"Mentiras, violencia y confusión": la oposición rechazó de plano el discurso de Alberto Fernández

Inés Beato Vassolo
·6  min de lectura

"Es una mentira tras otra. La deuda salarial la corregimos nosotros. Y las cifras del decomiso de droga que las muestren, seguimos los procedimientos por las cuentas de las fuerzas y están lejos de nuestros números", dijo a LA NACION la exministra de Seguridad nacional, Patricia Bullrich, tras las acusaciones recibidas por Alberto Fernández durante la apertura de las sesiones ordinarias 2021.

Con un enfático discurso que transitó sobre la grieta, el Presidente lanzó dardos a la oposición durante su presentación ante el Congreso y fue aplaudido por sus seguidores en cada ocasión. El acto se dio en el marco de un clima de tensión entre Juntos por el Cambio (JxC) y el oficialismo, a una semana del escándalo de la vacunación vip y dos días después la marcha nacional en repudio a la gestión de Fernández, impulsada por la coalición opositora.

El presidente lanzó durísimas críticas a la Justicia y a la Corte y anunció una batería de proyectos de ley para cambiarla

"Decidí revertir la deuda salarial histórica de las fuerzas federales. Las fuerzas federales no serán utilizadas para carreras políticas ni para espectáculos mediáticos", afirmó Fernández respecto de la gestión de Bullrich, luego de indicar: "Priorizamos la desarticulación de las organizaciones criminales vinculadas al narcotráfico y no la política de persecución del consumo que regía previamente. Incrementamos, así, un 40% el decomiso de kilos de marihuana respecto al 2019".

"Es una mentira tras otra. La deuda salarial la corregimos nosotros", afirmó Patricia Bullrich
Fuente: Archivo - Crédito: Daniel Jayo

"Decir que nosotros abandonamos a las fuerzas es cómico. Que le hagan la venia a la Ministra [de Seguridad, Sabina Frederic]", dijo Bullrich a este medio, en referencia al reconocimiento que recibió por parte de policías de la provincia de Buenos Aires, el mes pasado, en una confitería de la localidad balnearia de Villa Gesell.

"No llegué a la Presidencia para dejarme aturdir por críticas maliciosas que responden a intereses inconfesables de los poderes económicos concentrados"; "la pirotecnia verbal solo aturde"; "todas sus políticas condujeron a estrepitosos fracasos"; y "espero que algún día entierren el odio que guardan", fueron algunas de las otras frases del Presidente. También, el primer mandatario pidió que se iniciara una "querella criminal" a los fines de determinar "los autores y partícipes de la mayor administración fraudulenta y mayor malversación de caudales".

Vacunas vip: Alberto Fernández habló de "errores", pero no conformó a la oposición

Los referentes de JxC no tardaron en reaccionar. "Menos mal que venía a unir a los argentinos. Un discurso cargado de violencia, polarización, victimización, chicanas y cero autocrítica. Si va iniciar querella, no se olvide del período 2003-2015, que fue escandaloso y de defraudación sistemática del Estado", indicó el presidente de la Coalición Cívica ARI (CC-ARI), Maximiliano Ferraro, en referencia al pedido de Fernández.

"Quiero saber quienes son los autores de la mayor administración fraudulenta". Avísenle al Sr Alberto Fernández que esa persona está sentada a su izquierda", agregó la diputada por la ciudad de Buenos Aires Mariana Zuvic en Twitter, junto a una foto del primer mandatario y la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El Presidente dedicó buena parte de la primera hora de discurso para tomar distancia de JxC y basar las limitaciones de gestión en la herencia que dejó macrismo. En este marco, se defendió de las críticas de JxC, e indicó: "La pirotecnia verbal solo nos aturde y nos confunde. A lo largo de este año, algunos sectores se han esforzado por generar incertidumbre y desánimo, lanzando petardos cargados de falacias".

En respuesta, el diputado Waldo Wolff dijo a LA NACION: "Lo que aturde es la falta de coherencia, la incompetencia política y la disociación de la realidad. Eso es lo que aturde. La falta de valores. No hizo una sola mención al vacunatorio vip".

El diputado por la provincia de Buenos Aires también aprovechó su cuenta de Twitter para repudiar la escueta mención de Fernández a la asignación de vacunas de privilegio, que costó el desplazamiento del exministro de Salud Ginés González García. "Muy sentido el pedido de perdón presidencial por haberle sacado la vacuna a los más vulnerables y habérselo dado a la militancia amiga. Lo valoramos mucho. Ahh, ¿no dijo nada?", tuiteó Wolff, minutos después de advertir: "Llevamos una hora de discurso del Presidente y todavía no hablo del vacunatorio vip".

Wolff asistió a la sesión con un barbijo colorado que llevaba bordada la frase "Clorinda Libre", en reclamo al desbloqueo de la localidad formoseña, que lleva más de 180 días bloqueada. Mónica Frade también se unió al reclamo, tras haber viajado recientemente con Wolff a Formosa a encabezar un acto en apoyo a los clorindenses. En su banca, la diputada colocó una máscara de la cara del gobernador Gildo Insfrán con un sombrero de presidiario.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Por su parte, el jefe del bloque de diputados de Pro, Cristian Ritondo, acusó al Presidente de aprovechar la ocasión para hacer campaña electoral. "Lanzó la campaña del Frente de Todos. Habló como presidente del partido oficial y no como el Presidente de los argentinos", dijo el legislador, y agregó, en sintonía con Wolff: "Un Presidente que hace campaña en el Congreso, en medio de una pandemia, es porque vive en una realidad paralela".

Cristian Ritondo
Fuente: LA NACION - Crédito: Alejandro Guyot

"Le faltó autocrítica. Tal vez esté convencido de que la sociedad está contenta con la inflación galopante y los vacunatorios vip", concluyó Ritondo.

Reacciones tempranas

Los disparos de la oposición ya habían aparecido temprano, incluso antes de que se entonaran las estrofas del Himno Nacional. Llegaron con el arribo de la vicepresidenta Cristina Kirchner, quien desembarcó en el Palacio Legislativo sin barbijo. "Cumplí la ley, ponete el barbijo", le gritó el diputado Fernando Iglesias a la presidenta del Senado, y, de inmediato, escribió en su cuenta de Twitter: "Se escucha el Himno: ved en trono a la noble Igualdad! La única sin barbijo: la reina Cleopatra de Tolosa, soberana de la Feudalia Peronchia".

Previo al ingreso de la vicepresidenta al recinto, Iglesias había publicado un video en repudio a la limitación de cupos para la asistencia de los diputados a su propia casa -por protocolo sanitario, el cupo se limitó a 150 diputados y senadores repartidos en las bancas y los palcos de la Cámara baja-. "Estamos entrando en la Cámara de Diputados. Empezamos mal, porque ya la señora Cristina Fernández de Kirchner se reservó todos los primeros lugares, inclusive mi banca, para los senadores. Los diputados, atrás. Porque estos son los democráticos, los que dicen que son todos iguales. Ni siquiera reconocen la igualdad entre senadores y diputados. Son una casta medieval y todo lo manejan de esa manera", indicó.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Mario Negri también hizo uso de su ironía cuando llegó al Congreso. "Espero que el Presidente hoy le hable a la Patria y no al Instituto Patria", manifestó. "Espero que encontremos a un Presidente que esté a la altura de la crisis que vive la Argentina", agregó.

Una vez finalizada la apertura de sesiones, Negri dijo que el discurso de Fernández "fue chato, cargado de incertidumbre y sin nada de futuro". El diputado opositor remarcó, también, "ausencia total de una política económica", al indicar que el Presidente "habló de inflación y no de cómo combatirla".