Médicos Sin Fronteras dice debe prestarse mayor atención a pacientes COVID-19 fuera de hospitales

Por Emma Farge
Foto de archivo. Logo de Médicos sin Fronteras en un hospital en Irán.

Por Emma Farge

GINEBRA, 6 abr (Reuters) - La organización Médicos Sin Fronteras (MSF) en Italia y España dijo el lunes que debe prestarse más atención a los pacientes con COVID-19 fuera de los hospitales, donde los trabajadores de la salud a menudo están muy mal equipados y los enfermos mueren solos.

Las tasas de infección de la enfermedad respiratoria están comenzando a desacelerarse en dos de los países más golpeados y que en conjunto representan más del 20% de los 1,2 millones de casos de la pandemia mundial, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

Personal de la organización sin fines de lucro dijo que la leve disminución en la carga de los casos les permitía comenzar a lidiar con la escala del contagio y las muertes en hogares de ancianos y casas particulares, que a menudo no están insertos en las cifras oficiales.

"Sufrimos mucho debido a una atención demasiado inflada hacia los hospitales", dijo a periodistas en Ginebra la médica Chiara Lepora, coordinadora de proyectos de MSF en la provincia italiana de Lodi, en Lombardía, en un informe sobre "desafíos desde el campo".

"Cuando el número de casos es abrumador en comparación con los recursos, es necesario establecer y desarrollar y mantener una serie de alternativas", agregó.

Lepora aseguró que aún no era posible decir cuántos habían muerto fuera de los hospitales, pero agregó que más de la mitad de los pacientes sospechosos de COVID-19 en algunas áreas nunca fueron a los recintos asistenciales.

De los hogares de ancianos visitados por MSF, hubo una tasa de mortalidad de 10% a 30% entre los residentes, dijo. Aunque no ha sido posible confirmar de qué murieron en medio de la escasez de kit de pruebas, coincidió con la tasa de mortalidad de COVID-19 para dicho grupo etario.

Las tasas de infección del personal en las mismas instalaciones fueron del 30%-50%. No estaba claro de inmediato cómo se compara ese porcentaje con los hospitales. Más de 4.000 trabajadores de la salud en Italia han contraído el virus.

"Realmente, realmente llamamos a cualquier otro (lugar)... que no ha visto esta tragedia desplegarse estar más preparado y proteger al personal que trabaja en hogares de ancianos", afirmó Lepora.

Médicos Sin Fronteras cuanta con alrededor de 30 personas en Italia y está colaborando con el Gobierno.

"Necesitamos enfocarnos en hogares de ancianos donde las personas no tienen capacitación y no hay el mismo nivel de atención médica", dijo Luis Encinas de MSF, coordinador médico de su misión española de 65 personas. España tiene más de 12.000 trabajadores de la salud infectados.

"Las personas mayores mueren solas en hospitales, pero también en hogares de ancianos sin la compañía de sus seres queridos y en términos de dignidad, esa es una de las lecciones clave aprendidas", agregó.


(Reporte de Emma Farge, Editado en Español por Manuel Farías)