Un libro explora los "puentes" interculturales abiertos por hispanos en Japón

Agencia EFE

Tokio, 22 ene (EFE).- La escritora mexicana Araceli Tinajero reivindica en su libro "Historia cultural de los hispanohablantes en Japón" el papel de los intelectuales inmigrantes provenientes de Latinoamérica y España como "puente" para un diálogo intercultural con Japón.

"Sin ellos, estos puentes estarían completamente cerrados, no habría puentes. Se ocupan de las traducciones, escriben aquí y en el extranjero. Ellos realmente abren los horizontes de diálogo", defendió Tinajero en declaraciones a Efe este martes, tras la presentación de su obra en el Instituto Cervantes de Tokio.

Esta académica mexicana señaló que la vasta investigación llevada a cabo para el libro le hizo descubrir la gran cantidad de radios improvisadas, pequeñas revistas gratuitas y literatura realizada por inmigrantes hispanos en Japón para crear una comunidad intelectual y cultural.

"No había un libro que empezara a hablar sobre ellos. Una vez sale un libro, la gente empieza a enterarse y crear artículos, nuevos libros, etcétera. Me pareció muy importante hablar de intelectuales porque nadie los había concebido como tales, como un grupo de intelectuales que están en el mismo país y escriben en la misma lengua", indicó Tinajero.

Para la presentación de esta obra, Tinajero contó con la presencia de varios de los propios protagonistas de su libro, como la catedrática española Motserrat Sanz Yagüe o el periodista colombiano Gonzalo Robledo, y de hispanistas japoneses, como los investigadores y profesores de español japoneses Shigeko Mato y Akira Watanabe.

"Este libro ha dignificado nuestra labor en Japón y le ha dado una trascendencia de la que nosotros no éramos conscientes", agradeció Sanz Yagüe, directora del Departamento de Estudios Hispánicos en la Universidad de Estudios Extranjeros de Kobe, que incidió en su intervención en la influencia de los hispanohablantes para que "Japón se comprenda fuera de Japón".

Sanz Yagüe hizo referencia a dos factores que tienen en común estos intelectuales: el profundo respeto y la búsqueda de integración en la cultura japonesa y, al mismo tiempo, el intento de contribuir cada uno "de la mejor manera que han podido".

La hispanista japonesa Shigeko Mato destacó que en las últimas tres décadas, cuando se produjeron las principales oleadas de inmigración latinoamericana a Japón, el país nipón se ha convertido en una nación más diversa y abierta.

Por su parte, el periodista colombiano Gonzalo Robledo -residente en Tokio desde 1981- manifestó que el libro de Tinajero confirma que la identidad de los hispanohablantes en Japón está "muy consolidada" y enfatizó la importancia de los medios de comunicación de la comunidad latina en el país nipón, como "Mercado Latino" o "International Press", para ello.

"Yo estaba empeñado en hacer reír a mis compañeros de trabajo japoneses en las reuniones. Fue un fracaso estrepitoso. Se trata de entender eso y no querer ser demasiado innovador. Tenemos que leer mucho, ver cómo funciona esto y, sobre eso, trabajar para llevar a cabo nuestros negocios o nuestra labor", expresó Robledo como consejo de futuro para los nuevos inmigrantes de habla hispana que lleguen al Japón.

(c) Agencia EFE