“Me discriminan por ser gorda”: Volaris niega vuelo a perrita por pasarse de peso

·3  min de lectura
Foto: Twitter vía @Ramonatuites

La historia de Ramona, una perrita que tiene su cuenta de Twitter en donde relata sus aventuras al lado de su dueño llamado Eduardo, ha generado una gran indignación en contra de la aerolínea Volaris porque no la dejaron abordar un vuelo hacia la Ciudad de México por tener sobrepeso.

“¡Ayuda! Volaris no me dejaste subir a tu avión, con todo y que traje todos mis papeles, en regla y al día, no era un vuelo de placer era una emergencia y ahora no sabemos qué hacer”, se lee en el post realizado el 15 de junio.

En otras publicaciones hechas por Eduardo a nombre de la perrita, menciona que no los dejaron abordar por el sobrepeso, 31 kilos, del animal: “es que antes si podía hacer bien mi trabajo, era joven y esbelta. Ahora que ya tengo casi 10 años engordé poquito, pero sigo dándole todo el apoyo emocional o más que mi papá necesita. ¡Déjenme volar!”, en otro post indicó: “Me discriminan por ser gorda”.

El sitio de Volaris menciona que los animales con un peso máximo de 10 kg pueden abordar la cabina, mientras que las que pesan hasta 45 kg deben de ir de forma documentada. En el caso de que se traten de animales de apoyo emocional, pueden viajar sin costo alguno, cumpliendo algunos requisitos como la documentación expedida por un médico y que no exceda los 12 kg de peso.

La aerolínea primero le respondió a la perrita que iban a revisar qué había ocurrido, y señalaron: “Tú eres tan importante como cualquiera de nuestros clientes”, sin embargo, después cambiaron su tono: “hola, Eduardo. La restricción de peso en mascotas que viajan en cabina es por seguridad. Intentamos localizarte por llamada y DM, pero no tuvimos éxito”.

Entonces Ramona comentó: “Siempre viajamos así, pero ahora que engordé ya no puedo viajar. El problema con un perro de apoyo emocional, es que ese apoyo dura toda la vida, aunque el perro engorde o se haga viejo. Algún día todos entenderemos esto”.

Sobre el motivo del viaje hacia la CDMX, explicaron que se trataba de una emergencia y por eso eligieron volar: “podríamos manejar sin problema, créanme amigos a mi más que a nadie me gusta asomar la cabeza en un roadtrip. Pero esta vez mi papá tiene que estar en CDMX mañana mismo y regresar por causas de mucha fuerza mayor”.

Volaris les ofreció un reembolso, algo que no le gustó al Eduardo, por lo que este 16 de junio publicaron que iban hacía Mazatlán con la esperanza de que ahí sí la dejaran subir al avión.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Los ladrones no contaban con lo que haría esta mujer para salvar su bolsa

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.