Lluvias monzónicas anegan Pakistán, dejan unos 1.000 muertos

·2  min de lectura
Un aldeano utiliza catres para salvar los artículos que pudo sacar de su casa, afectada por las inundaciones, en Jaffarabad, un distrito de la región suroccidental de Baluchistán, en Pakistán, el 27 de agosto de 2022. (AP Foto/Zahid Hussain) (ASSOCIATED PRESS)

ISLAMABAD (AP) — Las inundaciones repentinas causadas por las fuertes lluvias del monzón en gran parte de Pakistán han causado cerca de 1.000 muertes y miles de heridos y desplazados desde mediados de junio, dijeron las autoridades el sábado.

La nueva cifra oficial de fallecidos se dio a conocer un día después de que el primer ministro, Shahbaz Sharif, pidió ayuda internacional para combatir los daños causados por las letales crecidas en la empobrecida nación islámica.

La temporada del monzón, que comenzó en junio, ha descargado lluvias especialmente intensas sobre Pakistán este año, y los rescatistas han tenido dificultades para evacuar a miles de personas atrapadas en las zonas afectadas. La situación obligó al gobierno a declarar el estado de emergencia.

En la provincia noroccidental de Khyber Pakhtunkhwa, las inundaciones destruyeron las compuertas de un importante sistema de control del agua en el río Swat, lo que provocó inundaciones en los distritos de Charsadda y Nowshera, dijo Sania Safi, una alta funcionaria en Charsadda.

"Nos adelantamos a la situación y advertimos y obligamos a los residentes reticentes a abandonar sus casas por seguridad y a trasladarse a los campamentos establecidos en edificios gubernamentales en lugares seguros", agregó.

Según Safi, se teme que el caudal de los ríos Swat y Kabul aumente aún más, lo que causaría más miseria en una zona donde ya se han perdido vidas y propiedades.

La ministra de Información, Maryam Aurangzeb, dijo que los soldados y las organizaciones de rescate estaban ayudando a la gente a ponerse a salvo en muchos distritos en la región sureña de Sindh, en la noroccidental de Khyber Pakhtunkhwa y en Punjab y Baluchistán, en el este y suroeste del país, respectivamente.

En respuesta al pedido de ayuda internacional de Sharif, Naciones Unidas planeaba lanzar un llamado urgente para recaudar 160 millones de dólares en donaciones, según el vocero del Ministerio de Exteriores, Asim Iftikhar. En su conferencia de prensa semanal el viernes, apuntó que la campaña se lanzará el 30 de agosto.

En su ultimo reporte, la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres reportó el deceso de 45 personas en incidentes relacionados con las inundaciones entre el viernes y el sábado. Esto elevó la cifra total de víctimas mortales a 982 desde mediados de junio, con 1.456 heridos.

Se espera que las lluvias del monzón continúen esta semana, principalmente en el sur y el suroeste del país. En Pakistán, la temporada suele durar de julio a mediados de septiembre.

Los intensos aguaceros y las consiguientes inundaciones repentinas han dañado puentes y la red de carreteras en todo el país, alterando el suministro de frutas y verduras, que han subido de precio.

___

Los reporteros de The Associated Press Riaz Khan en Peshawar, Abdul Sattar en Quetta y Asim Tanveer en Multan, Pakistán, contribuyeron a este despacho.