¿Cómo maximizar sus mejores armas ofensivas sin Tua ante los Jets? Los Dolphins buscan opciones para este desafío

David Santiago/dsantiago@miamiherald.com

Para el crucial partido ante los Jets de New York el próximo domingo (1 p.m.) en el Hard Rock Stadium, los Dolphins saldrán al terreno sin Tua Tagovailoa por cuarta vez en la temporada y tendrán un especial desafío: cómo maximizar las mejores armas ofensivas del equipo.

Los wide receiver Tyreek Hill y Jaylen Waddle y el runnnig back Raheem Mostert han bajado su rendimiento en los tres partidos cuando Tua no ha jugado.

Es probable que eso también tenga algo que ver con la ausencia simultánea de Terron Armstead, quien participó en solo ocho jugadas combinadas en esos tres encuentros.

Tua no alineará ante los Jets pues no se ha movido a las etapas avanzadas del protocolo de conmoción cerebral.

Teddy Bridgewater sigue sin poder tirar por una dislocación del dedo meñique en la mano de lanzar, pero no ha sido descartado por completo.

El novato Skylar Thompson sería el titular si Bridgewater no mejora significativamente. El estado de Armstead es indeterminado.

La buena noticia es que Mosert promedia 4.5 yardas en los intentos por tierra con Tagovailoa fuera del equipo.

Esto incluye sus acarreos en los partidos ante los Jets, Vikings y Patriots la semana pasada, así como la segunda mitad del desafío ante los Bengals, después de que Tua saliera en el segundo cuarto con su primera conmoción cerebral de la temporada.

Resulta alentador que Mostert corrió para 113 yardas en 18 acarreos (un promedio de 6.3) en la derrota de Miami ante los Jets en octubre.

Pero Mostert ha sido mejor con Tagovailoa como quarterback y Armstead como left tackle. Promedia 5.1 yardas en esas carreras.

Mientras, Hill y Waddle tuvieron dos buenos juegos (según sus estándares) y una loable actuación en los partidos que Tagovailoa se perdió.

Hill promedió 108 yardas recibidas por juego cuando Tua es titular y 93 cuando no lo es.

Waddle promedia 85 yardas recibidas por encuentro cuando Tagovailoa comienza y 68 cuando no lo hace.

Con Thompson y Bridgewater como quarterbacks, Hill y Waddle tuvieron números decentes contra los Vikings, aunque el fumble de Waddle en el último cuarto liquidó una posible serie de ventaja.

Sin Tua contra los Patriots, Waddle atrapó tres pases para 52 yardas y Hill cuatro y 55 yardas, con un pase de Thompson rebotando en las manos de Hill que resultó en una intercepción.

En la derrota 40-17 ante los Jets el 9 de octubre en New York, un partido en el que Thompson participó en 66 de las 67 jugadas luego de que Bridgewater se lesionara en la primera jugada y Armstead estuvo en solo ocho, Waddle logró solo tres recepciones para 23 yardas y Hill siete para 47.

Hill realmente atrapó todas las pelotas que le lanzaron en ese encuentro, pero ninguna terminó en grandes jugadas. Su más larga fue de 13 yardas.

El impresionante cornerback de los Jets, Sauce Gardner, no estuvo en la cobertura contra Hill y en solo uno de los pases a Waddle (un tiro completo de 11 yardas).

El novato Gardner lidera a todos cornerbacks de la NFL en el índice contra el pasador con 49.3.

Los siete pases a Hill en ese juego fueron defendidos por Michael Carter, Jordan Whitehead, D.J. Reed y C.J. Mosely, según Pro Football Focus.

Los Dolphins necesitan vencer a los Jets el domingo y que los Patriots cedan en su partido ante Buffalo Bills para avanzar a los playoffs.

MCDANIEL HABLA DE HAMLIN

El entrenador Mike McDaniel habló con sus jugadores sobre la tragedia que involucra al safety de Buffalo Bills, Damar Hamlin, quien se encuentra en estado crítico luego de sufrir un paro cardíaco durante el partido del lunes contra los Bengals en Cincinnati.

McDaniel le comentó a sus jugadores:

“No hay forma de saber cómo te sientes, pero todos ustedes están allí para apoyarse unos a los otros. Intenta simplemente escuchar”.

Los Dolphins tienen consejeros disponibles para hablar con los jugadores si es necesario.

McDaniel expresó sobre Hamlin:

“Es difícil para mí entender todo ese dolor. No pretendo saber exactamente lo que se siente porque yo no estaba allí. Tengo el corazón roto, me duele por todos los involucrados en esta tragedia, por la organización de los Bills, específicamente por la familia de Damar y por él mismo, y por todos los que eligen jugar al football y las cosas que este deporte podrían provocar’’.

“Ojalá pudiera hacer algo al respecto. Desafortunadamente no puedo. El ligero consuelo que encuentro es que parece haber un tema generalizado cuando ocurre una tragedia como esta. Terminas viendo las mejores caras de la humanidad”.