La maravilla que no envejece vs el prodigio checo en la UFC 275, ¿podrá Texeira contener el striking de Prochazka?

·2  min de lectura
Jeff Bottari/Zuffa LLC

Nadie esperaba realmente que Glover Teixeira, quien cumplió 42 años en octubre pasado, destronara a Jan Blachowicz cuando se enfrentaron por el título de peso semipesado. En cambio, el brasileño produjo una tremenda actuación para ahogar al campeón, reclamando el cinturón en el proceso.

Que el reinado del título de Teixeira pueda continuar más allá de este punto es un gran interrogante en la UFC 275 con sede en Singapur. El retador Jiri Prochazka solo ha tenido dos peleas dentro del octágono, pero ambas lo vieron despachar a sus oponentes con un poder despiadado.

Cuando se considera que los luchadores a los que Prochazka ha vencido eran un par de ex retadores al título comon Volkan Oezdemir y Dominick Reyes, entonces es seguro decir que el checo es un luchador muy peligroso para no habla ya de sus triunfos sobre el actual rey de Bellator Vadim Nemkov y el titular de PFL Bruno Capelloza.

Aunque Teixeira tiene una mano dura y ha sumado nocauts sobre figuras de la talla de Ryan Bader y Rashad Evans durante su carrera en UFC, esta pelea sería excepcionalmente arriesgada si decidiera mantenerla en pie contra un striker lleno de talento y habilidad.

Prochazka no solo parece moverse mucho más rápido que el brasileño, sino que la barbilla de Teixeira ya no es lo que era. Entonces, si el checo puede aterrizar con un golpe significativo, es muy probable que pueda separar al veterano de la corona que hoy ostenta.

Eso significa que para ganar, el campeón deberá poner a Prochazka en el suelo. Teixeira es un luchador legítimo de clase mundial, y si puede tomar la primera posición, entonces eliminaría a cualquiera. Solo habría que preguntarle a Blachowicz, quien fue completamente dominado en el suelo.

Sin embargo, para hacer eso, tendrá que poner a Prochazka sobre su espalda, y dado el atletismo explosivo que posee el retador, eso podría ser bastante complicado, particularmente porque Teixeira no necesariamente posee el mejor juego de lucha libre en la división.

Teixeira es un campeón duro y habilidoso, pero a la edad de 42 años, es probable que comience a perder velocidad en cualquier momento, y esto no presagiaría nada bueno para él, al menos en el papel. Prochazka probablemente tendrá más hambre, está lleno de confianza y sabe que puede terminar con cualquiera con ese ataque lleno de poder e improvisaciones.

De modo que es muy probable que veamos un cambio de guardia en la división ligero pesada de la UFC.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.