LeBron James se quedó con el récord de Kobe Bryant, pero los Lakers chocaron contra Harden y Mills

·6  min de lectura
LeBron James pelea entre DeAndre' Bembry y Bruce Brown; la estrella de los Lakers, cerca de los 37 años, carga solo con los Lakers
Ashley Landis

La Navidad también le dejó un sabor amargo de boca a LeBron James. Aunque el juego entregó para él un nuevo capítulo histórico en la NBA, porque superó un récord de Kobe Bryant. Pero para Los Angeles Lakers no hubo regalos en el arbolito. La velada especial ante los Nets resultó otro golpe: derrota en casa por 122 a 115 ante un equipo de Brooklyn que no tuvo a Kevin Durant y que todavía no tienen a Kyrie Irving. Pero al que además le faltaron otros siete jugadores por lesiones y protocolos de salud. Quinta caída consecutiva para un equipo que se armó con demasiadas figuras, pero muy veteranas. Una apuesta de riesgo que por el momento naufraga y podría culminar con intentos de intercambios entre tanto personal que no funciona.

El problema no es un partido, sino la sucesión de imágenes que quedan expuestas cada noche y hablan de un grupo a la deriva. Podría tomarse alguna del juego de Navidad, pero mejor referenciarlo en algo más emblemático. Pasó hace tres días, en la caída ante San Antonio Spurs. Si bien los Lakers ya perdían por 16 puntos (111-117), todavía quedaban casi 8 minutos en el reloj. Tiempo como para no pensar en bajar los brazos. Tras recuperar un rebote, LeBron James corrió rápido a la ofensiva y le lanzaron un pase largo. Pero Wayne Ellington, Talen Horton-Tucker, Isaiah Thomas y DeAndre Jordan se quedaron en su campo. James picó la pelota frente a todo el equipo de San Antonio. Espero que sus compañeros llegaran... pero ninguno cruzó la mitad de la cancha. Hastiado por la mala actitud del equipo, LeBron tiró un triple desde la esquina. El final fue bochornoso: 138-110, como locales. Una paliza. El video se hizo viral rápidamente. Nada mejor para explicar la soledad del líder de este equipo.

LeBron contra todos: la jugada que se volvió viral

Lo que agrava todo es que para muchos, los Lakers parecen haber tenido hasta aquí uno de los calendarios más sencillos de la NBA. Pero tienen un registro de 16 victorias y 18 derrotas. Están séptimos en el Oeste, en zona de play-in y con el ánimo por el piso.

Porque además, también estuvo afectado por el brote por Covid-19 como todos los equipos de la NBA, y el principal ladero de LeBron, Anthony Davis, está jugando una temporada para el olvido (y se perdió los dos últimos juegos por protocolos de seguridad de salud).

Lo de Davis es preocupante. Sus números mejoraron un poco (23,3 puntos por partido), pero aún sigue lejos de los 26,1 de la temporada de la burbuja, la que les permitió ganar el anillo. Y más allá de sus estadísticas, es su actitud corporal la que delata un esquema agotado. Parece desconectado del equipo .

Anthony Davis, sin jugar en la noche de Navidad, con el asistente David Fizdale, que reemplazó a Frank Vogel, que está aislado por el Covid-19
Jayne Kamin-Oncea


Anthony Davis, sin jugar en la noche de Navidad, con el asistente David Fizdale, que reemplazó a Frank Vogel, que está aislado por el Covid-19 (Jayne Kamin-Oncea/)

Si Davis está mal, Russell Westbrook está peor. Sus 19,6 puntos por encuentro son la peor marca en 12 temporadas. Sus porcentajes de tiro siguen siendo pésimos (45% de cancha y 65% en libres) . Pierde casi cinco pelotas por partidos. Sigue siendo individualista y poco inteligente para distribuir el juego. Toma malas decisiones en momentos importantes y nadie sabe cómo hacer que aporte algo positivo para el grupo.

En el juego ante los Nets, desbarrancó. Erró 16 de los 20 tiros que tomó. Y maquilló la planilla con un triple doble para las estadísticas personales (13 puntos, 12 rebotes y 11 asistencias), mientras el equipo se hunde.

Russell Westbrook es uno de los peores jugadores de los Lakers en la temporada
Jayne Kamin-Oncea


Russell Westbrook es uno de los peores jugadores de los Lakers en la temporada (Jayne Kamin-Oncea/)

Del único del que no se puede decir algo malo es LeBron James. Pero es tan poco lo que ofrece el resto que sus actuaciones fantásticas carecen de sentido. Todo quedó tapado por una nueva caída ante James Harden y Patty Mills.

A menos de una semana de cumplir 37 años, LeBron batió el récord de puntos en Navidad: con sus 39 tantos (además agregó 9 rebotes, 7 asistencias y 3 robos), llegó a 422 y supero los 395 que tenía Kobe Bryant .

La baja de Kevin Durant, sobre todo, y la ausencia de Davis le restaron brillo al duelo estelar de la jornada de de la Navidad de la NBA. Pero fue James Harden el que se encargó de darle vuelo, ya que recién salido de los protocolos sanitarios anotó 36 puntos, capturó 10 rebotes y repartió 10 asistencias.

LeBron James rompió el record de Navidad de Kobe Bryant, pero no rescató a los Lakers
Jayne Kamin-Oncea


LeBron James rompió el record de Navidad de Kobe Bryant, pero no rescató a los Lakers (Jayne Kamin-Oncea/)

En soledad está The King tratando de sacar adelante a los Lakers. Mientras él estuvo en la cancha, su equipo ganó por 9 puntos. Pero el resultado final, sigue siendo una derrota. Y todos sus compañeros de titularidad tuvieron marcas negativas mientras estuvieron en la cancha: Russell Westbrook fue el peor, con -23 en 37 minutos. Pero nadie lo ayudó: Horton-Tucker (-15), Howard (-10) y Ellington (-20), dejaron en claro que no están a la altura de un equipo que pretende pelear por un anillo.

Del otro lado, el equipo de Nash mostró todo lo contrario. No sufrió por la ausencia de todo el año de Irving, ni por la baja momentánea de Durant. Harden metió 34 puntos y Patty Mills consiguió 343 con 8 triples (récord en partidos de Navidad). Esos 70 puntos combinados no se veían desde que Charles Barkley y Kevin Johnson lo lograron con Phoenix Suns en 1993.

Carmelo Anthony, a los 37 años, tampoco tiene soluciones para aportarle a los Lakers
Ashley Landis


Carmelo Anthony, a los 37 años, tampoco tiene soluciones para aportarle a los Lakers (Ashley Landis/)

Cuando finalizó el partido, el propio LeBron mandó un mensaje claro en las semanas previas al cierre del mercado invernal: “No soy una persona muy paciente… Pero bueno, estamos sin nuestro entrenador (Vogel no dirigió por estar aisaldo con Covid), con jugadores de baja o que acaban de volver… Trato de mantenerme estable. La realidad es que nadie va a sentir pena por nosotros”.

LeBron trata de mantenerse positivo. Pero sabe que algo tendrá que hacer para enderezar este equipo al a deriva. Y en medio de un contexto tan desfavorable, los intercambios están a la vuelta de la esquina. Manotazos desesperados en medio de una marea brava. El panorama es tan malo que es difícil creer que una transformación ahora puede reconstruir al equipo para los playoffs. El único que puede hacer algo es James. Pero necesitará alguien que lo ayude. Hoy, no lo tiene.

Curry a un paso de los 3000

En un duelo entre los dos mejores equipos de la Conferencia del Oeste de la NBA, Stephen Curry se quedó a un triple de convertirse en el primer jugador en convertir 3000 desde la línea de tres puntos y Phoenix Suns cayó por 107-116 ante Golden State Warriors, que dominan nuevamente en la NBA.

Curry anotó cinco de los 16 que intentó desde los tres puntos y concluyó su actuación con 2.999 triples encestados en su carrera, los cuales contribuyeron a que lograra 33 puntos. Los Warriors contaron con 19 puntos de Otto Porter Jr., para ganar el partido y colocar su registro en 27 victorias y 6 derrotas.

Phoenix, tuvo a Chris Paul como máximo anotador con anotó 21 puntos, repartió ocho asistencias y recuperó seis rebotes. También aportaron DeAndre Ayton, que cerró con 18 puntos y Devin Booker, finalizó con 13 tantos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.