María Juliana Ruiz, la nueva primera dama de Colombia

María Juliana Ruiz (izquierda) es una abogada, interesada en temas de la niñez, educación y salud, principalmente. Fotografia de Gabriel Aponte, suministrada por la campaña.

Bogotá, Colombia/Jenny Rozo Especial para Yahoo

María Juliana Ruiz, la nueva primera dama de Colombia, es una abogada egresada de la universidad colombiana Javeriana, con una maestría en Leyes con énfasis en Negocios Internacionales en American University. Estos estudios los complementó con otras disciplinas en Johns Hopkins University y en el Institut Catholique de París.

Trabajó más de 11 años en la Organización de Estados Americanos (OEA), en Washington, primero en una pasantía, a los 23 años, y después con el secretario general.

Desde hace casi 4 años es secretaria general de una clínica de Bogotá, donde se encarga de los procesos jurídicos, de internacionalización de servicios, responsabilidad social y bienestar laboral.

Vida familiar

“Maju”, como le dicen sus amigos, es hija única, con una tradición de la región antioqueña, por parte de su padre, y de Boyacá, por su mamá. De ellos recibió una formación basada en valores y principios.

Se califica a sí misma como una persona consentidora y sensible. Le gusta bailar y escribir, desde un poema hasta un cuento.

Con el nuevo presidente se conocieron en la adolescencia, cuando tenía 15 años. En una fiesta, donde un amigo en común, hablaron en detalle y fue ahí donde quedó convencida. “Yo quedé matada y ese día dije ´conocí al papá de mis hijos´”, describió en una entrevista a la revista Caras.

Pero pasaron varios años antes de que se casaran. En la actualidad, ya tienen 15 años de matrimonio. Tienen tres hijos pequeños: Luciana (11), Matías (7) y Eloísa (6).

Según ella, su hogar es bastante unido. “Les gusta disfrutar de los planes de finca, chimenea, cocinar juntos y leer y ver películas juntos”, contó a la revista Semana.

“María Juliana se levanta a las cuatro y media, a ella le gusta hacer yoga por la mañana, yo me levanto a las cinco y comenzamos a despertar a los niños y nos empezamos a repartir quién despierta al uno y quién va vistiendo al otro, tratamos de desayunar siempre en familia; yo trato, en la medida de lo posible, de acompañar a mi hijo al bus, mi esposa lleva las niñas al colegio y para mí es de los ratos más lindos del día porque ahí comentamos un poquito, llegan los periódicos, mi hijo pregunta por la página deportiva, mi hija mira la primera página, empiezan a hacer preguntas de todo tipo y entonces preguntamos que qué tiene cada uno ese día y compartimos de nuestras vidas lo que vamos a hacer y ese momento es de los momentos más felices de mi vida”, manifestó Iván Duque, en una entrevista a la revista Bocas.

Ella lo describe como un “ser humano transparente, entretenido, con una capacidad intelectual muy grande, pero no deja de ser sencillo y bueno”. Siempre ha sido consciente del hombre con el que se casó. “Sé de las cualidades que tiene para ser Presidente en Colombia”, señaló, en otra entrevista, al portal de internet Kienyke.

María Juliana Ruíz lleva casada 15 años con Iván Duque y tienen tres hijos. Fotografía suministrada por la campaña.

Por su parte, él la define que su gran coequipera y el amor de mi vida. “Además de eso, ha sido mi polo a tierra, ella no es una persona que se involucre mucho en la política, ella ha sabido, además, respaldarme muchísimo en esta campaña, porque como tenemos los niños chiquitos, ella ha llenado también de alguna manera mis ausencias, pero sobre todo es una persona que tiene un gran sentido social y un gran sentido de preocupación por la población más vulnerable de este país”, dijo a la revista Bocas.

“Pero no, no me imaginaba la posibilidad de ser primera dama”, aseveró María Juliana a la revista Caras.

Sus prioridades: temas de niñez y género

María Juliana ha dicho que como primera dama le gustaría trabajar en temas de género, cultura, educación y niñez. “Tengo esa voluntad y deseo ser efectiva y ejecutar en favor y beneficio de los colombianos. El abuso y los temas de los niños me conmueven mucho, aun no entiendo cómo una persona puede hacerles daño. Si tuviera la oportunidad me gustaría aportar desde allí, desde la niñez y educación”, agregó a Kienyke.

Otro tema es el sector de la salud. “Tengo sensibilidad especial por lo relacionado con prevención en salud. Creo que es un aspecto donde es posible generar un impacto positivo, si se concentran bien los esfuerzos”, dijo, por su parte, a la revista Caras.