Las leyendas más terroríficas de Baja California

·4  min de lectura
Las leyendas más terroríficas de Baja California
Las leyendas más terroríficas de Baja California

Baja California es conocido por ser un estado con clima desértico y también por su cercanía con la frontera con Estados Unidos, sin embargo, lo que más resalta son ciertas historias y leyendas de terror que han convertido a Baja California en una atracción turística espeluznante. A continuación leerás acerca de tres leyendas que cambiarán tu perspectiva de la región.
La Chica que bailó con el Diablo
Esta es la historia más popular de la región ya que trata sobre una dama llamada Tania que se escapó de su casa conservadora para salir a bailar y divertirse un rato, en este tiempo las discotecas se estaban poniendo de moda en Tijuana. Se dice que comentó “Lo estoy pasando tan bien que hasta bailaría con el mismo diablo”.
En ese momento entró un muchacho guapo y de buen ver y en pocos minutos el hombre se acercó a Tania, le invitó unos cuantos tragos y comenzaron a platicar muy entretenidamente. El misterioso hombre la tomó de la mano y la llevó justo al centro de la pista de baile. Mientras ellos bailaban los espectadores veían como los pies del hombre exhibía humo y poco después comenzaron a levitar.
Melissa Zamudio via instagram @mely.zam
El hombre comenzó a transformarse en una figura demoníaca, sus pies se convertían en pezuñas y le salían cuernos de la cabeza. El sitio comenzó a incendiarse causando una evacuación instantánea de los clientes, pero Tania nunca salió y se le declaró desaparecida. Los testigos aseguran que el hombre era el mismo diablo.
La Leyenda de la Rumorosa
Eva era una enfermera con trabajo en un hospital que se dedicaba a ayudar a toda aquella persona que lo necesitara. Un día una mujer le pidió a Eva revisar a su marido que estaba muy enfermo así que le dio la dirección de su casa para poder darle una visita. Esta mujer vivía muy cerca de la rumorosa, algo lejos de la casa de Eva pero aún así no le rechazó la petición.
Después de salir de trabajar una noche, Eva partió hacia la rumorosa donde la pobre quedaría confundida y perdió el sentido de orientación, ya que mientras más pasaba el tiempo más oscuro se hacía y los carros pasaban con alta velocidad. El miedo y la desesperación tomaron control de Eva hasta el punto de alucinar animales endemoniados en las piedras del camino, que gritaban su nombre.

Esto causó que la enfermera se fuera corriendo pero sin poder ver por donde corría se tropezó y se dio un golpe en la cabeza cayendo a un barranco. Su familia y sus amigos la buscaron por días pero nunca la encontraron y desde ese entonces se puede aparecer a mitad de la carretera su fantasma en vestido blanco, pidiendo que la lleven. Según la leyenda, su aparición ha causado accidentes y choques generando aún más pérdidas de vida, otras personas aseguran que si logran pasar ese tramo de la carretera, pueden encontrar a Eva en su asiento pasajero sentada en completo silencio.
El Gato Negro
Esta leyenda tiene origen en una ciudad de Ensenada en donde vivía una joven que tenía mucho amor y cariño por los animales tanto que adoptaba a todos los gatos que encontraban solos en la calle. Una noche, antes de irse a dormir, escuchó unos golpes fuertes en su ventana y para su sorpresa era un gato completamente negro con ojos enormes color amarillo.
Como la muchacha tenía la costumbre de ayudar a los gatos necesitados lo dejaría entrar y este gato dormiría en su cama con ella pero tendría un comportamiento muy extraño. Este gato seguiría a la joven a todas partes pero lentamente se irían de la casa las otras mascotas. Un día el gato negro se enfureció porque ella le estaba dando cariño a otro, este daría un gruñido tan fuerte que pareciera un grito humano, después el felino negro mató al animal.

La joven empezó a llorar y decidió sacar al gato negro de su casa, este intentaría regresar todas las noches pero nunca se le permitiría la entrada hasta que un día la joven lo encontró en su casa pero lucía distinto, estaba mucho más grande con una mirada endemoniada. El gato procede a atacar a la joven arañándola brutalmente al igual que asfixiándola con su cola gigantesca... hasta matarla. El gato negro saldría corriendo, perdiéndose en la noche.
Se cuenta que los otros gatos que solían vivir ahí regresarán para encontrar a su dueña muerta y al maullar, la gente se asomó, viendo a la muerta tirada sobre el piso. Algunos vecinos dicen que este endemoniado gato negro era el diablo, otros que se trataba de un espíritu que buscaba venganza. Pero aún puede verse saltando los tejados por las noches, aullando fuertemente y buscando otra casa para vivir.

VIDEO RELACIONADO: Cowboy Bebop | Avance oficial «La sesión perdida» | Netflix

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.