Los primeros pasos de Macri Presidente y los de Cristina como expresidenta

Yahoo Noticias
Mauricio Macri al tomar posesión del mando presidencial en la Casa Rosada el 10 de diciembre de 2015 (AFP | Juan Mabromata)

La jura en el Congreso, con poca gente en la plaza. En Casa Rosada, con más público y su típico baile. Así asumió Mauricio Macri la presidencia, tras 12 años de kirchnerismo. Luego del interminable tironeo por el traspaso de mando, el cual terminó con la ex presidenta viajando a Río Gallegos, ausente en el acto de la asunción, Macri comenzó a dar sus primeros pasos como cabeza del Ejecutivo nacional.

Tras retirarse del balcón de la Rosada, Macri recibió a las delegaciones extranjeras en el Palacio San Martín. Luego, le tomó juramento sobre el final del día a sus ministros, para cerrar con una gala en el Teatro Colón. Pero lo importante vino hoy por la mañana, con el boletín oficial, y algunas novedades en cuanto a designaciones.

Mientras tanto, la ahora ex presidenta se fue a Río Gallegos, a la asunción de Alicia Kirchner como gobernadora y ya vive sus primeros días como retirada del poder.

El primer boletín oficial: reformas a la Ley de Ministerios

Cuando Macri anunció su gabinete, puso en claro que desdoblaría ciertas carteras en más divisiones. Economía pasaría a tener varias partes. Para esto, tiene que haber unamedida que habilite al Presidente a realizar esta maniobra, y fueron 29 los decretos que firmó en su primer boletín oficial al frente de la Casa Rosada.

Así, el Ministerio de Economía quedó oficialmente desdoblado: se crearon ,las carteras de Energía, de Agroindustria, de Transporte, de Comunicaciones, de Modernización y las secretarías de Coordinación Interministerial y de Coordinación de Políticas Públicas. El Palacio de Hacienda quedó en manos de Alfonso Prat-Gay, y el gabinete económico se completó con Ricardo Buryaile (Agroindustria), Francisco Cabrera (Producción), Guillermo Dietrich (Transporte), Juan José Aranguren (Energía y Minería) y Jorge Triaca (Trabajo, Empleo y Seguridad Social).

Macri designó así, oficialmente, a su equipo de trabajo, que había sido anunciado ayer entre bromas:

Los otros ministros que quedaron formalizados con el boletín oficial son Carolina Stanley (Desarrollo Social), Esteban Bullrich (Educación y Deportes) Jorge Lemus (Salud), Andrés Ibarra (Modernización), Julio Martínez (Defensa), Germán Garavano (Justicia y Derechos Humanos), Patricia Bullrich (Seguridad), Sergio Bergman (Ambiente), Pablo Avelluto (Cultura), Gustavo Santos (Turismo), Oscar Aguad (Comunicaciones) y Lino Barañao (Ciencia y Tecnología).

También se firmó la Unidad Plan Belgrano, que tiene como objeto desarrollar el norte argentino.

Hasta aquí, Macri no hizo más que formalizar lo que ya era conocido de antemano, cuando comenzó a destapar las designaciones que le dieron forma a su orientación política de Gobierno, rodeado de funcionarios relacionados principalmente al empresariado argentino.

Sin embargo, la mayor novedad vino por el lado del Indec. Graciela Bevacqua, ex directora del área de precios del instituto, y removida por Guillermo Moreno , volverá como directora técnica. Se trata de una profesora de matemática que estuvo en el ojo de la tormenta por denunciar irregularidades en los sistemas de medición.

La paz con Scioli, la proyección con Massa

La primera jugada política de Macri como presidente fue con su competidor en el pasado balotaje, Daniel Scioli. Mantuvo una reunión en la cual, siempre junto a su jefe de Gabinete Marcos Peña, el Presidente fijó ciertas posiciones respecto de la coparticipación (según el mismo Scioli contó luego en una conferencia de prensa).

Lejos parecieron haber quedado los tiempos de chicanas y cruces de campaña. "El desafío del Presidente, y también el mío, es buscar los puntos de encuentro", aseguró Scioli en la conferencia de prensa. Se trata de un primer acercamiento, teniendo en cuenta que Scioli no ocupa ya ningún cargo público, y que su fuerza política quedó dividida entre quienes lo apoyaban en su candidatura y el cristinismo más duro, que nunca le dio el espacio suficiente.

Otra figura clave, Sergio Massa, también ex candidato presidencial en las últimas elecciones, tendrá un lugar protagónico: Macri fijó una reunión con el ex intendente de Tigre para acordar una agenda común.

Agenda que, de no empezar a controlar desde el día 1, podría descontrolarse si los planes políticos de Macri apuntan a una estrategia de contención del peronismo.

Cristina, una ciudadana más

La presidenta revolucionó ayer, con la foto de su vuelo en Aerolíneas Argentinas, el mundo de la política. Mientras Macri juraba, ella estaba en clase turista en un Boeing 737 viajando a Santa Cruz, para ver a Alicia Kirchner asumir la gobernación.

El vuelo 1862 de Aerolíneas fue recibido y despedido por militantes, que demostraron su apoyo. Un día antes, la Presidenta había dejado la Plaza de Mayo repleta de manifestantes que coreaban su nombre, y pedían por su vuelta a la política en cuatro años.

Poco se sabe respecto del futuro de la expresidenta. Tanto personal como político. Por lo pronto, acomodó su departamento del barrio de Recoleta y espera viajar entre Buenos Aires y el que, según ella, es su “lugar en el mundo”: Calafate.

Mientras tanto, habrá que esperar para saber si está en sus planes manejar la política subterránea, aquella con la cual el peronismo siempre se ha sentido cómodo y ha sabido manejar para planear el regreso al poder.