Anuncios

Manifestantes forman cadena humana en torno a emisora pública eslovaca que el gobierno quiere tomar

Manifestantes sostienen una pancarta que dice "¡Manos fuera de RTVS!" durante una protesta organizada por partidos de oposición eslovacos en Bratislava, el miércoles 27 de marzo de 2024, en contra del plan del gobierno de tomar el control de la emisora pública del país. (Pavol Zachar/TASR vía AP)

BRATISLAVA, Eslovaquia (AP) — Manifestantes formaron el miércoles una cadena humana alrededor del edificio de televisión y radio pública de Eslovaquia, en protesta por el plan de toma de control por parte del gobierno, cuyo primer ministro populista y prorruso tachó recientemente de enemigos a varios medios de comunicación privados.

El plan de toma de control fue redactado por la ministra de Cultura, Martina Šimkovičová, que representa a un partido ultranacionalista que es miembro del gobierno de coalición, y ha trabajado para un canal de televisión por internet conocido por fomentar la desinformación.

El plan ha sido criticado por la presidenta Zuzana Čaputová, por partidos de la oposición, periodistas locales, organizaciones internacionales de medios de comunicación, la Comisión Europea y otras personas y organismos, que advierten que el gobierno asumiría el control total de las emisoras públicas. Periodistas eslovacos han dicho que el plan es un ataque contra todos los medios de comunicación libres.

La protesta del miércoles es la más reciente contra las políticas del primer ministro Robert Fico, conocido por sus diatribas contra los periodistas. Sus detractores temen que Eslovaquia, bajo su gobierno, abandone su tendencia prooccidental y siga los pasos que Hungría ha dado bajo el mando del primer ministro Viktor Orbán.

Šimkovičová ha dicho que es necesario tomar el control de los medios de comunicación públicos porque considera que la emisora actual está sesgada, da espacio sólo a los puntos de vista convencionales y censura el resto. La emisora lo ha negado.

Según su plan, la emisora de radio y televisión pública actual, conocida como RTVS, será reemplazada por una nueva organización. Un nuevo consejo de siete miembros nombrados por el gobierno y el parlamento elegiría al director de la emisora y tendría derecho a despedirlo sin motivo.

El actual director de la emisora fue elegido por el Parlamento y su periodo en el cargo termina en 2027.

Los cientos de manifestantes mostraron una pancarta que decía “¡Manos fuera de RTVS!” y gritaron a los periodistas “Estamos de su lado”. Miles de personas participaron en manifestaciones similares a principios de este mes.

Fico regresó al poder por cuarta vez el año pasado cuando su partido de izquierda Smer ganó la elección parlamentaria con una plataforma prorrusa y antiestadounidense.