Anuncios

En medio de la tensión con Ecuador: Correa encabezará un encuentro en el CCK a favor de Cristina Kirchner

Rafael Correa Cristina Kirchner presidente presidenta Ecuador ecuatoriano Unasur cumbre regional región
Rafael Correa y Cristina Kirchner

Esta tarde, desde la oficina de comunicación de la vicepresidenta, se informó que el próximo martes, el “Grupo de Puebla en el III Foro Mundial de Derechos Humanos en el CCK hará un “encuentro internacional de respaldo a Cristina Fernández de Kirchner”.

Uno de los principales oradores, anunciados en el comunicado, es el expresidente de Ecuador, Rafael Correa. Su aparición en suelo porteño se dará en medio de la tensión con el país latinoamericano.

Los cruces entre la administración de Alberto Fernández y Guillermo Lasso comenzaron el lunes luego de la fuga de una exministra de Correa, María de los Ángeles Duarte, que se escapó de la embajada argentina en Quito donde vivía hace más de dos años como asilada y viajó a Venezuela.

En la invitación al evento del martes se explica que “desde las 17 habrá mesas de debates encabezadas por Evo Morales (Bolivia), Rafael Correa (Ecuador), José Luis Rodríguez Zapatero (España), Ernesto Samper (Colombia), y el reconocido jurista español Baltasar Garzón” y se agrega que “La actividad busca denunciar el lawfare (guerra jurídica) contra la expresidenta de la Nación Argentina y entregarle apoyo transversal”.

Además, se explica que “el cierre se realizará a las 19 y estará a cargo de Cristina Fernández de Kirchner”.

Al explicar el motivo de la cita se detalla que el respaldo a la actual vicepresidenta se debe a “la persecución político-judicial de la que ha sido víctima desde 2015, que quedó de manifiesto con la reciente condena judicial en su contra”.

También serán de la cita, el Diputado español por Madrid Enrique Santiago; del Diputado hispanoargentino por Barcelona Gerardo Pisarello; de la jurista hispanoecuatoriana Adoración Guamán; de la historiadora y comunicadora social argentina Silvina Romano; de la abogada brasileña del Consejo Latinoamericano de Justicia y Democracia (CLAJUD), Gisele Ribocom; del Senador Nacional de Argentina Oscar Parrilli; del presidente de la comisión de RREE de la Cámara de Diputados de la Nación Argentina Eduardo Valdés; y del coordinador del Grupo de Puebla Marco Enríquez-Ominami.

Además, al cierre de la actividad, se presentara el libro “Objetivo: Cristina. El lawfare contra la democracia en Argentina”, una publicación conjunta de la Escuela de Estudios Latinoamericanos y Globales (ELAG), el Grupo de Puebla, el Consejo Latinoamericano de Justicia y Democracia, (CLAJUD), y el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG).

Según indican, en la publicación hay textos escritos por: José Luís Rodríguez Zapatero, Baltasar Garzón, Gisele Ricobom, Silvina Romano, Eugenio Raúl Zaffaroni, Gerardo Pisarello, Elizabeth Gómez Alcorta, Carol Proner, Virgilio Hernández Enríquez, Marcelo Maisonnave, Larissa Ramina, Charlotth Back, Adoración Guamán, Pedro Estevam Alves Pinto Serrano, Emilio Camacho, Juárez Tavares, y Ernesto Samper; bajo la coordinación de Baltasar Garzón, Gisele Ricobom y Silvina Romano.

La tensión con Ecuador de la administración actual

Cinco de días después de estallado el conflicto, subsisten misterios y zonas grises entre la sorpresiva salida de Duarte, condenada en su país a ocho años de prisión, y su llegada a Caracas, donde se entrevistó con el embajador argentino en ese país, Oscar Laborde. Ecuador sospecha que Duarte pudo haber salido de la embajada en un automóvil diplomático con la ayuda de la embajada argentina, algo que en el Gobierno rechazan de modo terminante.

Según las autoridades argentinas, el embajador en Quito, Gabriel Fuks, constató durante el domingo pasado que Duarte no se encontraba en la sede diplomática. Avisó a la Cancillería y de inmediato el canciller Santiago Cafiero informó a su par ecuatoriano Holguín sobre la ausencia de la exfuncionaria y su hijo, menor de edad y con pasaporte argentino.

Medios ecuatorianos dieron cuenta de un “asado”, el viernes pasado, en la sede de la embajada, en el que pudo haberse producido la huida de Duarte, cercana al expresidente Correa, asilado en Bélgica, pero con repetidos viajes a Buenos Aires en los últimos tiempos.

Desde el Gobierno reconocen que ese mismo viernes hubo una despedida al agregado militar en Ecuador, que regresaba a la Argentina, del que participaron “únicamente personal administrativo de la embajada y diplomáticos” en un quincho alejado del ala de la sede diplomática donde vivían Duarte y su hijo. “No participó nadie más, ellos no estuvieron”, argumentan desde la embajada argentina en Quito.

Ya fuera de Ecuador Fuks no disimula su enojo con el gobierno de Guillermo Lasso, al que acusa de “mentir” para tapar su responsabilidad en la huida.

En una entrevista telefónica con LA NACION, Fuks desmiente, con énfasis, que haya habido “connivencia” de su parte para favorecer la salida de Duarte, condenada a prisión por corrupción y a quien el ahora exembajador tuvo a treinta metros de su casa durante sus ocho meses como jefe de la delegación diplomática argentina en Quito.