México y EEUU, reacios a cerrar por la covid a pesar del ejemplo europeo

Agencia EFE
·6  min de lectura

Redacción Internacional, 28 oct (EFE).- México y Estados Unidos muestran su recelo a adoptar nuevas medidas restrictivas por la covid-19, a pesar de tener un alza en los casos positivos y de contar con la ventaja de ser testigos de la situación europea, donde la mayoría de países impone nuevas restricciones por la segunda ola.

América, que roza los 20 millones de casos y las 627.000 muertes, según el parte diario de la Organización Mundial de la Salud (OMS), presenta números que dan para moverse entre el optimismo del descenso de los números en Chile, por ejemplo, o el miedo ante una segunda ola en Estados Unidos o México.

A nivel mundial, los casos globales ascendieron este miércoles a 43,5 millones, 359.000 más que en la jornada anterior, con el foco puesto en Europa, que llega ya a los 10 millones de positivos acumulados y las 270.000 muertes, y con una rápida y violenta tendencia al alza.

En América la gráfica también sube, aunque de forma más moderada, y ronda los 150.000 casos diarios. Estados Unidos sigue siendo el país con más casos absolutos en el mundo y en América, con 8,6 millones.

En el continente, le siguen Brasil (5,4 millones de contagios), Argentina (5) y Colombia (6), las dos superando el millón de casos; mientras que México (7) está a punto de alcanzar los 900.000.

MÉXICO Y EE.UU., DE ESPALDAS A LA COVID

Con el mismo estilo que adoptaron en la primera ola de la pandemia, México y EE.UU dejan entrever que ante el aumento de casos no van a adoptar medidas muy drásticas.

Así, la secretaria de Gobernación de México, Olga Sánchez Cordero, descartó hoy por completo que se apliquen toques de queda y sanciones contra la población ante un rebrote de covid-19, a punto de superar en el país los 90.000 muertos y 900.000 enfermos.

"Quiero ser muy enfática. No va a haber en México medidas coercitivas a la población como toques de queda o algunas otras sanciones, que no se van a imponer a las personas que no sigan las medidas de salud", expresó la secretaria durante un foro virtual de la Reunión Anual de Industriales (RAI) 2020.

A pesar de contar con la ventaja de ver el impacto que está teniendo la segunda ola en Europa antes de que suceda en estos países, lo que presupone un margen de maniobra mayor para gestionarla, los gobernantes se niegan a mirar al Viejo Continente.

De hecho, el presidente de México, López Obrador, lamentó los toques de queda "autoritarios" que Europa ha implementado por los rebrotes.

"Yo lamento que eso se esté aplicando en Europa, ni en los peores momentos de Europa había esos toques de queda y todas esas medidas, claro que para un conservador eso es, para decirlo coloquialmente, es mole de olla, eso les encanta, les fascina", expresó en su rueda de prensa matutina.

De la misma forma, el presidente de EE.UU., Donald Trump, clamó hoy por el regreso de la normalidad, a pesar de que Estados Unidos está experimentado cifras récord de infecciones diarias, lo que aumenta la preocupación ante la proximidad de las festividades de Halloween y Acción de Gracias.

En los últimos días, el mandatario ha insistido, pese a que los números ha repuntado en las últimas semanas, en que la pandemia "está terminando". "Los medios solo hablan de covid, covid, covid? (...) Solo queremos vida normal, ¿verdad? Y está sucediendo, muy rápidamente", afirmó el lunes en un acto en Pensilvania.

Las palabras de Trump contrastan con la preocupante realidad en Estados Unidos, especialmente en zonas rurales que son las más afectadas ahora por el repunte de casos.

ATAJAR LA SITUACIÓN AL ALZA EN EL AMAZONAS BRASILEÑO

En el otro extremo, las autoridades del estado brasileño de Amazonas anunciaron nuevas restricciones ante la preocupante situación de la región, con un aumento del 80 % en las muertes al pasar de pasar de 9 a 16 óbitos, en el promedio móvil de los últimos 14 días.

En esa región del país, el número de casos confirmados también se ha incrementado, con un 23 % de evolución.

De acuerdo con el Gobierno de Amazonas, las cifras crecieron por la campaña electoral para las municipales del próximo noviembre, lo que aumentó el número de aglomeraciones en la región, pero también por la cantidad de casos de Síndrome Respiratorio Agudo, producidos por la temporada de lluvias que la azota en este momento.

La tendencia no es la misma para todo el país. Según los datos oficiales, el promedio diario de muertes y casos por covid-19 durante los últimos 14 días en Brasil continúa a la baja, con 496 fallecidos y 23.290 casos. Dos semanas atrás esa media se ubicaba en 576 muertes y 33.400 contagiados por lo que sigue la tregua en el gigante suramericano.

Brasil llegó ayer a las 157.946 muertes por covid-19, tras registrar 549 nuevos óbitos en las últimas 24 horas, y el total de casos confirmados por la pandemia pasa de los 5,43 millones, según el balance del Gobierno.

ALERTAN DE MALTRATO A TRABAJADORAS EN CANADÁ

Más allá de las cifras, diferentes estudios y denuncias siguen alertando del impacto de la covid-19 en las personas y los colectivos más vulnerables. Así, varias ONG canadienses denunciaron que la pandemia está siendo utilizada contra trabajadores temporales extranjeros en Canadá para que las empresas aumenten su control y abusos, sobre todo en mujeres y migrantes.

Las organizaciones Caregivers' Action Centre (CAC) y Migrant Workers Alliance for Change (MWAC) lamentaron que en algunos casos, los trabajadores han sido obligados a hacer jornadas de catorce horas sin que se les paguen las horas extra.

Además, dos de cada tres trabajadores entrevistados declararon que sus empleadores les habían prohibido salir de las viviendas o enviar dinero a sus familias e incluso acudir al doctor desde el inicio de la pandemia.

UNA TREGUA PARA CHILE Y BUENOS AIRES

Las buenas noticias llegan desde Argentina, donde después de casi ocho meses de cierre, Buenos Aires sigue con una curva de contagios estable y con indicios de un descenso, lo que permite seguir con el plan de reapertura económica, y deja paso a nuevas medidas como el retorno presencial para los alumnos de algunos cursos, la habilitación de actividades universitarias y de investigación y la apertura de museos.

En la misma línea, Chile sumó este miércoles 1.004 nuevos casos del coronavirus SARS-CoV-2 y registró solo seis muertes por la covid-19, una de las cifras más bajas desde junio, lo que eleva el balance total desde el inicio de la pandemia en marzo a 505.530 infectados y 14.032 fallecidos.

(c) Agencia EFE