Estos malos hábitos dañan tu piel y no te das cuenta

·5  min de lectura

Cuidar nuestra piel es crucial para la salud en general. Pero muchas personas cometen errores que en realidad pueden estar dañando este órgano vital. La piel es el órgano más grande del cuerpo y uno de los más complejos. Proporciona una barrera protectora contra patógenos y también sirve para regular nuestra temperatura.

También nos permite sentir el mundo que nos rodea, al mismo tiempo que nos ayuda a producir vitamina D cuando nos exponemos al sol. La piel incluso puede proporcionar una ventana a nuestra salud en general.

Pero ¿cuáles son los principales errores que comete la gente con su piel? Dermatólogos explicaron a Newsweek que hay varios errores comunes que las personas cometen en su vida diaria.

Un hábito omnipresente que puede causar problemas es tomar duchas calientes, dice a Newsweek Steven Daveluy, dermatólogo certificado por la Escuela de Medicina de Wayne State University.

“Aunque el agua caliente se siente bien, es muy severa con nuestra piel”, explica Daveluy. “El agua caliente provoca piel seca que luego puede inflamarse y causar comezón. Evita el agua caliente cuando te bañes. El agua fría es ideal y es una excelente manera de despertarse por la mañana, pero no todos pueden tolerar una ducha fría.

“Trata de bajar la temperatura del agua tanto como sea soportable. Además, toma duchas cortas, ya que la exposición prolongada al agua también puede causar resequedad y picazón en la piel”.

Mucha gente usa productos con fragancias. Pero las fragancias de los jabones, detergentes, humectantes y otros productos pueden irritar la piel. “Si bien algunas personas no tienen ningún problema, otras reaccionan a estas fragancias”, dice.

CAMBIAR DE PRODUCTOS

Si tienes algún problema de piel seca o con picazón después de usar estos productos, debes cambiar a un jabón, un detergente para ropa y un humectante sin fragancias.

En un intento de curar los padecimientos de la piel, el uso de remedios caseros irritantes a menudo puede hacer más daño que beneficio, explica Daveluy. “Veo a muchas personas con erupciones o imperfecciones que provocan comezón en la piel al intentar un tratamiento en casa con cosas que irritan el cutis”, añade.

“El alcohol isopropílico es un culpable común. El alcohol puede ser útil para limpiar la piel, pero también es irritante y puede dañarla. El peróxido de hidrógeno es similar en el sentido en el que puede limpiar la piel, pero también es irritante.

“Está bien usar alcohol o peróxido para limpiar un corte o una abrasión, pero solo se necesita usarlo una vez. No se debe aplicar alcohol o peróxido en un salpullido, y no debe aplicarse sobre la piel repetidamente por ningún motivo”.

Empujar o quitar las cutículas, la capa delgada de piel que crece hacia la parte superior de la superficie de la uña, también puede causar problemas. Esto se debe a que la cutícula tiene la función de proteger el área entre la piel y la superficie de la uña de infecciones e irritaciones.

“Quitar la cutícula de las uñas las expone a infectarse, por lo que nunca debes empujar o quitarte las cutículas”, explica Daveluy. “Aunque el esmalte de uñas no se vea tan perfecto cuando dejas la cutícula y pintas sobre estas, siéntete orgulloso por estar tomando la decisión saludable para tus uñas”.

piel
Los rayos ultravioleta del sol pueden dañar la piel. (Foto: iStock)

SOBRE LA PIEL SOLO DEBEN HABLAR EXPERTOS

El dermatólogo también advierte de los consejos de influentes en redes sociales, ya que no tienen la experiencia profesional o la capacitación adecuada.

“Ha habido mucha investigación que analiza la información sobre el cuidado de la piel en las redes sociales”, observa Daveluy. “Es consistentemente inexacta y engañosa. Recuerda que se necesitan cuatro años de escuela de medicina más cuatro años de residencia para convertirse en dermatólogo.

“Publicar en redes sociales y obtener seguidores no convierte a alguien en experto en el cuidado de la piel. No sigas los consejos sobre el cuidado de la piel de las redes sociales a menos de que la persona que lo publique sea un dermatólogo”.

Finalmente, Daveluy explica que, en general, es una mala idea tratar de obtener vitamina D de la exposición al sol. Cuando la piel se expone al sol, produce previtamina D que luego va al hígado y luego al riñón para ser procesada en vitamina D activa, un nutriente vital para la salud ósea y la función inmunológica, entre otras funciones.

Pero Daveluy expone que la exposición al sol no es una forma segura de aumentar los niveles de vitamina D en el cuerpo. Esto se debe a que los rayos ultravioleta B (UVB) del sol (o de las cabinas de bronceado) pueden causar cáncer.

Las fuentes recomendadas de vitamina D son los suplementos y las fuentes dietéticas, que son pocas, pero incluyen alimentos como pescado, champiñones, leche de vaca y algunas leches hechas a base de plantas.

EL PROTECTOR SOLAR NO PROTEGE DEL TODO

Según el dermatólogo Chris Adigun, certificado por la junta de la Academia Estadounidense de Dermatología, un error común que cometen las personas es confiar demasiado en el protector solar.

“Pasar tiempo bajo la luz solar directa y esperar que el protector solar actúe como una especie de escudo impenetrable no es buena idea. El protector solar es solo eso: una pantalla. Protegerá de algunos rayos dañinos, pero solo hasta cierto punto”, dice Adigun a Newsweek.

Aparte de un mayor riesgo de cáncer de piel, el daño de los rayos UV puede causar decoloración de la piel, hiperpigmentación, pecas, arrugas y una piel que parece coriácea.

El impacto de no proteger la piel de los rayos UV quedó claramente demostrado en una foto viral que muestra la mejilla y el cuello de una mujer de 92 años, que apareció en un estudio publicado en el Diario de la Academia Europea de Dermatología y Venereología.

La mujer usó humectantes con protección UV en la cara, pero no en el cuello, durante más de 40 años. La piel de la cara se veía significativamente más saludable, mientras que la del cuello mostraba signos visibles de daño solar.

Daveluy explica que debes tratar de mantener el mismo tono de piel durante todo el año si es posible, lo que significa tratar de evitar quemarte o broncearte.

Algunas formas con las que puedes proteger tu piel incluyen usar protector solar, utilizar sombreros y ropa que cubra la piel, y buscar sombra donde exista. N

(Publicado en cooperación con Newsweek. Published in cooperation with Newsweek).

Newsweek en Español te recomienda también estas notas:

La principal transmisión de la viruela símica es por contacto de la piel: estudio

Esto es lo mejor que puedes hacer para retrasar el deterioro cognitivo

Bebé es diagnosticada con rara enfermedad; es el único caso en el mundo