Lluvia de cohetes rusos sobre Járkov deja al menos 20 muertos

·4  min de lectura
Bombardeo en Járkov

Por Pavel Polityuk y Vitalii Hnidyi

KIEV/JÁRKOV, 22 jun (Reuters) - Las fuerzas rusas bombardearon con cohetes la segunda ciudad más grande de Ucrania, Járkov, y el campo circundante, matando al menos a 20 personas, en lo que Kiev calificó como un intento de obligarle a retirar recursos del campo de batalla principal para proteger a los civiles de los ataques.

En el interior de Rusia, un incendio arrasó una refinería de petróleo situada a sólo 8 kilómetros de la frontera ucraniana, en lo que fue descrito desde la compañía como un ataque transfronterizo ejecutado con dos drones.

En la principal ciudad en el frente de batalla, Severodonetsk, donde Rusia afirma tener rodeadas a las fuerzas ucranianas desde la semana pasada, escenas filmadas por un periodista independiente dejaron claro que la batalla no ha terminado, ya que las tropas ucranianas pudieron reabastecer a su guarnición cruzando un río en balsas inflables.

Los ataques rusos del martes y miércoles sobre Járkov fueron los peores desde hace semanas en la zona, donde la vida normal había vuelto desde que Ucrania hizo retroceder a las fuerzas rusas en una gran contraofensiva el mes pasado.

"Fue un bombardeo de las tropas rusas. Probablemente fueron múltiples lanzacohetes. Y es el impacto de los misiles, es todo el impacto de los misiles", dijo a Reuters el fiscal de Járkov, Mikhailo Martosh, entre las ruinas de las casas de campo golpeadas en una zona rural a las afueras de la ciudad.

Los trabajadores médicos sacaron el cuerpo de una anciana de los escombros de un garaje incendiado y lo llevaron a una furgoneta cercana.

"Tenía 85 años. Una niña de la guerra (la Segunda Guerra Mundial). Sobrevivió a una guerra, pero no sobrevivió a esta", dijo su nieto Mykyta. "No hay ningún lugar al que huir. Mi abuela no quería ir a ningún sitio".

Las autoridades ucranianas dijeron que 15 personas murieron y 16 resultaron heridas el martes en la región de Járkov, mientras que el gobernador regional, Oleh Sinegubov, describió incidentes de bombardeo en la mañana del miércoles que habían matado al menos a otras cinco.

"Las fuerzas rusas están atacando la ciudad de Járkov de la misma manera que antes atacaban Mariúpol, con el objetivo de aterrorizar a la población", dijo el asesor presidencial ucraniano Oleksiy Arestovych en una declaración por video.

"Y si siguen haciéndolo tendremos que reaccionar, y esa es una manera de hacer que movamos nuestra artillería", dijo. "La idea es crear un gran problema para distraernos y obligarnos a desviar las tropas. Creo que habrá una escalada".

El principal campo de batalla se encuentra ahora al sur de Járkov, en la región del Dombás, que Moscú ha estado tratando de tomar en nombre de sus aliados separatistas, con los peores combates concentrados en la devastada ciudad de Severodonetsk.

Las fuerzas rusas han avanzado lentamente utilizando una artillería abrumadora en algunos de los combates terrestres más intensos en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

Moscú afirma que las fuerzas ucranianas en Severodonetsk están atrapadas y les ordenó rendirse o morir la semana pasada, tras la destrucción del último puente sobre el río Síverski Donets.

No obstante, Oleksandr Ratushniak, un fotógrafo independiente que llegó a Severodonetsk con las fuerzas ucranianas en los últimos días, filmó a los refuerzos cruzando en una balsa inflable.

Dentro de las ruinas de la zona industrial del frente, las tropas ucranianas disparaban desde el cañón principal de un tanque. Fumaban cigarrillos mientras se escondían de la artillería rusa que estallaba en el exterior. Un perro salchicha abandonado al que las tropas apodaron "Bullet" correteaba con ellos entre los escombros.

Un día normal de trabajo, según un soldado: "Para nosotros, esto es como sacar papas".

"DÍA DEL RECUERDO"

El miércoles se celebró tanto en Rusia como en Ucrania el "Día del Recuerdo y el Dolor", aniversario del día en que la Alemania de Hitler atacó a la Unión Soviética. El presidente ruso, Vladimir Putin, depositó flores en una llama conmemorativa de los caídos.

La Segunda Guerra Mundial, en la que murieron 27 millones de ciudadanos soviéticos, ocupa un lugar destacado en los comentarios rusos sobre la invasión de Ucrania, que Putin califica de "operación especial" para acabar con los "nazis". Kiev y Occidente lo califican de justificación infundada para una guerra que pretende acabar con la identidad de Ucrania como nación independiente.

"Los psiquiatras del futuro examinarán cómo después de construir el culto a la Segunda Guerra Mundial durante años, Rusia comenzó a recrear páginas sangrientas de la historia y de los nazis a cada paso", tuiteó el asesor presidencial ucraniano Mykhailo Podolyak.

Moscú reiteró el miércoles sus amenazas de tomar represalias no especificadas por la decisión de Lituania de bloquear los envíos ferroviarios de algunas mercancías al enclave ruso de Kaliningrado, en el mar Báltico. Lituania afirma que está obligada a bloquear los envíos en virtud de las sanciones de la Unión Europea que entraron en vigor el sábado.

(Reporte de Vitalii Hnidyi en Járkov, Pavel Polityuk en Kiev y oficinas de Reuters; escrito por Peter Graff; editado en español por Carlos Serrano)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.