Marcelo Longobardi: "El principal objetivo de Alberto Fernández es hegemónico, pueril y estúpido"

LA NACION
·3  min de lectura
"El Presidente plantea no solamente un objetivo hegemónico sino un objetivo estúpido", dijo el periodista
Fuente: Archivo

Marcelo Longobardi criticó en términos muy duros al presidente Alberto Fernández luego de analizar la entrevista que el mandatario le brindó al periodista Horacio Verbitsky.

Eduardo Feinmann está apenado por Alberto Fernández: "Los propios no respetan al Presidente"

"Me pareció llamativa una definición del presidente Fernández que pasó desapercibida el fin de semana y que me parece muy importante para terminar de entender qué clase de modelo se está diseñando en la Argentina", señaló Longobardi durante su editorial del programa Cada mañana (Radio Mitre).

"Da la impresión de que se está diseñando un modelo de país con un Presidente que parecía una cosa, como el Presidente que venía a cerrar la grieta. Y tal vez esto sea de lo más grave que hemos visto en términos de los dichos, porque hemos aprendido que más vale entender al kirchnerismo en sentido literal, porque es gente que no tiene mucha sutileza para resolver un inconveniente", remarcó Longobardi y recordó la frase que el Presidente le dijo a Verbitsky: "Una vez me fui, dos veces no me voy. Este es mi último proyecto, para que todos juntos no permitamos que el conservadurismo vuelva a hacerse cargo de la Argentina nunca más".

Jorge Lanata: "Estamos a la buena de Dios"

"Con esta definición el Presidente nos ofrece dos señales. La primera es que su principal objetivo es un objetivo hegemónico, que el peronismo se constituya otra vez en el sistema político. Dentro del peronismo hay sectores que son mucho más 'conservaduros' de lo que el Presidente supone que son los demás. Es más, el peronismo es un grupo de gente conservadora y bastante anacrónica", describió el conductor.

Y añadió: "También nos está mostrando el Presidente cuál es su principal objetivo, que es un objetivo pueril. El Presidente no tiene un objetivo del conjunto de los argentinos sino de una facción. El Presidente plantea no solamente un objetivo hegemónico si no un objetivo estúpido, que no tiene que ver con la Argentina, tiene que ver con los problemas del peronismo, con los problemas de él, o con los problemas de la señora [Cristina Fernández] de Kirchner. Con este razonamiento, el Presidente excluyó al conjunto de los argentinos".

Debora Plager fulminó a Pablo Duggan como compañero de trabajo: "Era imposible"

"Su principal objetivo es político electoral. Y siendo que lo dice el Presidente lo tengo que tomar en serio. Esta definición del presidente acaba de ser consagrada también con una visión completamente anacrónica del mundo por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, que acaba de decir que la gente que se manifestó ayer 'no es el pueblo'.

"A mi no me gustan ni las manifestaciones", dijo Longobardi, "pero la idea de que los que se manifestaron son polacos y no argentinos termina de consagrar la idea de que este Gobierno vino no solamente a profundizar la grieta sino que está ocupado solamente de sus propios problemas".

"La gente que se nos presenta como contrarios a un eventual movimiento conservadurista, se presentan como sujetos completamente anacrónicos, que hablan de temas de los años 50", criticó. "En resumen, se va diseñando lamentablemente un modelo argentino que lo tenemos bastante visible en la frente sobre todo para aquellas personas que están esperando algún desenlace respecto del asunto. El desenlace ya está", finalizó.