“La mata la envidia”: la crítica de Hebe De Bonafini contra Beatriz Sarlo

·2  min de lectura
La titular de Madres de Plaza de Mayo defendió al sucesor de Hugo Chávez en Venezuela
La titular de Madres de Plaza de Mayo defendió al sucesor de Hugo Chávez en Venezuela

La referente de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, acusó de “envidiosa” a la escritora Beatriz Sarlo, que días atrás declaró como testigo ante la Justicia en una causa que investiga el posible desvío de vacunas contra el coronavirus. Ella recibió el ofrecimiento de la inoculación de parte de Soledad Quereilhac, esposa del gobernador bonaerense Axel Kicillof, a través del editor Carlos Díaz, en el marco de una campaña de vacunación.

“Axel y su mujer fueron atacados, como siempre pasa cuando alguien es humilde, que trabaja y que todas las cosas le salen bien”, comenzó Bonafini. “Yo los conozco y son una maravillas de personas”, agregó.

Beatriz Sarlo: “Cualquier cosa que se haga fuera de los protocolos comienza por debajo de la mesa”

Es una diosa, es la mujer de un gobernador, escribe que ni te cuento, tiene no se cuantos títulos y premios, a la Sarlo la mata la envidia”, lanzó la referente, y agregó: “¿Sabés cuántas Sarlo se necesitan para llegarle ni a los zapatos de este querido matrimonio?”.

Pidió terminar con la campaña de desprestigio hacia el gobernador y su esposa y propuso: “Hablemos de ellos, de lo que nos dan, de lo que hacen”.

“Tenemos que estar orgullosos de tener estos gobernantes que son un lujo y a la Sarlo dejémosla ahí con su envidia”, dijo.

El jueves, a través de su perfil en Facebook, Quereilhac señaló que no tiene “la potestad de ofrecer vacunas a nadie”, pues no integra el equipo de gobierno que encabeza su marido, y destacó que ni ella ni ningún familiar recibió la vacuna contra el coronavirus. “No fomentamos ni participamos de ningún privilegio ni de ningún trato ‘vip’ (siglas de una tontería innegable, además)”, escribió.

“Debajo de la mesa”: la explicación del editor de Beatriz Sarlo por la vacuna

Según narró Quereilhac, a fin de enero de este año, el gobernador Kicillof comenzó a diseñar una campaña con una lista de referentes para promocionar la vacunación, algo que catalogó como “de carácter totalmente público, que fue anunciado en muchas conferencias y entrevistas”. “La propuesta fue clara y transparente: hacer de la vacunación un acontecimiento público, sacarse una foto, divulgar la confianza en la vacuna”, dijo.

En respuesta, Sarlo contestó: “Soy igualitarista por principio, no porque crea que pueda impartirse de la noche a la mañana, pero me parece que los intelectuales debemos comprometernos cuando ese igualitarismo se lastima, es por eso que decidí no vacunarme”.