Trump insta a acabar con zonas escolares libres de armas en acto de la NRA

·3  min de lectura

Por Arathy Somasekhar

HOUSTON (Reuters) -El expresidente Donald Trump dijo el viernes que Estados Unidos debería facilitar el confinamiento de los "trastornados" y eliminar las zonas escolares libres de armas, después de que un hombre armado matara esta semana a 19 niños y dos profesores en una escuela de Texas.

"Claramente, tenemos que hacer mucho más fácil el confinamiento de los violentos y los trastornados mentales en instituciones mentales", dijo Trump en un discurso en una convención en Houston de la Asociación Nacional del Rifle, un grupo de defensa de los derechos de las armas.

El episodio en Uvalde, Texas, volvió a centrar la atención en la NRA, uno de los principales donantes de los congresistas, en su mayoría republicanos.

En cuanto a las sugerencias para mejorar la seguridad de las escuelas, Trump dijo que cada una debería tener un punto de entrada extraordinario y detectores de metales, y añadió que también debería haber un oficial de policía o un guardia armado en todo momento en cada institución educativa.

"Esto no es una cuestión de dinero. Es una cuestión de voluntad. Si Estados Unidos tiene 40.000 millones de dólares para enviar a Ucrania, podemos hacerlo", señaló en referencia al permiso financiero y militar de Washington a Ucrania tras la invasión rusa de febrero.

El expresidente también pidió que se eliminen las zonas escolares libres de armas y añadió que esas zonas dejan a las víctimas sin medios para defenderse en caso de ataque de una persona armada.

"Como dice el viejo refrán, la única manera de detener a un tipo malo con un arma es un tipo bueno con un arma (...) La existencia del mal es una de las mejores razones para armar a los ciudadanos respetuosos de la ley", destacó.

Antes de la aparición de Trump, manifestantes con pancartas y cruces con fotos de las víctimas del tiroteo de esta semana en una escuela primaria de Texas se reunieron frente a la convención anual de la NRA.

Alrededor de 500 manifestantes, algunos gritando "NRA vete" y "vergüenza, podrían ser tus hijos hoy", abuchearon mientras miles de miembros del mayor grupo de presión de armas del país se agolpaban en el centro de convenciones.

En la planta de exposiciones del centro de convenciones, los asistentes pudieron manejar pistolas, rifles de caza y de asalto en docenas de puestos, y echar un vistazo a expositores de munición como Sierra Bullets.

Algunos se paseaban por la planta con sombreros de vaquero y gorras rojas de Trump 2024. Un hombre que esperaba para obtener su credencial se autodenominó miembro vitalicio de la NRA, y preguntó en broma si había membresías "de ultratumba" disponibles para poder seguir participando siempre.

Tim Hickey, un veterano del Cuerpo de Marines que asistió al evento, desestimó las protestas. "Estas personas son marionetas y ovejas de los medios de comunicación. No van a hacer cambiar de opinión a nadie", dijo.

En el exterior, la manifestante Melinda Hamilton, de 60 años, fundadora de Mothers of Murdered Angels, que tiene su sede en Fort Worth, y que perdió a su hija y a su nieto a causa de la violencia armada, celebró una vigilia en un parque situado frente a la convención.

"Tienen que cambiar las leyes y tenemos que luchar para cambiar estas leyes. No tiene ningún sentido que un joven de 18 años pueda comprar un arma", dijo, refiriéndose a las edades de los tiradores de los supermercados de Uvalde y Buffalo, en el estado de Nueva York.

La decisión de la NRA de seguir adelante con su mayor reunión anual forma parte de una estrategia de décadas de resistencia a la presión por el control de las armas que se remonta al tiroteo de 1999 en el instituto de Columbine, en Colorado.

La convención del fin de semana es la primera reunión anual del grupo, que cuenta con cinco millones de miembros, tras dos cancelaciones anteriores debidas a la pandemia del COVID-19. Carteles que celebran su 150º aniversario colgaban en la sala de exposiciones.

(Reporte de Arathy Somasekhar y Callaghan O'HareEditada por Javier López de Lérida y Javier Leira)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.