¿Máxima de Holanda se ha realizado una operación de estética y lo están ocultando?

 

Máxima ha tenido que someterse a una intervención quirúrgica… ¿Qué le sucede a la Reina?/DiezMinutos

Siguen sin dar ninguna información sobre el estado de salud de la Reina Máxima de Holanda y crece la inquietud por ella. A pesar de que sabemos desde hace un par de días que la monarca suspendió sus actos oficiales por una operación quirúrgica, la Casa Real no quiere dar ningún detalle. ¿Qué se está ocultando sobre Máxima? Ante la falta de datos oficiales, los rumores y las especulaciones crecen de manera alarmante. Ya se habla desde que Máxima se habría sometido a una operación de estética a que puede haber recaído en alguna de sus dolencias pasadas.

Hasta el Rey Guillermo se escabulló de dar una respuesta aclaratoria. Cuando la prensa le preguntó al Rey por su el estado de salud de su esposa, el monarca contestó esquivo: “Toda va muy bien. No hay que preocuparse. En unos días estará de vuelta”, dijo en un acto oficial en el Zoo de Soest. Pero, cuando se dice “Todo va muy bien” suele ser cuando pasa algo. Cuando se dice “No hay que preocuparse”, es cuando uno se pregunta ¿de qué “algo” no hay que preocuparse? Por lo tanto, es que hay un “algo” por el que preocuparse. Cuando dice el Rey que su mujer “en unos días estará de vuelta”, todos nos preguntamos: ¿de vuelta de dónde tiene que regresar? ¿Dónde está Máxima? El asunto es que el esposo de Máxima Zorreguieta con sus “tranquilizadoras” palabras no ha hecho más que intranquilizar a la prensa y al pueblo holandés, sobre el estado de salud y el paradero de la Reina de Holanda.

Es cierto que a Máxima la hemos visto ya desaparecer en otras ocasiones por distintos motivos de salud. A finales del año pasado la Reina despejó su agenda oficial durante dos semanas porque padeció una infección intestinal. En 2016 fuimos testigos de la caída que le produjo una conmoción cerebral de carácter leve y que la apartó de los ojos del público durante varios días. Y recordamos especialmente cómo Máxima tuvo que interrumpir precipitadamente un viaje a China en 2015 por una infección de riñón. Estos antecedentes hacen pensar a algunos que la actual extraña desaparición de la vida pública de Máxima podría deberse a alguna recaída de sus afecciones. Pero, otros, creen que el motivo de su desaparición es bien distinto.

Máxima de Holanda, sometida a una pequeña intervención quirúrgica/DiezMinutos

Siempre se ha acentuado que Máxima de Holanda es una de las Royals que mantiene una estética más natural. Cuando se habla de bisturí y operaciones de estética entre las reinas y princesas europeas, el nombre de Máxima no sale en las listas. El rostro de la Reina de los holandeses es muy expresivo y sus arrugas son las propias de una mujer de 47 años. No parece que los quirófanos estéticos sean un lugar que Máxima haya querido frecuentar. Sin embargo, hay quien apuesta a que esta desaparición sin explicación de la esposa del Rey Guillermo se debería a que Máxima habría pasado por primera vez por una operación de estética. Esperemos que no sea así, la verdad. Esperemos que el motivo de su ausencia no revista gravedad alguna, pero que no se deba a que Máxima también haya caído en la “pasión” de algunas Royals por retocarse la cara. Si por algo se distingue Máxima es por lo espontáneo de su belleza que la convierte en doblemente bella. Si Máxima entra en los asuntos del bisturí estético corremos el riesgo de quedarnos sin esa sonrisa franca, accesible y maravillosa que la representa y la distingue. Con una cara operada no parece fácil que vaya a poder seguir sonriendo así de bien. No lo creo, no.