Maduro le contestó a Bachelet por el informe: "No escuchó a Venezuela"

LA NACION

GINEBRA.- Tras el lapidario informe que presentó la semana pasada Michelle Bachelet, alta comisionada de las Naciones Unidas, en el que denunció las múltiples y generalizadas violaciones de los derechos humanos, sociales y económicos que sufre Venezuela , el presidente Nicolás Maduro le contestó hoy en una carta, en la que afirmó que el contenido "es profundamente lesivo a la dignidad del pueblo venezolano y a la verdad de la situación" en el país.

"Lamentablemente salta a la vista que no escuchó a Venezuela", añadió Maduro en la carta a Bachelet, entregada en Ginebra por un enviado de Maduro, Jorge Valero. Además, el presidente venezolano afirmó que el informe "está plagado de falsas afirmaciones, tergiversaciones y manipulaciones en el uso de datos y de fuentes".

"Es un reporte carente de eequilibrio y rigor, abiertamente parcializado", añadió en la misiva.

Maduro acusó a Bachelet de ceder a las presiones de Estados Unidos haciendo de su informe sobre la situación en Venezuela "un peligroso eslabón para la intervención" en la nación caribeña. El líder chavista le reprochó que el texto es un "calco" de los elaborados por su predecesor, Zeid Raad al-Hussein, "que orientó su gestión a la construcción de un ilegal e inmoral expediente contra Venezuela con el único objetivo de criminalizar al Estado venezolano".

"Su reporte se alinea de manera lamentable con el relato mediático y político impuesto desde Washington, al repetir el guión acerca de la existencia de un supuesto gobierno dictatorial y de una supuesta crisis humanitaria, justificadora de una intervención para quienes anhelan [...] hacerse raperamente con nuestros inmensos recursos naturales", criticó.

En su informe, Bachelet afirmó que Venezuela está gobernada por una revolución que se niega "a reconocer la magnitud de la crisis y no adopta medidas apropiadas". Además, señaló que la tragedia amenaza con continuar "el éxodo sin precedentes de emigrantes y refugiados que abandonan el país mientras el resto de los ciudadanos sufrirán el empeoramiento de sus condiciones de vida".

Agencia DPA