Hace mucho, Marte fue un planeta húmedo y le sorprendería saber a dónde fue el agua

Will Dunham
·3  min de lectura

Por Will Dunham

WASHINGTON, 17 mar (Reuters) - Marte alguna vez fue un planeta húmedo, con abundantes cuerpos de agua en su superficie. Pero eso cambió dramáticamente hace miles de millones de años, dejando el paisaje desolado que conocemos hoy. ¿Qué pasó con el agua? Los científicos tienen una nueva hipótesis.

Investigadores dijeron esta semana que aproximadamente entre el 30% y el 99% del agua podría estar atrapada ahora en los minerales de la corteza marciana, lo que contradice la noción de larga data de que simplemente se perdió en el espacio al escapar a través de la atmósfera superior.

"Hallamos que la mayor parte del agua de Marte se perdió en la corteza. El agua se perdió hace unos 3.000 millones de años, lo que significa que Marte ha sido el planeta seco que es hoy durante los últimos 3.000 millones de años", dijo la candidata a doctora del Instituto de Tecnología de California Eva Scheller, autora principal del estudio financiado por la NASA y publicado el martes en la revista Science.

Al principio de su historia, Marte pudo tener agua líquida en su superficie, equivalente en volumen aproximadamente a la mitad del Océano Atlántico, suficiente para haber cubierto todo el planeta con agua tal vez hasta casi 1,5 kilómetros de profundidad.

El agua está formada por un átomo de oxígeno y dos de hidrógeno. La cantidad de un isótopo de hidrógeno, o variante, llamado deuterio presente en Marte proporcionó algunas pistas sobre la pérdida del agua. A diferencia de la mayoría de los átomos de hidrógeno que tienen un solo protón dentro del núcleo atómico, el deuterio, o hidrógeno "pesado", tiene un protón y un neutrón.

El hidrógeno ordinario puede escapar a través de la atmósfera al espacio más fácilmente que el deuterio. La pérdida de agua a través de la atmósfera, según los científicos, dejaría una proporción muy grande de deuterio en comparación con el hidrógeno ordinario. Los investigadores utilizaron un modelo que simulaba la composición del isótopo de hidrógeno y el volumen de agua de Marte.

"Hay tres procesos clave dentro de este modelo: entrada de agua del vulcanismo, pérdida de agua en el espacio y pérdida de agua en la corteza. A través de este modelo y comparándolo con nuestro conjunto de datos de isótopos de hidrógeno, podemos calcular cuánta agua se perdió en el espacio y cuánta en la corteza", dijo Scheller.

Los investigadores sugirieron que gran parte del agua en realidad no abandonó el planeta, sino que terminó atrapada en varios minerales que contienen agua como parte de su estructura mineral, en particular arcillas y sulfatos.

Esta agua atrapada, si bien parece ser abundante en su conjunto, podría no proporcionar un recurso práctico para futuras misiones de astronautas a Marte.

"La cantidad de agua dentro de una roca o mineral es muy pequeña. Uno tendría que calentar mucha roca para liberar agua en una cantidad apreciable", dijo Scheller.

(Reporte de Will Dunham, Editado en Español por Ricardo Figueroa)