Trabajadores de campo en California afrontan duras condiciones por incendios

Agencia EFE
·3  min de lectura

Los Ángeles, 11 sep (EFE News).- Muchos trabajadores de los campos de cultivo en California enfrentan este viernes condiciones de trabajo más difíciles y riesgosas para su salud debido al humo producido por los incendios actuales en el estado. No obstante, en áreas gravemente afectadas por el fuego como el condado de Sonoma, o en el Valle Central, los trabajadores campesinos siguen con sus funciones pese a las dificultades.

En una foto en la cuenta de Twitter del sindicato Unión de Campesinos (UFW), Diego -que no mencionó su apellido- un trabajador de Watsonville, condado de Santa Cruz al noroeste de Los Ángeles, compartió una foto del sembradío donde trabajaba con fuerte presencia de humo.

Aunque es obligación de los contratistas y empleadores proporcionar al trabajador todos los elementos necesarios para la protección contra este tipo de condiciones, algunos no cumplen las reglamentaciones, por lo que la UFW está haciendo seguimiento para denunciar los casos ante la División de Salud y Seguridad Ocupacional del Departamento de Relaciones Industriales de California (Cal/OSHA).

“En este momento es muy peligroso estar afuera en ciertas áreas como en el Valle de Salinas”, explicó a Efe Armando Elenes, secretario tesorero de la UFW, al indicar que el índice de presencia de micropartículas en suspensión en el aire actualmente en esa área es de aproximadamente 560.

El código de regulación de Cal/OSHA indica que los empleadores deben proporcionar mascarillas en N-95 a sus trabajadores cuando el índice “es de 151 o mayor y donde los empleadores deberían anticipar razonablemente que los empleados podrían estar expuestos al humo de los incendios forestales”.

“Con esa calificación actual de más de 500 no es opcional usar mascarilla, es obligatorio, y sin embargo los rancheros no están cumpliendo las regulaciones y aunque recibieron mascarillas algunos no las han repartido”, denunció Elenes.

El sindicalista explicó que en una encuesta que la UFW realizó el 9 de septiembre a la que respondieron 338 trabajadores agrarios, “92 % dieron que no recibían mascarillas tipo N-95 para protegerse del humo”.

No obstante, los campesinos siguen trabajando por necesidad aun a riesgo de su salud.

“No hay nada de heroico sobre lo que estamos haciendo”, comentó en el Twitter de la UFW Erick, un trabajador agrícola de King City, en el condado de Monterey, al compartir una foto en la que se observaba el cielo nublado y rojizo.

“Trabajamos por pura necesidad”, agregó.

Con dos decenas de grandes incendios que han consumido miles de hectáreas entre agosto y septiembre en el estado, el aire viciado por el humo puede llegar a afectar gravemente la salud de estos trabajadores.

El aire altamente contaminado por los incendios se une al riesgo de contagio de COVID-19 que actualmente enfrentan estos trabajadores, que por las condiciones de su labor muchas veces no pueden mantener la distancia social y otras medidas de protección.

Entre el 12 y el 18 de septiembre la UFW tiene programados eventos en ciudades agrícolas como Santa Rosa, Fairmead, Gonzales, Tulock y Salinas, entre otras, para repartir gratuitamente mascarillas N-95 de protección contra el humo y cubrebocas de tela para prevenir el contagio de coronavirus.

(c) Agencia EFE