Matthäus entrega la camiseta de Maradona en final de 1986

·2  min de lectura

MADRID (AP) — La camiseta que Diego Maradona portó en la final de la Copa Mundial de 1986 volvió el jueves a manos argentinas gracias al legendario astro alemán Lothar Matthäus.

Matthäus, quien intercambió casacas con Maradona al descanso de la final que Argentina ganó en el Estadio Azteca de México, devolvió la reliquia en una ceremonia realizada en la embajada de Argentina en Madrid.

La casaca será exhibida en un nuevo museo del fútbol en la capital española.

“Siempre fue un honor jugar contra él", dijo Matthäus sobre el extinto Maradona. “Porque no solo como jugador, sino como ser humano, ha sido una persona muy importante. Estoy triste de que esté yo aquí solo, pero obviamente él va a estar para siempre presente, no solo en nuestros corazones”.

Matthäus también mencionó que intercambió camisetas con el Diez tras la final del Mundial de 1990, en la que los alemanes se impusieron en Italia. Dijo que la prenda se encuentra en un museo de Alemania.

La casaca que Maradona portó ante Inglaterra en los cuartos de final de México 1986, cuando primero marcó el polémico gol de la “Mano de Dios” y luego el que es considerado como el mejor tanto en la historia de los mundiales, fue vendida por más de 9 millones de dólares en una subasta de Sotheby en mayo. Fue el mayor monto pagado en una subasta por una pieza deportivo.

Marcelo Ordás, un coleccionista argentino de fútbol, participó infructuosamente en la subasta de Londres pero luego logró convencer a Matthäus para donar la camiseta que poseía.

Ordás alabó la “generosidad” del ex mediocampista.

"Vio lo que sucedió en Londres y destacó lo que era ser el argentino que luchó por el patrimonio nacional en Inglaterra”, dijo Ordás.

Matthäus dijo que prefirió donar la pieza porque "no todo se puede comprar con dinero”.

“Diego Maradona no sólo ha sido una leyenda muy grande del fútbol, compartimos muchos años juntos, jugué mucho contra Maradona y al final creció una amistad entre nosotros”, añadió.

El alemán recibió una placa en la embajada de Argentina como reconocimiento a su carrera futbolística y contribución a los valores deportivos.