Máxima de Holanda se supera con un vestido de triple estampado

·2  min de lectura

Si comparamos las agendas reales de años pasados con las de 2020, encontramos en todas ellas mayoría de actos y compromisos con un único objetivo: unir fuerzas ante la crisis sanitaria. Los reyes de Holanda son todo un ejemplo en ese aspecto, además de conocer los sectores más afectados, Máxima ha acudido este jueves a una clínica para reunirse con médicos holandeses. Un encuentro con la intención de mostrarles su total apoyo en un momento tan complicado. Y, además de conseguirlo, la reina de los Países Bajos nos ha dejado otro look para el recuerdo. Una combinación que, a diferencia de esas veces que deja salir su faceta más fantasiosa, podríamos llevar en cualquier cita del día a día durante los próximos meses. En ella destaca un diseño con el que amplía su colección de vestidos otoñales.

Máxima de Holanda
Máxima de Holanda

El vestido de Máxima, firmado por Altuzarra, demuestra que, por mucho que disfruta reciclando una y otra vez algunas de sus prendas más llamativas -creando mezclas únicas-, no pierde de vista las tendencias. La prueba sería su combinación, ya que apostó por un total look estampado con el motivo por excelencia de la temporada: el paisley. Estos dibujos con forma de ameba que se popularizaron en 1970 vuelven a los armarios otoñales al recordar a las hojas de los árboles en esta época del año. Pero el print de su diseño tenía truco, ya que los dibujos cambiaban según la zona del vestido. Hasta tres patrones diferentes se combinaban en la prenda que usó la reina de Holanda, una gran aficionada al mix de dibujos.

Máxima de Holanda
Máxima de Holanda

Complementos coordinados

Por muy vistosa que resultaba la pieza de cuello camisero, manga larga y bajo 'pavo real' (más corta por delante que por detrás), Máxima apostó por completarla con piezas de su colección de accesorios. Ya que el paisley resulta lo suficientemente llamativo por sí solo, recurrió al minimalismo añadiendo un cinturón ancho con hebilla dorada en color burdeos y una cartera tipo sobre a juego. Dos detalles que se complementaban con las botas de la misma tonalidad. Un modelo de Gianvitto Rossi especialmente rockero terminado en punta con caña slouch y tacón ancho -un diseño que tiene también con estampado de serpiente-, la forma de aguantar las alturas con comodidad durante su visita.

Máxima de Holanda
Máxima de Holanda

Su joyero más versátil

Además de la imprescindible mascarilla que no puede faltar en cualquier acto en público, Máxima completó la combinación con unos pendientes XL, un modelo verde botella y granate que se sincronizaba con los colores de su vestido a la perfección. La pieza nos resulta familiar, ya que la ha lucido en varias ocasiones. Lo que resulta curioso es que, pese a tratarse de un set bastante grande, la reina de los Países Bajos suele llevarlo en citas diurnas y durante todo el año, ya que no podemos olvidarnos que, el pasado verano, los llevó para la reinauguración de un hospital militar.