Anuncios

Máxima corte de Guatemala deja fuera definitivamente de elección a candidato presidencial favorito

Imagen de archivo. Una persona pasa junto a carteles de candidatos durante el inicio de la campaña para las elecciones generales en Guatemala.

CIUDAD DE GUATEMALA, 26 may (Reuters) - La Corte de Constitucionalidad (CC) de Guatemala resolvió el viernes dejar fuera de forma definitiva de la contienda para los comicios presidenciales de junio a Carlos Pineda, favorito en las encuestas de intención de voto, en un suceso sin precedentes que sacude la campaña electoral a solo un mes de la votación.

La participación de Pineda quedó en el aire la semana pasada cuando un tribunal suspendió provisionalmente su candidatura. El empresario de 50 años apeló esta decisión ante el máximo tribunal, pero días después su partido, Prosperidad Ciudadana, desistió de cualquier intento de revertir el fallo.

La Corte informó en un comunicado que "declaró sin lugar los recursos de apelación interpuestos" en el caso, por lo que "se deja en suspenso temporal el acto reclamado".

"La CC avala el #FraudeElectoral y pierde Guatemala y nos quedamos sin democracia!!", dijo Pineda en su cuenta de Twitter tras cononcerse la decisión. Más temprano, sus simpatizantes se congregaron afuera del máximo tribunal para esperar el fallo y exigir que lo dejaran participar en la cita electoral.

En una encuesta de Cid Gallup publicada el miércoles, Pineda aparecía en primer lugar de intención de voto, con el 22%, seguido por la exprimera dama Sandra Torres, con el 20%; Zury Ríos, hija del fallecido dictador Efraín Ríos Montt, con el 16%, y Edmond Mulet, un diplomático de carrera, con el 14%.

Aparte de Pineda, otros dos precandidatos fueron excluidos previamente este año de la contienda en las urnas: Thelma Cabrera, una líder indígena de izquierdas, del Movimiento para la Liberación de los Pueblos (MLP), y Roberto Arzú, del partido de derechas Podemos.

"Clara instrumentalización del poder judicial para garantizar un resultado 'electoral'", dijo el viernes el subdirector en funciones para las Américas de Human Rights Watch (HRW), Juan Pappier, después de darse el fallo.

HRW, la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) y la organización Robert F. Kennedy Human Rights (RFKHR) expresaron el miércoles su preocupación porque consideran que el proceso electoral se da en "un contexto de deterioro de los derechos humanos, civiles y electorales".

En abril, subsecretario del Departamento de Estado de Estados Unidos para Asuntos del Hemisferio Occidental, Brian Nichols, afirmó que "la democracia depende de que todos los ciudadanos elijan a sus líderes entre todos los candidatos cualificados sin barreras arbitrarias, exclusión o intimidación", en alusión a los comicios guatemaltecos.

El 25 de junio será elegido en las urnas el sucesor de Alejandro Giammattei, a quien la oposición acusa de reprimir a jueces, fiscales, periodistas y activistas, algunos de los cuales han abandonado el país. Si ninguno de los candidatos logra más del 50% de votos, habrá un balotaje en agosto.

(Reporte de Sofía Menchú; Editado por Raúl Cortés Fernández)