Anuncios

Megan Fox fue expulsada de Walmart en su adolescencia

CIUDAD DE MÉXICO, enero 1 (EL UNIVERSAL).- La saga de películas "Transformers" y la cinta "Jennifer's Body" son dos de los éxitos que Megan Fox tiene en su haber de actuaciones. Pero también su carrera como modelo fue la que catapultó su injerencia en el mundo de las artes escénicas. "Holiday in the Sun", "What I Like About You" y "Two and a Half Men", son algunos de los otros trabajos de la prometida de Machine Gun Kelly.

Lo cierto es que Megan Denise Fox es una de las actrices más exitosas de Hollywood pero también ha sido objeto de críticas por algunas de sus declaraciones, como por ejemplo las que hizo sobre el director de "Transformers", Michael Bay, al compararlo con Adolf Hitler. Según la modelo de 36 años, fue una "pesadilla trabajar para él".

Lo que siguió luego de los dichos de la estadounidense fue el despido de la saga y la consecuente sustitución por una modelo de Victoria's Secret: Rosie Huntington-Whitele. Y aunque los créditos en películas son bastantes para Fox, también ha sido protagonista de un hecho bochornoso en su pasado.

Megan Fox robó en una tienda Walmart

Lo que muchos fans de la actriz no saben tal vez es que fue sorprendida robando en Walmart en su juventud, según recoge el portal Daily Express. Megan robó en su momento productos de la línea de maquillaje de Mary-Kate y Ashley Olsen. Fue en 2009 cuando la artista le expresó al medio que ni siquiera estaba segura si la prohibición aún se mantenía.

La protagonista de "Tortugas Ninja" en el personaje April O'Neil, reveló que era solo una adolescente cuando sustrajo los productos de esta gran tienda internacional. "No sé si la prohibición fue de por vida, pero cuando tenía 14 o 15 años me atraparon y me condenaron por robar los cosméticos Mary-Kate y Ashley Olsen de un Walmart", fue lo que mencionó la pareja del rapero estadounidense Machine Gun Kelly.

Además, relató lo que ocurrió cuando le ofrecieron dos posibles "castigos": "Me llevaron a la corte y tenía dos opciones y tomé la segunda opción, que era envolver regalos para Navidad, lo cual fue increíble, en realidad no era un castigo. La otra era que me iban a hacer usar un letrero que decía que robé de Wal-Mart y me debía quedarme afuera de Walmart durante tres días".