Anuncios

Los matices de la paternidad salen a flote

CIUDAD DE MÉXICO, abril 30 (EL UNIVERSAL).- En el cine mundial tradicional, ser papá soltero significa haberse quedado al cuidado de los hijos tras la muerte de su pareja o después de una separación, pero ¿qué pasa cuando es la decisión propia de un personaje masculino?

La cinta El hijo de su padre, actualmente es rodaje, le apuesta a ello con la actuación de Samuel Pérez, niño de seis años, y Daniel Damuzi, quien ha participado en series como "Oscuro deseo".

La historia sigue a un escritor feliz con la familia monoparental que ha formado, hasta que un día su mamá (Zaide Silvia Gutiérrez) le anuncia a él y su hermana (Florencia Ríos), que ha decidido vender la casa del papá de ambos. Eso le ocasiona un gran conflicto, pues él fue el único que vio morir a su papá, siendo él un niño.

"Habla mucho de paternidad, no sólo porque el personaje es papá soltero, que es una figura poco común en el cine, no tanto por decisión propia", comenta Aarón Fernández, escritor y director del largometraje.

"A eso es sumarle la perspectiva de cómo vivir con un papá ausente, qué significa", agrega el cineasta.

Sammy, el pequeño de la historia, fue seleccionado entre 20 candidatos cercano a la fecha del claquetazo inicial, pues es una edad en que los niños crecen rápidamente. No contaba con preparación actoral, lo cual se requería para darle frescura al personaje.

"A veces le digo a Daniel (actor adulto) que le pregunte algo que Sam no sabe. Me gusta jugar con eso, agarrarlos en curva para encontrar esa naturalidad", detalla.

El hijo de su padre está siendo filmada en varios planos secuencia de entre dos y tres minutos, incluyendo una escena de cinco minutos donde hay puros diálogos.

Un limonero marcará esa relación entre el protagónico y su padre.

"Son complicados, hay que vigilar que no se vean reflejos, porque la película maneja muchos a través de las ventanas”, indica Fernández.

La película, una producción entre las compañías Santa Lucía Cine, de México y Minotauro, de España, estará lista para el próximo año.