Hacia la libertad: lágrimas y felicidad para despedir a dos chimpancés del Ecoparque que viajaron a un santuario inglés

·2  min de lectura
El traslado de los chimpancés al Centro de Rescate de Primates Monkey World, en Longthorns, Warehamen, Reino Unido
El traslado de los chimpancés al Centro de Rescate de Primates Monkey World, en Longthorns, Warehamen, Reino Unido

La chimpancé Sasha y su hijo Kangoo, del Ecoparque porteño, ya están en un santuario del sur de Inglaterra. Llegaron “en perfectas condiciones de salud”, según se informó, tras una despedida en la que los cuidadores no pudieron contener las lágrimas.

“Mil gracias por tanto amor”: tras el trasplante de corazón, Isidro, de cuatro años, recibió el alta médica

La Secretaría de Ambiente y el Ecoparque de la ciudad comunicaron hoy que los chimpancés, de 24 y 15 años, que se encuentran en el Centro de Rescate de Primates Monkey World, en Longthorns, Warehamen, Reino Unido. El viaje tuvo un primer tramo aéreo desde Buenos Aires hasta Londres y, de ahí, la segunda etapa cubrió por vía terrestre los 180 kilómetros de distancia desde la capital inglesa.

“Con este traslado llegamos a 927 animales derivados desde 2016. Es un gran desafío y nos llena de emoción. Con cada acción estamos más cerca del nuevo rol que tiene el Ecoparque, con el foco puesto en generar educación ambiental, desarrollar programas de conservación de especies, y asegurarle a los animales un mejor bienestar”, señaló a través de un comunicado Inés Gorbea, secretaria de Ambiente porteña.

Durante el viaje, personal técnico del Ecoparque y el santuario monitoreó el estado de salud de madre e hijo, les dieron agua y comida. Según se indicó, la preparación para el traslado permitió prescindir del uso de sedantes en los animales.

“Es la primera vez que Sasha y Kangoo salen del Ecoparque ya que nacieron en el antiguo zoológico de Buenos Aires donde permanecieron hasta su traslado”, indicaron desde la ciudad.

Los chimpancés, en el santuario
Los chimpancés, en el santuario

Ya está programado que los nuevos residentes del santuario británico empezarán con los ejercicios de adaptación al nuevo hogar de manera progresiva, con la interacción con otros chimpancés, luego de las primeras presentaciones en el lugar que “fueron muy positivas”, según se aclaró. En el centro de rescate de Longthorns habitan más de 200 individuos de más de 20 especies de primates.

“Esperamos que el proceso sea corto”, dijo Federico Iglesias, subsecretario a cargo del Ecoparque. “Empieza una nueva vida para ellos rodeados de otros individuos de su misma especie, algo necesario para ellos que en el parque no se lo podíamos dar”, agregó el funcionario.