La lenta campaña de vacunación en Nueva Zelanda golpea la imagen de Jacinda Ardern

·3  min de lectura
La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, fue muy elogiada por su manejo de la pandemia
La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, fue muy elogiada por su manejo de la pandemia

AUCKLAND.- Elogiada en todo el mundo por ser la líder del país que mejor enfrentó al coronavirus desde que se desató la pandemia el año pasado, la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, está perdiendo su encanto. Recientes encuestas arrojaron que la aprobación de su partido se desplomó 9,7%, el número más bajo desde las históricas elecciones que lo aferraron al Parlamento, afectado por la lenta campaña de vacunación.

Solo un 4,4% de los chicos y adolescentes sufre Covid de larga duración

Una nueva encuesta publicada esta semana por el sitio Newshub/Reid Research ubicó al Partido Laborista en un 43% de aprobación, un valor que impediría al partido gobernar por sí solo como venía haciendo hasta ahora gracias a su amplia mayoría que mantuvo desde las últimas elecciones.

Según la información de la encuesta, los laboristas aún mantienen la delantera de las encuestas con 56 escaños a pesar de haber perdido 9, pero su posición ya no sería tan cómoda y esta respuesta “representa un par de importantes puntos de inflexión políticos”, dice el medio neocelandés.

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, asiste a la ceremonia de juramentación de su gabinete en la Casa de Gobierno, hoy en Wellington
La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, asiste a la ceremonia de juramentación de su gabinete en la Casa de Gobierno, hoy en Wellington


La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, asiste a la ceremonia de juramentación de su gabinete en la Casa de Gobierno, en Wellington

En tanto, ante la pregunta de quién es su líder preferido para gobernar como primer ministro, un 45,5% sigue confiando en Ardern, aunque experimentó un descenso de 2,6% en su popularidad en comparación con la investigación anterior.

Ardern no cree que su gobierno se haya vuelto arrogante: “No, en absoluto. Ya sabes, para mí se trata de escuchar”, respondió a Newshub. “Hay cosas que podemos hacer para aliviar la presión que sienten los diferentes sectores”.

La OMS pide una moratoria de las dosis de refuerzo hasta finales de septiembre

Judith Collins, la líder del Partido Nacional neocelandés, aumentó ese exacto 2,6% que bajó Ardern y obtuvo un 8,2% de popularidad, muy por detrás de la mandataria. Su bloque aumentó un 1,7% y se posicionó sobre el 28,7% de intención de voto.

En tanto, David Seymour, la cabeza del partido de derecha Asociación de Consumidores y Contribuyentes ACT (por sus siglas en inglés), aumentó su aprobación en un 3% logrando un total de 8,6%, mientras que su partido pegó un salto del 4,2%, registrando un 11,1% total.

Vacunación

La publicación de la encuesta llega cuando Nueva Zelanda se consagra como el país con el lanzamiento de la campaña de vacunación más lento entre los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El primer ministro australiano Scott Morrison con la primera ministra neozelandesa  Jacinda Ardern en Queenstown, Nueva Zelanda
El primer ministro australiano Scott Morrison con la primera ministra neozelandesa Jacinda Ardern en Queenstown, Nueva Zelanda


El primer ministro australiano Scott Morrison con la primera ministra neozelandesa Jacinda Ardern en Queenstown, Nueva Zelanda

Australia, que permanecía detrás de este país en la inmunización, superó a Nueva Zelanda en los últimos días, impulsada por rebrotes. Hasta ahora, el 16% de los neozelandeses está completamente vacunado y cerca del 10% recibió una dosis, según Our World in Data.

Mientras, la nación gobernada por Scott Morrison inoculó con ambas partes al 16% de la población y con la primera dosis al 17,80% de los australianos.

Crisis en Nicaragua: Lula da Silva le advirtió a Daniel Ortega que “no abandone la democracia” y Alberto Fernández lo retuiteó

“Solo hay un problema en el país y ese es el virus o la ausencia del virus, y su ausencia está relacionada con la velocidad y la profundidad del plan de vacunación”, dijo el analista político y escritor de política maorí Morgan Godfery al medio británico The Guardian.

Creo que es obvio que algunas personas están descontentas con la campaña de vacunación, que no logró alcanzar la velocidad máxima”, añadió Godfery. “La gente está muy comprometida con eso y ha habido cosas en el último mes más o menos que criticar... Pero al mismo tiempo, creo que la mayoría de la gente entiende que la implementación llevará tiempo y nunca ha estado en riesgo de estancarse”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.