Lollapalooza se queda en Chicago 10 años más

·6  min de lectura

La alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, anunció el domingo un nuevo contrato para mantener a Lollapalooza en Grant Park por otros 10 años.

Lightfoot dijo que el festival continuará llevándose a cabo en Chicago hasta 2032, revelando las noticias antes del acto principal de J-Hope en el escenario Bud Light Seltzer el domingo por la noche.

“La gente me ha estado diciendo, ‘Alcaldesa, amamos a Lolla. Es lo mejor que está pasando. Estoy de acuerdo. Así que estoy aquí para decirles por decreto que nos aseguraremos de que Lolla continúe en el futuro”, dijo Lightfoot cuando terminó el evento de cuatro días.

El contrato estará vigente para el festival de 2023, y el organizador del festival C3 Presents y el Distrito de Parques de Chicago tendrán la opción de extender el contrato bajo los mismos términos por cinco años. No estaba claro el domingo si el acuerdo se presentará ante la junta del Distrito de Parques.

Los detalles completos del contrato no estaban disponibles el domingo, incluida la mención del impuesto de entretenimiento de la ciudad, un punto final en las negociaciones. La semana pasada, los ejecutivos de C3 Presents estaban presionando a la ciudad para que les garantizara que el impuesto a las diversiones de Chicago no aumentaría más durante el curso de un nuevo acuerdo.

El cargo aumentó del 5% al 9% para eventos a gran escala durante el transcurso del contrato existente de 10 años de Lollapalooza.

Lightfoot no ofreció más comentarios después de subir al escenario el domingo. Brendan Reilly, 42, y Sophia King, cuarto, los dos concejales cuyos distritos incluyen Grant Park, no estuvieron disponibles de inmediato para hacer comentarios el domingo. Friends of the Park, uno de los grupos de defensa de parques más activos de la ciudad, no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

“Ahora hay un total de ocho Lollapaloozas en cuatro continentes, pero Chicago sigue siendo el centro del universo Lollapalooza”, dijo Charlie Walker, socio de C3 Presents, en un comunicado de prensa. “Con los mejores artistas del mundo, fanáticos increíbles y nuestros increíbles socios en la ciudad de Chicago, estamos entusiasmados de continuar brindando una experiencia de festival inigualable en Grant Park durante la próxima década”.

El Distrito de Parques recibirá entre el 5% y el 20% de los ingresos del festival durante ese tiempo, en función de los ingresos totales de admisión, bienes y servicios en el festival, ventas de licencias, patrocinios y acuerdos de transmisión. Al igual que con el contrato existente, C3 garantizará pagos de al menos $2 millones si se lleva a cabo el festival completo de cuatro días; $1.5 millones por tres días; y $750,000 si el festival no se lleva a cabo.

El acuerdo también estableció un límite de asistencia de 115,000, frente a 100,000, y formalizó el compromiso de $2.2 millones del organizador del festival con las Escuelas Públicas de Chicago para la educación artística. C3 también aportará dinero para renovaciones de las canchas de tenis de Grant Park, aunque no parece haber una inversión por parte de la empresa para mejorar la infraestructura de Grant Park, como esperaba al menos un concejal.

El festival seguirá celebrándose el último fin de semana de julio o el primer fin de semana de agosto.

“Lollapalooza no solo es un motor económico importante para nuestra ciudad, sino un festival de verano verdaderamente icónico de Chicago”, dijo Lightfoot en un comunicado. “Estoy encantada de llegar a este acuerdo que garantizará que Lollapalooza esté aquí para quedarse durante la próxima década, brindando música, cultura y alegría tanto a los residentes como a los turistas en los años venideros”.

El líder de Jane’s Addiction, Perry Farrell, cofundador y coproductor del festival, dijo en una entrevista el jueves que se había llegado a otro acuerdo de una década. En ese momento, los representantes de C3 respondieron a la afirmación y dijeron que las negociaciones aún estaban en curso.

El acuerdo actual entre el distrito de parques y C3 Presents se firmó en 2012 y expiró después del festival del año pasado. Las fiestas optaron por una extensión de un año, y desde entonces los funcionarios del festival han estado haciendo inversiones más permanentes en la ciudad que sugirieron que llegaron para quedarse: C3, con sede en Texas, celebró recientemente la iniciativa CPS, que se anunció el año pasado; organizó una feria de trabajo inaugural de Lollapalooza esta primavera y amplió su asociación con la organización sin fines de lucro After School Matters.

Recién salido del anuncio de que Chicago convertiría las calles alrededor de Grant Park en un circuito de NASCAR para un evento televisado de la Cup Series en 2023 y más allá, el anuncio de Lollapalooza de Lightfoot podría ayudar a reforzar la reelección de la alcaldesa después que el centro de Chicago se está recuperando. También aliviaría el golpe de la posible pérdida de los Chicago Bears rumbo a Arlington Heights.

Lollapalooza encontró su hogar en Grant Park en 2005 y se dice que genera millones en impacto económico local e ingresos anuales para el Distrito de Parques. El contrato existente se celebró como una victoria para los contribuyentes, los hoteles, los restaurantes, la comunidad cultural y los parques de Chicago.

Según el contrato actual, los organizadores del festival están obligados a pagar los impuestos sobre las ventas, las bebidas alcohólicas, el arrendamiento y las diversiones. El festival comenzó a pagar el cargo de entretenimiento después de que la Oficina del Inspector General de Chicago señalara que, mientras que otros festivales debían pagar, Lollapalooza estaba exento. En ese momento, en 2011, el festival entregó el 10.25% de sus ganancias a una fundación que recaudó fondos privados para el distrito de parques de Chicago.

El alcalde Rahm Emanuel elevó el impuesto de entretenimiento para grandes actuaciones del 5 % al 9 % como parte de su presupuesto de 2018. El festival también comenzó a pagar el impuesto de entretenimiento del 1.5 % del condado de Cook después de que la junta del condado cerrara una laguna que los eximía en 2012. Una fuente cercana a los organizadores del festival advirtió que cualquier aumento de impuestos adicional se trasladaría a los compradores de boletos.

Históricamente, las negociaciones de Lollapalooza se han llevado a cabo a puerta cerrada. En los días previos al festival de este año, los concejales cuyos distritos incluyen el parque dijeron que se habían quedado fuera de las discusiones en curso. También Friends of the Parks. La prórroga de un año firmada en 2021 se hizo a puerta cerrada, sin debate público ni votación. Ese fue también el caso con la decisión de extender el festival de tres días a cuatro a partir de 2016.

Desde que Lollapalooza regresó en 2021, luego de que el COVID-19 provocara la cancelación del festival presencial en 2020, C3 y la ciudad han sido menos transparentes que en años anteriores sobre la actividad policial y las hospitalizaciones de fanáticos. En años anteriores, los organizadores publicitaban la cantidad de arrestos, citaciones y traslados al hospital diariamente. Este año, como fue el caso en 2021, un funcionario de C3 dijo que compartirán los números totales después de que finalice el evento, siguiendo el ejemplo de la Oficina de Comunicaciones y Manejo de Emergencias de la ciudad.

-Traducción por José Luis Sánchez Pando/TCA

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.