Anuncios

Lula propone una ley para regular el trabajo en las aplicaciones de transporte de pasajeros

FOTO DE ARCHIVO: El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, asiste a una rueda de prensa en el Palacio de Planalto en Brasilia,

BRASILIA/SAO PAULO, 4 mar (Reuters) - El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, remitió el lunes al Congreso un proyecto de ley para regular los derechos laborales de los trabajadores de las aplicaciones de transporte de pasajeros en el país, que incluye la exigencia del pago de un salario mínimo.

La propuesta, que podría afectar a empresas de transporte colectivo como Uber y 99 de la china Didi , debe ser aprobada por el Senado y la Cámara Baja para convertirse en ley.

"El debate en el Congreso no será fácil", dijo Lula el lunes en un evento.

Uber dijo en un comunicado que ve el proyecto de ley como "un paso importante hacia una regulación equilibrada del trabajo intermediado por plataformas".

Por su parte 99 no respondió de inmediato a la solicitud de comentarios de Reuters.

El proyecto de ley establece que las aplicaciones de transporte por carretera tendrán que pagar al menos el salario mínimo del país, que actualmente es de 1.412 reales (285,37 dólares), a los trabajadores que trabajen ocho horas al día. También habría un tope de 12 horas de trabajo diarias para todas las plataformas.

Los datos más recientes del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), de 2022, indican que en Brasil hay unas 778.000 personas que trabajan principalmente en el transporte a través de aplicaciones.

El proyecto de ley propone también conceder a los trabajadores de este tipo de transporte derechos como una pensión pública y prestaciones de maternidad, a cambio de una contribución a la seguridad social pagada parcialmente por las empresas y parcialmente por los trabajadores.

Sin embargo, sigue las recientes decisiones de los tribunales del país de no considerar asalariados a los trabajadores del transporte reservado por trayecto en aplicaciones. En consecuencia, no daría derecho a vacaciones pagadas ni a otras prestaciones.

"Los trabajadores estarán vinculados a cuantas empresas quieran, fijarán su propio horario de trabajo, pero tendrán derechos", dijo en el acto el ministro de Trabajo brasileño, Luiz Marinho, quien agregó que el Gobierno podría recaudar casi 300 millones de reales al mes con las cuotas a la Seguridad Social.

Lula añadió que ahora busca hacer lo mismo con las empresas de reparto de alimentos que utilizan unos sistemas similares.

(1 dólar = 4,9479 reales)

(informes de Lisandra Paraguassu (Brasilia) y Andre Romani (São Paulo); Edición en español por Sofía Díaz Pineda)