Letra del Año para Miami pronostica evolución, riqueza y también responsabilidad en el 2022

·6  min de lectura
Facebook

La Letra del Año 2022 elaborada en Miami indica que lo peor ha quedado atrás. El mensaje de los babalawos y líderes de religiones afrocubanas que se reúnen el 31 de diciembre en una casa de Miami para interpretar los aspectos que más impactarán la vida de quienes residen en Estados Unidos indica que el 2022 no estará carente de retos, pero será más positivo que lo que se ha enfrentado desde la llegada de la pandemia.

Si la Letra del año 2021 de Miami pronosticó “conflicto, muertes y adversidades”, la del 2022 viene acompañada de palabras de optimismo como “evolución, desenvolvimiento firme y riqueza”, que llegará de la mano de Olofin, suprema deidad de la religión afrocubana.

Aunque hay que destacar que riqueza en este caso no significa solamente bienes materiales, sino que también es importante reflexionar sobre el respeto a los mayores, uno de los aspectos en que más se hace hincapié derivado de la lectura del signo regente este año, Irete Untelu.

“Vamos a tener todas las de ganar porque tenemos las condiciones creadas, pero tenemos que poner de nuestra parte”, dijo Javier Aguilar, portavoz de la Comisión de la Letra del Año para Miami y Estados Unidos, indicando la importancia de la “responsabilidad individual”.

“Olofin dice textualmente: ‘Mientras pongas de tu parte, te proveeré de un razonamiento lógico para que puedas encontrar un bienestar emocional’ “, dijo Aguilar.

Predicciones de los babalawos cubanos

Las predicciones de los babalawos se hacen siguiendo el sistema de adivinación Ifá, un método de predicción ancestral, considerado patrimonio cultural inmaterial de la humanidad, que se practica en las comunidades yorubas de África y en su diáspora en América y el Caribe.

El sistema de adivinación Ifá se apoya en la interpretación por los sacerdotes de la lectura de 16 semillas de la palma Kola, que indican cuál es el signo y la divinidad regente para el 2022, y los aspectos fundamentales que influirán en la vida de las personas.

En el 2020, la Comisión de la Letra del Año señaló que el signo regente era Ogbe Roso y predijo entonces la amenaza de una “pandemia” y una enfermedad que sería un reto para la ciencia y que afectaría las vías respiratorias, como se manifestó en un principio el COVID-19.

En el 2022 Ogbe Roso sigue acompañando al signo regente Irete Untelu, y la mezcla de ellos significa que seguirán presentes muchos retos derivados de la pandemia, pero también muchas enseñanzas como la importancia del cuidado a los mayores, un tema que a su vez la Comisión de la Letra del Año de Miami viene recalcando hace varios años.

La Letra del Año para Estados Unidos es diferente a la Letra del Año de Cuba, porque las condiciones de los países cambian, y por lo tanto, también el signo regente, según han explicado los líderes religiosos. Ambas Letras son muy esperadas por la población en general, que las toma como una guía para saber qué esperar del futuro inmediato.

En el 2022 los babalawos de Cuba pronostican más muerte, enfermedad, escasez y “complots en los que varias personas se unen para perjudicar a otras”.

Signo regente para Estados Unidos: Irete Untelu

Este signo habla de un proceso de justicia, que no está vinculado con un problema legal sino con la figura que establece el orden, que tiene madurez, que ve las cosas desde otro punto de vista, explica Aguilar.

“Es una figura que está fiscalizando tus acciones. Si no le haces casos, pierdes la posibilidad de mejorar tu conducta”, señaló Aguilar, quien a su vez apuntó que las figuras políticas que emprenderán cambios sociales este año son mayores de 60 años.

Esta observación aplica también para Cuba, dijo Aguilar, indicando que el “Mesías que puede cambiar las cosas en Cuba también es una persona mayor”.

“Las Letras por todos lados nos dicen que necesitamos unificar al colectivo sobre la base de una cabeza mayor, de una persona que nos ayude a entender las cosas”, afirma Aguilar.

El signo regente de Irete Untelu también alerta de posibles inundaciones y movimientos de olas como mar de leva y mar de fondo, dijo la Letra del Año 2022 de Miami.

Hay peligro de posibles enfermedades estomacales ocasionadas por el arroz. El signo exhorta a tener cuidado con la comida que se consume y a seguir un estilo de alimentación saludable.

Entre los consejos sociales que se derivan del signo regente mencionaron la necesidad de evitar enfrentamientos entre parejas. Tanto el hombre como la mujer deben mantener el respeto mutuo para evitar conflictos que puedan derivar en violencia doméstica, alerta la Letra del Año de Miami.

Esta indica además atender al cuidado de los hijos, sobre todo a las adolescentes, para evitar abusos sexuales.

“Esto está vinculado al tema de la convivencia”, dijo Aguilar, apuntando una vez más los retos que aun impone la pandemia “Hay que proteger a las jóvenes de otros familiares”.

Divinidad regente: Eleguá

Este es el orisha que abre y cierra los caminos y también es mensajero de Olofin.

“El nos va proporcionar la vía para encontrarnos con alguien que nos va a dar un buen consejo, que nos va dar la posibilidad de lograr lo que realmente necesitamos”, apuntó Aguilar, indicando que como dueño de los caminos, Eleguá puede quitar los escollos, lo que interpreta como más posibilidades de encontrar soluciones para la enfermedad.

También vamos a estar más preparados para lidiar con los retos, como el desabastecimiento de alimentos y artículos fundamentales.

“Este ifá dice que vas a aprender a vivir con situaciones difíciles, siempre que seas capaz de manejar el comportamiento, la ira, la frustración”, dice Aguilar, señalando uno de los consejos que se derivan de la Letra del Año: tratar de ser “tolerantes”.

Orisha acompañante: Oshún

Oshún, también llamada la “Diosa de los ríos”, representa la intensidad de los sentimientos y la espiritualidad, la sensualidad, la delicadeza y la feminidad. Como deidad acompañante este año se manifiesta su carácter bondadoso.

“Si lo interpretamos desde el punto de vista de los procesos sociales, Oshún nos ayudará a proveer los alimentos”, ejemplifica Aguilar, indicando que este año “Oshún nos está pidiendo que ahorremos el agua dulce, que evitemos la contaminación”.

A su vez, Oshún será la abogada en los “procesos de justicia” para establecer orden, mientras que Obatalá –la divinidad regente este año según la Letra del Año elaborada en Cuba–, será el fiscal, señaló Aguilar.

“Obatalá se debe mencionar en la Letra de Estados Unidos porque es el fiscal, y va a estar juzgando la conducta”, dijo Aguilar.

La Letra del Año de Miami concluye que el 2022 será un año de cambios favorables y que estos se manifestarán principalmente después de los tres primeros meses, que se producirá un renacer social.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.