LeBron viene a Miami. El Heat recibiendo a los Lakers siempre tiene un sabor especial

·3  min de lectura
John Raoux/AP

El juego de este domingo 23 de enero (6 p.m. TV BSUN y Radio Mambi) es uno de los que el Heat tiene circulado en el calendario y no porque venga LeBron James, que también, sino porque todavía suenan los equipos de las Finales del 2020 ganada 4-2 por los Lakers.

“Pienso mucho en eso”, dijo el entrenador del Heat, Erik Spoelstra, al Miami Herald. “Probablemente haya aumentado porque estuvimos [en la burbuja] 100 días. Siempre tienes todo invertido en ello. Pero fue muy singular, debido a las circunstancias y la camaradería y la inversión emocional tan alta”.

Con este encuentro ante el quinteto de los Ángeles, el equipo de Miami inicia otra estancia de cuatro juegos en el FTX Arena espera aprovecharla para subirse definitivamente en la cima de la Conferencia Este.

El Heat (29-17) cayó al tercer lugar, por detrás de los Bulls y los Nets, tras la derrota 110-108 de este viernes en Atlanta, en un partido en el que estuvo a punto de remontar en el último cuarto.

Tyler Herro (protocolos) y Kyle Lowry (personal) se perdieron su tercer juego consecutivo y PJ Tucker tuvo que salir por molestias en la rodilla izquierda. Los tres están en duda para el juego de este domingo.

“P. J. quería jugar tras salir en el medio tiempo”, comentó Spoelstra. “Simplemente le dijimos que teníamos que pensar en el panorama general. La irritación de la rodilla la tenía un poco rígida”.

Los Lakers llegan a Miami con un balance de 23-23 en el 7mo puesto en el Oeste tras ganar solo dos de los últimos ocho juegos, pero para LeBron y compañía el encuentro en Miami también es muy especial.

No estará Anthony Davis, quien se recupera de una torcedura en el ligamento cruzado, pero sí estarán James y Russell Westbrook, además de los exjugadores del Heat Trevor Ariza, Avery Bradley y Wayne Ellington.

Seguramente se verá otro bonito duelo entre LeBron y Jimmy Butler, pero no será el único y se espera un más que atractivo juego de basquetbol en Miami, más que una repetición de las Finales del 2020.

“Creo que cada vez que tienes la oportunidad de competir al más alto nivel y competir en la ronda final, puedes ver cuán grande es la competencia y cuánto se requiere para poder llegar a la cima”, indicó Spo. “Estoy realmente agradecido de que hayamos tenido esa experiencia”.

Los Lakers más que un gran equipo tiene una mezcla explosiva con Davis, Westbrook, Carmelo Anthony, Dwight Howard o el propio LeBron, grandes jugadores con muchas temporadas en las costillas y sobre todo mucho ego. Una mezcla que a veces funciona y otras no.

El que realmente puede marcar la diferencia es Bam Adebayo en su duelo con Howard y tal vez Duncan Robinson aproveche para reivindicar y demostrar que lo ocurrido al final del juego contra los Hawks no fue casualidad y que definitivamente ha vuelto.

El equipo de Miami no puede confiarse y jugar su mejor basquetbol. Con un triunfo daría un golpe sobre la mesa.

Ya lo de LeBron está olvidado, pero ganarle siempre tiene lo suyo. El Heat recibiendo a los Lakers siempre tiene un sabor especial.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.