Anuncios

Marcos Galperin pidió la renuncia de la presidenta de su alma mater en Estados Unidos: “Me avergüenza”

Marcos Galperin pidió la renuncia de la presidenta de su alma mater en Estados Unidos: “Me avergüenza”
Marcos Galperin pidió la renuncia de la presidenta de su alma mater en Estados Unidos: “Me avergüenza” - Créditos: @B20

Un escándalo se desató estos últimos días en Estados Unidos luego de que grupos de estudiantes de tres reconocidas instituciones educativas se manifestaran propalestinos, exhortaran al genocidio de judíos y las autoridades de las facultades fueron cuestionadas por los actos de los alumnos. El fundador y CEO de Mercado Libre, Marcos Galperin, se expresó al respecto en sus redes sociales y apuntó contra la presidenta de la Universidad de Pennsylvania, Liz Magill. “Me avergüenza que ella represente mi Alma Mater”, escribió el empresario.

En la red social X (antes Twitter), Galperin exigió: “Merece ser despedida”. El empresario acompañó la publicación con un video donde Magill hizo un descargo tras haber testificado en una audiencia en el Congreso por los hechos de antisemitismo registrados en el campus universitario. Además de la titular de Pennsylvania, se presentaron la presidenta del Instituto de Tecnología de Massachusetts, Dra. Sally Kornbluth, y la directora de la Universidad de Harvard, Dra. Claudine Gay.

“Señora Magill, en Penn, ¿llamar al genocidio de judíos, viola las reglas o el código de conducta de Penn? ¿Sí o no?”, le preguntó la representante republicana Elise Stefanik, en un tenso cruce. “Si el discurso se convierte en conducta, puede ser acoso”, respondió la presidenta de la universidad. “Es una decisión que depende del contexto, congresista”, agregó.

“Es una decisión que depende del contexto”, respondió la titular de UPenn. “¿Ese es su testimonio de hoy? ¿Llamar al genocidio de los judíos depende del contexto? ¿El discurso no es acoso? Esto es inaceptable, señorita Magill”, retrucó Stefanik, y arremetió: “Voy a darle una oportunidad más para que el mundo vea su respuesta. ¿El llamado al genocidio de judíos viola el código de conducta de Penn cuando se trata de intimidación o acoso? ¿Sí o no?”. “Puede ser acoso”, contestó Magill. “La respuesta es ‘sí’”, le dijo la congresista, según consignaron los medios locales.

Pennsylvania es una de las siete instituciones educativas bajo investigación federal por acusaciones de antisemitismo. En la audiencia parlamentaria, Magill fue consultada sobre un video de una protesta propalestina en la universidad que dirige y en el que se escuchaba a los manifestantes usar la palabra “intifada” -en árabe, significa “levantamiento” o “sacudida”- . Según el Comité Judío Estadounidense (AJC), algunos manifestantes utilizaron ese término para llamar a una resistencia agresiva contra Israel y sus partidarios.

Escándalo

“Durante las últimas semanas, vimos innumerables ejemplos de manifestaciones antisemitas en los campus universitarios. Mientras tanto, los administradores se mantuvieron al margen, permitiendo que la retórica horrible se pudra y crezca”, apuntó Virginia Foxx, del Comité de Educación y Fuerza Laboral del Capitolio. “Los presidentes de colegios y universidades tienen la responsabilidad de fomentar y mantener un ambiente de aprendizaje seguro para sus estudiantes y personal. Exigimos que se tomen las medidas adecuadas para mantenerse firmes contra el antisemitismo”, agregó.

Gay, la presidenta de la Universidad de Harvard, también recibió fuertes críticas y, como su colega, se enfrenta a pedidos de dimisión tras la audiencia en el Congreso de Estados Unidos sobre el antisemitismo en los campus universitarios. La diputada republicana Elise Stefanik comparó los llamamientos de algunos estudiantes a una “intifada” con una exhortación al “genocidio contra los judíos en Israel y en el mundo”.

La Universidad de Pensilvania conocida como Penn.
La Universidad de Pensilvania conocida como Penn.

Stefanik le exigió a Gay que indicara si este tipo de eslogan era contrario al código de conducta de Harvard. ”Suscribimos un compromiso con la libertad de expresión, incluso de opiniones censurables, insultantes y llenas de odio”, respondió la directora educativa. ”Cuando la expresión se convierte en un comportamiento que viola nuestras políticas, incluidas las relativas al acoso y la intimidación, tomamos medidas”, agregó. El argumento no convenció a la diputada, quien exigió la renuncia “inmediata” de Gay.

El senador republicano Ted Cruz dijo en la red social X que la respuesta de la presidenta de Harvard era “vergonzosa”. ”Algunos confundieron el derecho a la libertad de expresión con la idea de que Harvard toleraría los llamamientos a la violencia contra los estudiantes judíos. Quiero ser clara: los llamamientos a la violencia o al genocidio contra la comunidad judía, o contra cualquier otro grupo étnico o religioso, son despreciables”, dijo Gay.