados fueron enviados a casa en lugar de a la nueva oficina. Después de 18 meses de trabajo a distancia, la oficina de Chicago se aventuró a una apertura suave en agosto de 2021, pero el aumento de la variante delta retrasó el regreso a enero, justo a tiempo para que el ómicron volviera a retrasar sus planes.

La compañía, que cambió su nombre a Meta en octubre para reflejar los planes de expansión de sus plataformas de redes sociales en el metaverso —una experiencia de realidad virtual inmersiva—, finalmente comenzó a filtrarse en su nueva oficina de Chicago durante el primer trimestre de 2022.

"Realmente casi tenemos una masa crítica de personas en la oficina", dijo Toland. "Estamos permitiendo que la gente progrese para volver a la oficina de una manera un poco más gradual".

Pero quedan muchos espacios libres en la oficina de Meta en Chicago, que podría albergar a 1,000 o más empleados de tiempo completo. No es ni mucho menos la única, ya que las empresas de Chicago luchan por determinar cuánto espacio de oficina es suficiente en el mundo pospandémico.

Dos años después de que la pandemia dispersara a los empleados a lugares remotos, el lugar de trabajo ha cambiado radicalmente, con las vacantes en las oficinas del centro de la ciudad en máximos históricos y las empresas adoptando estrategias híbridas a largo plazo para contratar y retener el talento.

El trabajo a distancia sigue siendo "una repercusión duradera" de la pandemia, ya que solo el cuatro por ciento de las empresas exige que todos los empleados estén en la oficina de tiempo completo, de acuerdo con una encuesta hecha en abril por The Conference Board entre los principales ejecutivos de las empresas.

"Lo híbrido ha llegado para quedarse y será uno de los legados organizativos más significativos del COVID-19", dijo Robin Erickson, vicepresidente de The Conference Board con sede en Chicago y coautor del estudio. "Los empleados buscan más flexibilidad en su vida, y se han acostumbrado a ella".

Aunque a los altos ejecutivos les gustaría que los empleados volvieran a la oficina para estimular la colaboración, las empresas han visto florecer la productividad con el trabajo a distancia, y la balanza de poder se inclina hacia los empleados, dijo Erickson. Esta tendencia se debe a la escasez de mano de obra, que ha dado lugar a la llamada "Gran Dimisión", es decir, la gente que deja su trabajo para buscar oportunidades más atractivas y a menudo más flexibles.

Con las empresas luchando por contratar y retener a los trabajadores, el 90 por ciento de los empleadores ahora permiten el trabajo híbrido, de acuerdo con la encuesta. Casi la mitad está dispuesta a contratar trabajadores totalmente virtuales, mientras que el 38 por ciento exige una mezcla de tiempo remoto y de oficina.

"Creo que las empresas se están dando cuenta de que los empleados no quieren volver al lugar de trabajo", dijo Erickson. "Y por eso están cambiando sus políticas para ser más flexibles".

La tendencia no ha sido amiga del mercado de oficinas de Chicago, ya que las empresas siguen deshaciéndose de espacio a medida que los contratos de arrendamiento a largo plazo se van renovando. En el primer trimestre, el distrito central de negocios registró una tasa de vacantes del 18.9 por ciento, mientras que el área metropolitana de Chicago se situó en el 21.3 por ciento, ambos récords, de acuerdo con un informe de Newmark.

El gigante de la tecnología Google, que renta 525,000 pies cuadrados en dos edificios en Fulton Market —1KFulton y 210 N. Carpenter Street— trajo a sus más de 1,800 empleados de Chicago de vuelta a las oficinas en abril en un horario híbrido. Los empleados de Google pasan unos tres días a la semana en la oficina y dos días de forma remota, dijo la compañía.

En noviembre de 2019, Google, con sede en Mountain View, California, estaba preparada para una expansión mucho mayor en Chicago, con planes para añadir 800,000 pies cuadrados de espacio de oficinas en Fulton Market, añadiendo la capacidad de contratar a miles de nuevos empleados. Sin embargo, la pandemia hizo que Google diera marcha atrás en su ambiciosa expansión inmobiliaria, de acuerdo con personas familiarizadas con los planes.

Basis Technologies, anteriormente Centro, una empresa de tecnología publicitaria con sede en Chicago, ha "adoptado plenamente" una estrategia de trabajo híbrido, con sus casi 1,000 empleados, incluidos 270 en Chicago, libres de trabajar en la oficina o a distancia, dijo la empresa.

"Ya no se trata de tener una mesa de ping-pong y aperitivos gratis y cerveza de barril en la oficina", dijo Katie Risch, directora de marketing de Basis. "Realmente se trata de dejar que los empleados determinen dónde quieren trabajar y de confiar en que todos son adultos y van a hacer su trabajo".

La empresa también está experimentando con darle a los empleados las tardes de los viernes hasta septiembre, algo que podría hacer permanente en otoño. En Gran Bretaña, más de 70 empresas empezaron a probar la semana laboral de cuatro días en junio, otra tendencia pospandémica destinada a mejorar el equilibrio entre la vida laboral y personal de los empleados, de acuerdo con Society for Human Resource Management.

En octubre, Basis renovó su contrato de arrendamiento de 70,000 pies cuadrados en Sullivan Center, el antiguo edificio de Carson Pirie Scott & Co. en State Street, hasta 2030, sin ceder ningún espacio. Risch dijo que la decisión fue impulsada principalmente por una necesidad de funciones de oficina de colaboración, incluyendo salas de reuniones y un centro de formación.

"Nuestras oficinas, vamos a empezar a ver que se usan más para espacios para tener reuniones que realmente requieren la creatividad de todo el grupo", dijo Risch. "Nuestro trabajo diario se puede hacer muy bien a distancia".

En marzo, se le pidió a los empleados de Meta Chicago que declararan si querían seguir trabajando a distancia o ser "asignados" a las instalaciones de Fulton Market. Se espera que los aproximadamente 500 que eligieron la oficina ahora trabajen de forma híbrida, aunque la dirección no está tomando asistencia, dijo Toland.

"No hemos seguido la metodología de otras empresas que obligan a la gente a venir", dijo Toland. "Sin embargo, creemos que, para tener una verdadera cultura de oficina en algún momento, sería estupendo que la gente viniera dos o tres veces por semana".

La nueva oficina de Meta cuenta con hileras de puestos de trabajo en el hotel y algunos escritorios asignados. También ofrece abundantes ventajas y peculiaridades para atraer a los empleados al espacio: hay tres cafeterías que sirven comidas gratuitas, salas de eventos, salones con los preceptivos juegos de mesa y salas de reuniones con ingeniosos nombres temáticos de Chicago, como "Glen Lerner", el omnipresente abogado de lesiones de la televisión, y "Bob Rooohrman", en honor al difunto y gran vendedor de coches.

Entre los beneficios más inusuales se encuentra una máquina expendedora que dispensa baterías, cargadores de teléfono, cables Ethernet y cables de alimentación gratuitos, así como kits de pruebas para COVID-19.

Meta, que cambió formalmente su símbolo de FB a META el jueves, ha tenido un año tumultuoso. En febrero, informó que había perdido usuarios por primera vez en su historia durante el trimestre anterior, lo que precipitó una venta que redujo la capitalización de valroes de Meta en un 26 por ciento, es decir, 250,000 millones de dólares, la mayor caída de la valoración de una empresa en un día en la historia de la bolsa de valores estadounidense.

El mes pasado, la empresa le envió cheques de 397 dólares a 1.6 millones de usuarios de Facebook de Illinois, en el marco de una histórica demanda colectiva de 650 millones de dólares por las supuestas violaciones de la ley de privacidad biométrica de Illinois por parte de Facebook.

A principios de este mes, Sheryl Sandberg, la antigua ejecutiva de Google que ha sido directora de operaciones de Facebook durante 14 años, anunció que dejaría su puesto en otoño.

Toland dijo que Meta Chicago tiene "mucho optimismo" a medida que la empresa pone en marcha su visión de construir una nueva realidad virtual en el metaverso. En el mundo real, Meta Chicago decidió no ceder ningún espacio de oficina en su nueva sede, a pesar del paradigma de trabajo híbrido.

Nikki Newsome, directora de cultura de Meta Chicago, dijo que mantener el nuevo espacio intacto es una señal del compromiso de la empresa con la ciudad. Aunque se negó a decir si Meta tiene previsto aumentar la contratación en Chicago, dijo que el crecimiento orgánico, incluidos los empleados que se trasladan desde otras regiones, seguirá aumentando las filas asignadas a la oficina de Fulton Market.

Los empleados de Chicago, por su parte, están empezando a encontrar más razones para acudir a la oficina, desde ofertas diarias de comida hasta oportunidades de establecer contactos, dijo Newsome. Con el tiempo, Meta Chicago crecerá en la oficina, dijo.

"Creo que la cantidad de espacio que tenemos es perfecta", dijo Newsome.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.